Bódalo no entrará voluntariamente en la cárcel

Un centenar de personas procedentes de diversos puntos de la geografía andaluza y también de Extremadura se han concentrado a las puertas de la sede del SAT en la mañana de hoy martes 29 para acompañar a Andrés Bódalo hasta el momento en que la Policía proceda a su detención.

Finalmente aunque la concentración estaba prevista a las puertas de Subdelegación del Gobierno, los responsables del SAT han acordado permanecer frente a su propia sede para evitar incidentes ya que no cuentan con la autorización correspondiente que fue denegada en su día por no presentarse en el plazo correspondiente.  Una acampada indefinida e itinerante en el Portillo de San Jerónimo, en Jaén capital es la decisión adoptada por los responsables del sindicato para apoyar la puesta en libertad de Andrés Bódalo.

El que fuera dirigente del SAT, Diego Cañamero, ha sido el encargado de anunciar la decisión al centenar de personas que se han congregado frente a la sede del sindicato, en Jaén capital, para acompañar a Andrés Bódalo, a la espera de su detención e ingreso en prisión una vez que se ha cumplido el plazo voluntario que le dio la Audiencia de Jaén para ir a la cárcel.

“Vamos a hacer una acampada con tiendas de campaña para apoyar la libertad de Andrés”, ha dicho Cañamero y ha añadido que aunque la protesta arranca frente a la sede del SAT, en el Portillo de San Jerónimo, tendrá carácter itinerante y se moverá allá donde se estime oportuno “desde la explanada de la cárcel, a Madrid, o a Jódar si así se decide”. Ha añadido que “Andrés no se va a esconder ni se va a ocultar porque no ha cometido ningún delito” y “va a estar disponible por si la Policía viene a por él”.

En esta línea, ha reiterado que “mientras que Andrés no esté en libertad, el campamento va a existir y vamos a luchar hasta el final porque la libertad no tiene precio para nosotros y sobre todo para un inocente, un pacífico y un sindicalista como es Andrés”.

“No voy a ir voluntariamente”

Que nadie espere una imagen de Andrés Bódalo, petate en mano, entrando por las buenas en el Centro Penitenciario de Jaén y despidiéndose de los suyos junto a la garita. Esa foto no se va a producir. No está en los planes del sindicalista y concejal de Jaén en Común (JeC) ingresar por las buenas en la cárcel, para cumplir la condena de tres años y medio de cárcel por agredir al teniente de alcalde de Jódar, su pueblo: “No voy a ir voluntariamente. Eso es seguro. Soy inocente y, además, no me han dejado defenderme”, sostiene un Bódalo que asegura sentirse “muy tranquilo”. “Lo llevo peor por mi familia”, recuerda.

El plazo dado por la Justicia para que acudiera voluntariamente a la prisión expiró anoche a las doce. Su abogado hizo ayer mismo un último intento para que la Sección Segunda de la Audiencia Provincial paralizara la ejecución de la sentencia. Argumentó que han presentado un recurso ante el Tribunal Constitucional por vulneración de los derechos fundamentales y que están a la espera de que la sala se pronuncie al respecto. También que el condenado tiene una familia a su cargo.

Sin embargo, todo fue inútil, tal y como confirmó el propio sindicalista: “No ha habido manera”, asegura. “Yo voy a hacer mi vida normal hasta que vengan a buscarme”, agrega. De hecho, hoy anuncia su presencia en la concentración convocada por el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) a las puertas de la Subdelegación del Gobierno, a pesar de que la protesta no está autorizada. “Allí estaré. La Policía lo va a tener fácil para localizarme”, explica. Bódalo también anuncia que no renunciara a su acta de concejal en el Ayuntamiento de Jaén. “Si es preciso, seguiré haciendo mi trabajo desde la cárcel”, aclara.

Mientras tanto, su familia ha cursado ya de forma oficial la petición de indulto al Gobierno. Según el sindicalista, han logrado recoger unas 5.000 firmas que apoyan la concesión de esta medida de gracia.

¿Qué ocurrirá a partir de ahora? En las próximas horas, la Sección Segunda de la Audiencia solicitará información al Centro Penitenciario para confirmar si Bódalo ha entrado voluntariamente. Si no lo ha hecho, se dictará contra él una orden de detención e ingreso en prisión. De hecho, según últimas informaciones, la sección segunda de la Audiencia de Jaén ya habría  decretado una orden para su detención e ingreso en prisión.

 (Fuentes: diario Jaén / diario Ideal – Jaén / Hora Jaén)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *