Más presión urbanística sobre Doñana: El Ayuntamiento de Almonte aprueba duplicar las plazas hoteleras en Matalascañas

matalascañas

El Pleno del Ayuntamiento de Almonte (Huelva) ha aprobado este pasado miércoles 10 de enero una propuesta del Equipo de Gobierno que permitirá ampliar de forma considerable, entre un 50 y un 100 por 100, el número de plazas hoteleras que aún quedan disponibles en Matalascañas, zona turística costera situada junto al Parque Nacional de Doñana.

En concreto, la medida consiste en la aprobación inicial del Documento de Innovación nº 26 del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), un documento que acabará con las actuales limitaciones que el propio Ayuntamiento se impuso a través de su PGOU, que son más restrictivas que la legislación sectorial andaluza.

“Se da la paradoja de que la normativa andaluza permite más plazas hoteleras de las que permite nuestro propio PGOU, por lo que se hace necesario este trámite para facilitar el desarrollo hotelero en el suelo urbano hotelero que aún queda disponible en nuestro núcleo costero”, ha destacado el primer teniente de alcalde delegado de Urbanismo, Antonio Joaquín Díaz.

Por su parte, la alcaldesa de Almonte, Rocío Espinosa, ha destacado la importancia de esta innovación, pues “Matalascañas necesita proyectos de futuro y un impulso a la actividad turística a través de la ampliación y recualificación hotelera, que es la que permitirá que Matalascañas pase de una urbanización eminentemente residencial a eminentemente turística, rompiendo la estacionalidad y creando empleo en el municipio”.

Para Espinosa, “pese a que nuestro Plan General ya apostaba por esta filosofía, hemos podido comprobar que con las actuales limitaciones se hace prácticamente imposible a las empresas hoteleras invertir en nuestro suelo hotelero disponible, ya que no les resulta rentable construir hoteles en Matalascañas para un número de plazas tan limitadas”, ha añadido.

En base a ello, la regidora almonteña considera que esta medida, “desde la responsabilidad con el desarrollo sostenible de nuestro sector turístico, rentabilizará la inversión en Matalascañas y dará vía libre a las numerosas empresas interesadas en invertir en nuestro núcleo costero pero que, por culpa de estas limitaciones, renuncian a poner en marcha sus proyectos aquí”.

La iniciativa ha salido adelante con los votos a favor del Equipo de Gobierno del PSOE y del PP y con la abstención de Mesa de Convergencia, así como con la abstención, por ausencia, del portavoz de Izquierda Unida, Daniel Martínez, que ha faltado al Pleno sin excusar su ausencia, lo que supone un incumplimiento del artículo 12.1 del Reglamento de Organización y Funcionamiento por el que se rigen todas las administraciones locales.

Por su parte, el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, José Fiscal, ha señalado este viernes que “no tiene por qué haber problemas si se hace bien y con cordura”, refiriéndose al hecho de que el Ayuntamiento de Almonte haya aprobado este cambio del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

En declaraciones a los periodistas en La Rábida, antes de inaugurar una jornada sobre el anteproyecto de la nueva ley urbanística de Andalucía, y preguntado por este asunto, tras asegurar que no conoce el proyecto, ha precisado que “en esta zona cada vez está adquiriendo más protagonismo el turismo de naturaleza y Doñana es un imán, visitada por más de 350.000 personas todos los años”.

En este sentido, ha puntualizado que a la hora de llevar a cabo estos crecimientos “hay varias cuestiones que hay que tener en cuenta como la disponibilidad de agua, de terreno y hacer las cosas en un marco legal y sostenible”.

(Fuente: Diario de Huelva)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *