CTA denuncia que en la recogida de la naranja en Córdoba los trabajadores cobran la mitad de quienes lo hacen en el campo

Córdoba CTA

El sindicato CTA (Coordinadora de Trabajadores de Andalucía) ha denunciado que los trabajadores de Fepamic que en estos días proceden a la recogida de la naranja amarga de las calles de la ciudad cobran la mitad de quienes hacen la misma labor en el campo. Mientras estos últimos cobran 48 euros al día, los de Fepamic sólo reciben 26 euros, según el contrato realizado por la empresa municipal Sadeco.

“Si esas son las políticas de izquierdas… que venga Dios y lo vea” (el gobierno local está formado por PSOE e IU). El coordinador del sindicato CTA, Francisco Moro, ha denunciado en la mañana de este miércoles la “precariedad” de la política de “subcontratación” del Ayuntamiento de Córdoba en el Área de Infraestructuras. En rueda de prensa, Moro ha asegurado que un trabajador de la recogida de la naranja en las calles de la ciudad cobra “la mitad” que un jornalero del campo.

Francisco Moro denunció que la adjudicación del contrato de la recogida de la naranja en la ciudad a Fepamic ha llevado a que sus trabajadores cobren la jornada de trabajo a 26 euros mientras que los jornaleros en el campo perciben un salario de 48 euros al día. Según Moro, los trabajadores están percibiendo un suelo bruto de 856 euros todos los meses por jornadas de 40 horas semanales. Trabajan seis horas al día, según ha detallado el sindicalista. “Esa es la política progresista de izquierdas que está haciendo Pedro García”, denunció Moro.

Según Moro, todo se debe a que “una falta de control de la administración” hace que Fepamic no aplique el convenio colectivo del sector sino el XIV Convenio Colectivo de Disminuidos, con unos salarios más bajo, y que según su artículo 14 pueden aplicar las empresas de inserción social, lo que hace que “estés en la actividad que estés te riges por este convenio”.

En una comparecencia pública muy dura, el responsable de CTA acusó al gobierno local de “externalizar” servicios en el área de Infraestructuras. Así, denunció que en el servicio de alumbrado público se tienen que alquilar vehículos para la reparación de farolas, ya que los cuatro que posee Infraestructuras están en mal estado.

El responsable de este sindicato ha criticado que el gobierno municipal “ésta externalizando servicios y mientras Pedro Garcia (IU) se vanagloria de que la izquierda se diferencia de la derecha en que crea 60 de inserción social” para la recogida de la naranja se produce esta discriminación.

De hecho, dijo que tres de los cuatro no están actualmente en servicio, y que el único que funciona “de antes de ayer tiene un parte de incidencias” de que no le funcionan las luces, la calefacción o no se abren puertas. Moro denunció que en los últimos dos presupuestos municipales se reservó una partida para la compra de vehículos que no se han gastado.

“¿Solución? Creamos una empresa de Infraestructuras. Si desde Julio Anguita son estos servicios son prestados por la administración local, ¿cómo se le ocurre crear una empresa de Infraestructuras?”, denunció Moro, en su comparecencia.

Área municipal de infraestructuras

Además de la recogida de la naranja, Francisco Moro ha vuelto a cuestionar el procedimiento que sigue el gobierno municipal para la creación de una empresa para el Área de Infraestructuras. Sobre este asunto, además de ser “una puerta giratoria” para el exconcejal Francisco Tejada, se puede convertir en un medio para la entrada de trabajadores “sin los requisitos de igualdad, mérito y publicidad”.

El responsable del sindicato CTA criticó a la concejala de Infraestructuras, Amparo Pernichi (IU), que dijo que se necesitaban 90 trabajadores en el área. Moro dijo que el “estudio no es exacto”, pero reclaman que se contrate a más personal sin la necesidad de crear una empresa que presente el servicio.

El secretario provincial de la CTA, Francisco Moro, ha defendido la subrogación por parte del Ayuntamiento de Córdoba de los empleados que trabajan en empresas privadas con regularidad para el área de Infraestructuras a través de un concurso-oposición. Este sindicato calcula que hay 140 trabajadores en esta situación y que tendrían que ser absorbidos por el propio Ayuntamiento y no por un organismo municipal creado ex profeso como estudia hacer la Delegación de Infraestructuras. Francisco Moro ha vuelto a criticar esta medida porque, a su juicio, solo persigue fines “clientelistas” y ha rechazado que la subrogación solo afecte a los empleados de Thaler y Clece, sino a todas las empresas (como Fepamic o Contenur) y autónomos que trabajan de manera regular en la delegación.

Moro ha sido muy crítico tanto con la concejala de Infraestructuras, Amparo Pernichi (IU), como con el sindicato CCOO, que forman parte de la comisión para buscar fórmulas de gestión pública de los servicios municipales. “Han dejado que se destruya y se caiga con la excusa de que no se podía contratar”, ha dicho el responsable de CTA, que ha defendido desde hace tiempo la contratación de interinos para paliar la falta de personal en las delegaciones municipales.

Moro también ha tenido palabras duras sobre el primer teniente de alcalde, Pedro García, por estar “llevándose servicios al exterior” y “jactarse de crear empleos de inserción social”, cuando, ha denunciado, los trabajadores que están recogiendo la naranja están trabajando por el sueldo mínimo, “el día les sale a 26 euros mientras que los jornaleros del campo cobran a 48 euros el día”. “Eso son las políticas progresistas de izquierdas”, ha rematado el secretario provincial del sindicato, que ha explicado que el sueldo bruto de estos empleados es de 856 euros todos los meses por jornadas de 40 horas semanales, seis días a la semana.

(Fuentes: Cordópolis / La Voz de Córdoba / diario Córdoba)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *