El Ayuntamiento de Málaga aprueba retirar los honores al ministro franquista Utrera Molina. El PP se abstiene en la votación

Pleno-distinciones-concedidas-Utrera-Molina_EDIIMA20180125_0637_19

El Pleno del ayuntamiento de Málaga aprobó este jueves retirar las distinciones honoríficas al ex ministro franquista José Utrera Molina, con el voto favorable de todos los partidos menos el Partido Popular, que se ha abstenido. Aunque en un principio la retirada se iba a adoptar como moción institucional por unanimidad, el alcalde Francisco de la Torre ya dijo la semana pasada que los honores a Utrera Molina se le concedieron en 1973 por “sus valores, sus cualidades humanas y por su afecto a Málaga y su sensibilidad social”. Hoy, el PP ha defendido que su oposición se basa en que en 2016 ya se retiraron los honores de forma genérica a todos los colaboradores del régimen franquista, y que eso incluye a Utrera Molina.

A petición de la concejala del PP Gema del Corral, la Comisión de la Memoria Histórica debatió a comienzos de la semana pasada la existencia de una demanda de una asociación memorialista en la que se pide al ayuntamiento de Málaga que retire a Utrera Molina, fallecido el pasado abril, las distinciones de Hijo Predilecto y Medalla de la ciudad. Cuando uno de sus hijos se enteró de la noticia escribió una carta muy dura con los concejales, especialmente con De la Torre, recordando que el propio alcalde había distinguido a su padre en 1975, siendo presidente de la Diputación, y también que había estado presente en su entierro. Cuestionado por una periodista, el alcalde dijo comprender “parte” de lo expresado por Utrera-Molina hijo y pidió a la oposición que reconsiderara lo que se había acordado en comisión.

Descartada la vía de la moción institucional por el cambio de postura del PP, el asunto se ha debatido finalmente a propuesta de Málaga para la Gente-IU, cuyo portavoz Eduardo Zorrilla ha pedido la retirada de las distinciones a Utrera Molina (Hijo Predilecto y Medalla de la ciudad) con base en el artículo 15 de la Ley de la Memoria Histórica, que prevé que las administraciones retiren “escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura”. “No pretendemos reabrir heridas. Tiene la finalidad de contribuir a la justicia, la dignificación de la memoria democrática, a la reconciliación y la concordia”, explicó Zorrilla.

Pero el PP y el alcalde no lo ven así. La concejala Del Corral argumentó que en un edicto publicado en el Boletín Oficial de la Provincia en diciembre de 2016 a propósito de la retirada de las distinciones a Franco (acordada en 2007), ya se recoge la anulación de los honores de “todos los que colaboraron” con el régimen. “Eso incluye a todos”, insistió la concejala. Zorrilla rechazó la declaración “genérica” porque, según él, “es necesario una declaración con nombres y apellidos tal y como se dieron esas distinciones”, tesis que compartieron los portavoces de los demás grupos.

De la Torre se ha visto expuesto por este asunto, primero porque la carta del hijo era especialmente dura contra él, y en segundo lugar porque ha tenido que rectificar a su propio grupo frustrando así la unanimidad. Tanto Zorrilla como la portavoz de Málaga Ahora, Ysabel Torralbo, se preguntaron si la postura de De la Torre en este asunto respondía al hecho de que hubiese distinguido a Utrera Molina en el pasado. “No enturbien el trabajo que se viene haciendo desde este ayuntamiento de reconocimiento de la memoria. Pueden dar una imagen de resistencia a cumplir la ley. No es conveniente para su propio interés”, le espetó Zorrilla al alcalde.

De la Torre insistió en su tesis de que las distinciones al exministro franquista y conocido falangista se hicieron por su supuesta aportación al desarrollo de Málaga, hechos que “están en las actas de este Pleno del año 73 (creación de la Residencia de Tercera Edad, ampliación de Carlos Haya, ocho ambulatorios), y es evidente que es por la gratitud de la ciudad de aquel momento a unos hechos concretos que para nada tienen que ver con la exaltación de la Guerra Civil, golpe de Estado o represión”. “Si quieren buscar concordia, los ocho hijos de Utrera Molina ya no digo que les incomode, sino que les hiere el reproche público a una vida que en su sentido de malagueño tuvo interés por Málaga”, continuó el alcalde. “Fueron seis o siete mil familias que salieron de viviendas que eran chabolas a viviendas con cierta dignidad”, agregó después de resaltar los trabajos del ayuntamiento por la “recuperación de la dignidad de las víctimas”.

Zorrilla cerró el debate recordando que tampoco a Franco se le distinguió como alcalde perpetuo por la sublevación, la Guerra Civil o la represión, sino “fundamentada pretendidamente por sus acciones en favor de Málaga”. “Y nosotros le quitamos esta distinción”, dijo Zorrilla. Lo mismo ocurrió este jueves con Utrera Molina, que dejará de ser Hijo Predilecto y Medalla de la Ciudad de Málaga.

(Fuente: el diario.es / Autor: Néstor Cenizo)

Noticia relacionada:

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *