Huelva: Un estudio del CSIC asocia la mortalidad en la ciudad con la contaminación industrial del Polo Químico

Polo-Quimico

Un estudio elaborado por el Consejo Superior de investigaciones Científicas (CSIC) ha desatado las alarmas en Huelva al asociar los picos de emisiones contaminantes en Huelva con un incremento directo y constatado de mortandad en ese mismo día.

El estudio publicado en la revista científica Enviroment International confirma que, al contrario de lo que ocurre en otras ciudades como Barcelona y Tenerife, donde de la contaminación proviene mayoritariamente del tráfico, en el caso de Huelva, se ha determinado que la causa de este exceso de mortalidad se debe a las emisiones procedentes de la industria.

En concreto, en este informe se habla de la presencia en el aire de partículas ultrafinas secundarias, aquellas que tienen su origen fundamentalmente en la actividad industrial.

La investigación se centra en el estudio sobre los efectos a corto plazo de las partículas ultrafinas en la salud de los habitantes de tres ciudades españolas: Huelva, Barcelona y Santa Cruz de Tenerife, afectadas por diferentes fuentes de contaminación del aire.

Parten de la base de que las nuevas partículas en el aire urbano ambiental son el resultado de emisiones directas y también la formación de partículas ultrafinas (UFP) secundarias a partir de precursores gaseosos.

Los resultados ponen de manifiesto que los niveles medios de carbón negro en el aire fueron más altos en Barcelona y Tenerife que en Huelva, mientras que las concentraciones medias de UFP fueron similares en las tres ciudades, de las cuales las referentes al tráfico rodado se situaron en 40 % en Barcelona, un 46 % en Santa Cruz de Tenerife y un 27 % en Huelva.

Por el contrario, en la ciudad industrial de Huelva, la mortalidad se asoció con picos de contaminación de esas nuevas partículas fotoquímicas, precisando los investigadores que este componente predominante, que está impulsado por diferentes fuentes, “permiten la identificación de contaminantes potencialmente dañinos”.

Tras tener conocimiento de este estudio, Mesa de la Ría ha denunciado que este “solo viene a corroborar lo que algunos grupos políticos y administraciones, junto a las industrias, llevan décadas negando y que ahora se pone en evidencia”. Algo que consideran “una triste realidad que Huelva viene sufriendo desde hace años como consecuencia de un modelo de ciudad equivocado”.

Mesa de la Ría siempre afirmó que “no se pueden justificar puestos de trabajo a cambio de salud”. “Esta actividad productiva y económica, impuesta desde la dictadura y defendida por la Junta y el gobierno municipal en democracia, genera grandes beneficios económicos para las empresas y sin embargo, acarrea un enorme perjuicio para las personas que habitamos Huelva y su área metropolitana”.

Esta organización ciudadana considera que “ya no se puede seguir soslayando esta tremenda realidad. Más estudios epidemiológicos cómo éste por su puesto, pero cambio de actividad económica, también”.

Según ha subrayado el colectivo, la ciudadanía lleva mucho tiempo reclamando que la avenida Francisco Montenegro deje de ser el lugar desde donde las industrias “nos ahogan y envenenen”. “Huelva necesita un futuro limpio con puestos de trabajo modernos en actividades verdes y sostenibles, industria de descontaminación de suelos, industria turística ambiental, de transformación, industrias agroalimentarias y energías renovables, empezando por poner en valor los espacios privilegiados de la Punta del Sebo como eje vertebrador de una nueva Huelva”.

(Fuente: Huelva Hoy)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *