El ejército sirio libera la estratégica base aérea de Abu al-Duhur en el marco de una fuerte ofensiva en el norte para recuperar Idleb

Siria 1

(Soldados del EAS en las instalaciones de la base aérea de Abu al-Duhur tras su liberación)

El Ejército Árabe Sirio (EAS) y sus aliados lograron recuperar el miércoles la base aérea de Abu al-Duhur después de intensos combates, en el marco de sus operaciones para liberar los lugares tomados por los terroristas en la provincia noroccidental de Idleb, fronteriza con Turquía, la única zona de importancia aún en manos de los mercenarios reccionarios takfiríes de Al Nusra .

A principios de año el Ejército árabe Sirio inicio una fuerte ofensiva desde el sur para recuperar la provincia. Al mismo tiempo las fuerzas situadas en el suroeste de Alepo han iniciado otra ofensiva con el mismo fin, lo que ha puesto fin a casi un año de relativa inactividad en el suroeste de Alepo y puede estar relacionada con las noticias que hablan de que los grupos rebeldes armados podrían haber iniciado una retirada estratégica de toda la región hacia Idleb.

En estas operaciones las fuerzas del Ejército sirio también tomaron el control de decenas pueblos y localidades en el campo sureste de Idlib. Las fuerzas sirias y sus aliados también retomaron al menos ocho aldeas en la provincia noroccidental de Alepo. En las últimas semanas, el ejército sirio ha recuperado un total de 110 poblaciones y aldeas durante  las diversas operaciones destinadas a eliminar a los restos de grupos terroristas en todo el país.

Ante el rápido avance de las tropas sirias en la septentrional provincia de Idlib, los terroristas evacuaron sus sedes y cuarteles de la base aérea de Abu Duhur y localidades vecinas, informaron fuentes civiles, pero manteniendo en ella  a sus mejores tropas para su defensa. También refirieron que los grupos terroristas iniciaron el traslado de sus armas y municiones que tenían almacenadas en los hangares de los aviones en la base aérea de Abu Duhur.

Tras la derrota, en medio de la confusión y el caos, los grupos extremistas se acusaron entre ellos de traición por no enviar refuerzos a tiempo para apoyar a los yihadistas en la base. Días antes, 43 terroristas resultaron muertos por la explosión de un coche bomba en la ciudad de Idlib, frente a la sede del grupo takfirí Ajnad Kaukaz, que concentra en sus filas a los radicales procedentes de los países del Cáucaso, que combaten en Siria.

Antes de entrar en el territorio que comprende la base aérea, las unidades de vanguardia sirias tomaron primero las fortificaciones de la parte oriental del aeródromo, que fue ocupado en 2015 por la llamada Junta de Liberación del Levante (Hayat Tahrir Al-Sham, en árabe), vinculada al Frente Al-Nusra (actualmente conocido como Frente Fath Al-Sham).

Siria 3

(Foto realizada durante el combate para tomar la base de Abu al-Duhur)

Según las fuentes, las fuerzas sirias lograron hacerse con el control de la base aérea después de intensos combates en los que  600 terroristas murieron o resultaron heridos, tras los cuales los extremistas sobrevivientes tuvieron que huir bajo los ataques de la aviación y la artillería. Tras la liberación de la base aérea, las fuerzas sirias han segudo avanzado en su camino hacia Idleb, controlada casi en su totalidad por Hayat Tahrir al-Sham.

Por otra parte, el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos se limitó a confirmar que las fuerzas sirias han roto las defensas de los terroristas en la estratégica base militar tras feroces combates, y que han ingresado en la base aérea gracias a la cobertura aérea recibida.

Tras dos años y 351 días de cerco impuesto, los terroristas, de los mercenarios takfiríes del Frante Al Nusra, partidarios de Al-Qaeda, lograron el 9 de septiembre de 2015 ocupar la base aérea de Abu Duhur, donde asesinaron a 71 oficiales y soldados del ejército regular sirio.

La base aérea de Abu al-Duhur se extiende a ambos lados de la frontera entre las provincias de Idleb y Alepo, en una situación de gran importancia estratégica para la recuperación de la provincia. Hasta ahora ha recuperado más de 650 kilómetros cuadrados de territorio, correspondiente a las zonas sur y sureste de la misma (ver mapa adjunto).

Siria 2

(En rojo zona bajo control sirio antes de la ofensiva. En verde la controlada por los takfiríes. En un círculo la base)

Turquía intenta frenar la ofensiva siria contra los terroristas en Idleb

Turquía parece haber recuperado su agresividad contra el gobierno sirio en un contexto de enfrentamientos con numerosos países y fuerzas de la región. El ministro de Exteriores turco, Mevlüt Çavuşoğlu, ha pedido a Rusia e Irán que frenen la actual ofensiva del Ejército sirio en Idleb, afirmando que ella está debilitando a las “fuerzas opositoras”.

Siria y Turquía no tienen relaciones ni contactos diplomáticos, pese a los intentos de Rusia e Irán de aliviar las tensiones entre ambos países. El pasado mes, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, llamó al presidente sirio, Bashar al Assad, “terrorista” y señaló que era imposible para Ankara tratar con su gobierno. Turquía también convocó a los embajadores de Rusia y Turquía al Ministerio de Exteriores con el fin de protestar por la ofensiva siria en Idleb, al que calificó de violación de los acuerdos de distensión.

Cabe señalar, sin embargo, que Siria busca con esta ofensiva liberar a la población de Idleb de las garras del Frente al Nusra y otros grupos terroristas a los que el gobierno turco ha estado apoyando durante años.

En respuesta a la protesta turca, el Ejército sirio ha continuado liberando su territorio, capturando decenas de localidades. Siria ha señalado que cualquier parte de Siria donde exista una presencia de Al Nusra o grupos similares será limpiada de ellos.

Algunos expertos se preguntaron por qué Erdogan, que no había atacado al presidente sirio en más de un año e incluso no había excluido abrir algún cauce de comunicación con Damasco, ha variado de nuevo su actitud.

Una de las causas es la insistencia rusa en incluir a las milicias kurdas sirias del YPG, a las que Turquía ve como terroristas, en la Conferencia de Diálogo Nacional de Sochi que tendrá lugar este mes de enero. Erdogan se opuso fuertemente a tal presencia. Siria y Rusia, por su parte, son serios en cuanto a lograr una participación kurda en Sochi y acabar con el Frente al Nusra, Ahrar al Shaam y otros grupos apoyados por la Turquía de Erdogan.

Otra explicación es la ofensiva del Ejército en Idleb y su posible toma por el Ejército sirio, lo cual disminuiría radicalmente la presencia e influencia de Turquía en el norte de Siria. Esto entrañaría también el éxodo de miles de terroristas a Turquía para quedarse. Además, la toma de Idleb significaría además la derrota final del Frente al Nusra, una organización apoyada por Ankara desde el inicio del conflicto sirio.

El problema para Erdogan, que mantiene ahora unas relaciones muy deterioradas con EEUU, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos etc, es que no tiene una alternativa. De este modo, su margen es estrecho y no tendrá más remedio que resignarse a ver la derrota y aniquilación de sus aliados en Idleb.

(Fuentes: Al Manar / Al Mayadeen / Al Masdar / agencia SANA)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *