Huelva: La minera Matsa se hace de oro mientras inicia un plan de despidos y abre un conflicto laboral

 

La principal compañía de inversión estratégica de Abu Dabi y uno de los mayores fondos soberanos del mundo, Mubadala Investment, y la compañía suiza de logística y comercio de materias primas, Trafigura, propietarios de la empresa Mina de Aguas Teñidas (Matsa/filial de T.M. Mining Ventures S.L.) que opera en la Faja Pirítica, han comenzado 2018 anunciando en los mercados internacionales el hallazgo de una veta de oro en sus instalaciones de Mina Magdalena, en Almonaster.

Las cifras de negocio, inversión, rentabilidad, empleo y acciones son mareantes, decenas de miles de millones de dólares y miles de trabajadores ocupados a lo ancho y a lo largo de los 40 países donde operan. Ambos grupos han desplegado una ambiciosa campaña para poner en valor sus minas de Huelva basado en el hallazgo del metal dorado.

Lo que ocurre es que al mismo tiempo que pone en marcha esta promoción de valor minero en las bolsas mundiales han optado a nivel local por una estrategia de conflicto laboral al iniciar una campaña de despidos que de momento ha afectado a nueve trabajadores de su plantilla de Aguas Teñidas aunque los sindicatos temen que esto sólo sea el principio de guerras (laborales) venideras. A lo que se añade una difícil relación con las centrales que tienen representatividad en el comité de empresa, USO, CCOO y UGT, y que alcanza a 17 delegados.  Los despidos han quebrado la paz laboral existente en una empresa con más de 600 empleos directos y que llega a ocupar hasta 1.800 trabajadores de forma indirecta y a través de subcontratas. Y que opera en Huelva desde el año 2007.

Los despidos han soliviantado a la plantilla que acaba de vivir una división sindical entre los 8 delegados de USO, los 5 de CC OO y los 4 de UGT que ha terminado con la pérdida de la Unión Sindical de la presidencia y la mayoría del comité, ahora en manos de Comisiones Obreras y la Unión General de Trabajadores.

Al margen de estas diferencias de tinte obrerista, a nadie escapa que mientras Matsa se hace de oro se mete de lleno en un conflicto laboral que está destapando lo que los sindicatos califican como “malas prácticas”: no respetar la normativa laboral española, incumplir los reglamentos de seguridad e higiene en el trabajo, imponer horarios excesivos de forma unilateral, incluso de doce horas continuadas. Una realidad completamente distinta a la que reflejan en su documentación corporativa y comunicados públicos.

El nivel de crispación interna es de tal calibre que se han denunciado públicamente, a través de boletines y escritos, intentos de soborno y se han interpuesto ya más de diez denuncias contra Mina de Aguas Teñidas. Algunas por tutela sindical y protección de datos.

Precisamente en medio de este ambiente laboral emerge la noticia del hallazgo de un bloque de mineral en el que el 25% es oro libre, sin mezcla con pirita (se ha publicado) conformada por polimetálicos de cobre, zinc y plomo. Desde Trafigura incluso se habla en su informe anual que los volúmenes de oro puro comercializables podrían ser obtenidos con un proceso que requiere bajos volúmenes de inversión. El objetivo confesado por Matsa tras anunciar que sólo necesita invertir un millón de euros para abordar este proyecto dorado es sacar al mercado oro en barras denominado doré, que se puede enviar a refinerías hasta conseguir lingotes con una pureza del 99,5%.

Trafigura no ha cuantificado los volúmenes del hallazgo pero si ha comunicado convenientemente que se generarán beneficios adicionales muy relevantes para el negocio. Se da la circunstancia de que este tipo de metal y formato cuenta ahora mismo con una gran demanda en países como Alemania y regiones mundiales como Emiratos, además de otros países de Asia debido al mal momento del precio del dinero y de las divisas y al apetito entre los fondos de inversión en materias primas y derivados.

Pero por mucho que se empeñe Matsa en anunciar el descubrimiento a los cuatro vientos del orbe, en la comarca todo el mundo sabe desde hace muchos años que el oro está ahí, de lo contrario nadie se hace con los derechos y cuadrículas mineras. Mina Magdalena no nació ayer.

“Se saltan a la torera las leyes”

El secretario provincial de Comisiones Obreras Industria, Juan Díaz, opina que estos anuncios forman parte de las operaciones de marketing que suelen emprender las firmas mineras. “Funcionan así”, resalta. Díaz asegura que antes Matsa y Trafigura y ahora Mubadala “se saltan a la torera las leyes españolas, son muy opacas y los representantes de los trabajadores apenas recibimos información, ni económica ni de proyectos ni de inversiones”.

Hay un asunto que trae de cabeza a los sindicatos y con el que se muestran muy preocupados: los incumplimientos de la normativa de seguridad e higiene en el trabajo. Una empresa minera donde se realizan constantemente actividades y trabajos de alto riesgo para las personas y el medio ambiente no puede permitirse este comportamiento dentro de la Unión Europea. “Han convocado una reunión de este departamento con carácter de urgencia y ni siquiera sabemos para qué”, explica Díaz.

El portavoz de Industria de CC OO subraya que hay interpuestas denuncias y reclamaciones y advierte que el número de accidentes laborales es importante, alguno de gravedad, y con más frecuencia en las industrias auxiliares que operan con la compañía minera. Algunos de los accidentes contabilizados han sido hasta por el uso de explosivos, con intervención incluso de la Guardia Civil y, sin embargo, “el comité de empresa y los trabajadores no han sido informados del asunto”. Díaz explica que con Trafigura “ya íbamos mal, pero con la entrada de Mubadala todo ha empeorado”.

Ante esta situación, el presidente del comité de empresa, Félix Rastrojo Ponce, ha trasladado a la directora general, Audra Walsh, un escrito en el que muestra la preocupación sindical “por la continua política de desnacionalización de empresas contratistas llevada a cabo por Matsa, rompiendo con su política de círculos concéntricos”. Según Félix Rastrojo el último caso ha sido la subcontratación de la firma portuguesa Epos en detrimento de empresas radicadas en los pueblos de la zona. El comité teme que esta política “desafortunada” por parte de la dirección de Matsa parece que va a ser extensiva en otras áreas de topografía, taller de vehículos ligeros, entre otras, lo que “repercutirá en las condiciones laborales de nuestros compañeros”.

Este tipo de actuaciones se ve como un chantaje a los pueblos de la comarca serrana y andevaleña donde opera Matsa y Juan Díaz advierte que no toleramos la pérdida de empleo. Según el presidente del comité, los mayores perjudicados de estas decisiones de la empresa, que, subraya, “ni siquiera ha informado en ningún momento de sus intenciones a los trabajadores”, serán las subcontratas. Estas plantillas, las más numerosas aunque expuestas a más riesgos, verán gravemente perjudicadas sus condiciones laborales tanto sociales como económicas.

En el documento enviado a la Dirección General de Matsa, el comité reclama que sea atendida la petición de mantener un encuentro con la jefa del Departamento Legal, Paula Chaves, después de que la dirección de Recursos Humanos no facilitara datos sobre los contratos con las firmas lusas.

Comunicado de la empresa minera

La última información relacionada con la actividad laboral distribuida por la empresa Matsa ponía en valor el desarrollo de varios proyectos dirigidos a incrementar la motivación de sus empleados, impulsar su desarrollo profesional y garantizar que disfruten de las condiciones laborales más óptimas. La directora general de la compañía, Audra Walsh, señalaba que “el objetivo principal en la gestión de los recursos humanos es trabajar cada día por el bienestar de toda la plantilla”. Walsh ha destacado “la preocupación de Matsa por la salud y la seguridad de los trabajadores, así como por propiciar entornos que redunden en una mejor calidad de vida”.

El comunicado de Matsa subrayaba que “otra muestra del interés de la compañía por generar un clima laboral favorable ha sido la realización de una encuesta entre sus empleados para conocer aspectos como el grado de satisfacción con su trabajo, sus inquietudes y necesidades. Las conclusiones extraídas de este estudio servirán de base para poner en marcha actuaciones durante los próximos meses sobre aquellos aspectos que deben ser mejorados y reforzar los que han sido valorados positivamente.

Junto a estas medidas, Matsa, señala el comunicado, continua propiciando que la plantilla disfrute de unas “excelentes condiciones laborales”. En este sentido, la directora general ha explicado que “más del 90% de los 700 empleados cuenta con contrato indefinido, una cifra que pone de manifiesto que somos una compañía comprometida con el empleo de calidad y muy atractiva para profesionales de todo el mundo”. De hecho, recientemente se ha firmado un nuevo convenio que ha sido refrendado por todos los componentes de la mesa de negociación.

Mubadala se define como un inversor global cuyo objetivo es el beneficio a largo plazo de Abu Dabi. Esta compañía de inversión estratégica dice operar en más de una docena de sectores y más de treinta países y mantiene más de 68.000 empleos en todo el mundo. Los sectores en los que opera están relacionados con el Aeroespacial, las TIC, los metales, la minería y las energías renovables además de la gestión de activos financieros.

Trafigura es una empresa suiza muy conocida en Huelva dedicada al comercio de materias primas que cuenta con instalaciones en casi cuarenta países de todos los continentes y en 2017 obtuvo unos ingresos de 136.000 millones de dólares.

Ambos grupos mundiales crearon hace más de dos años una empresa conjunta (Joint Venture) para invertir en la minería metálica. Así Mubadala se hizo con el 50% de Trafigura en Mina de Aguas Teñidas pero también en los yacimientos de Sotiel Coronada y Mina Magdalena conocidos desde hace siglos y donde existen históricamente grandes reservas de concentrados polimetálicos de cobre, zinc y plomo, principalmente.

(Fuente: Diario de Huelva)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *