Túnez: Un muerto, decenas de heridos y centenares de detenidos en diversas marchas contra la austeridad y la corrupción

túnez

Más de 200 personas fueron detenidas y decenas resultaron heridas en varias ciudades de Túnez, indicó el miércoles el ministerio del Interior, tras una segunda noche de disturbios causados por medidas de austeridad.

Un supermercado Carrefour del sur de la capital Túnez fue saqueado, declaró el portavoz del ministerio del Interior, Khlifa Chibani, y añadió que 49 policías habían resultado heridos en disturbios en todo el país. Agregó que 206 personas fueron detenidas.

El martes por la tarde y durante la noche, la policía y el ejército fueron desplegados en varias ciudades de Túnez, entre ellas Tebourba, a 30 km al oeste de la capital, donde centenares de jóvenes tomaron las calles tras el entierro de un hombre fallecido en los disturbios de la noche anterior. También hubo incidentes en Gafsa (sur), Kasserine (centro) o Sidi Bouzid, donde en diciembre de 2010 comenzó la protesta social que marcaría el inicio de las primaveras árabes.

Persiste la controversia sobre las causas de la muerte del hombre, de 45 años, considerado como mártir por los manifestantes, aunque los resultados de la autopsia realizada el martes no se han hecho públicos. El ministerio del Interior negó que muriera a manos de la policía y destacó que el hombre no mostraba ninguna marca de violencia. El portavoz de este ministerio, Khlifa Chibani, precisó que el individuo padecía “problemas respiratorios”.

Estos incidentes se producen en un contexto de reivindicaciones sociales en Túnez contra las medidas de austeridad previstas por el gobierno, en especial el alza del IVA que entró en vigor el 1 de enero en el marco de un presupuesto recortado.

Una manifestación convocada por varias organizaciones de la sociedad civil reunió sin incidentes a un centenar de personas el martes por la tarde en la capital. “Nuestras reivindicaciones son éstas: suspender la ley de finanzas de 2018, volver a los precios iniciales de los productos y contratar a una persona de cada familia pobre”, afirmó Hamza Nasri, miembro de la campaña “Fech Nestannew” (“Qué estamos esperando”) lanzada a principios de año para protestar contra la subida de los precios.

El ministro de Finanzas, Ridha Shalghum, aseguró que el gobierno mantendrá sus planes. “El jefe de gobierno se comprometió a no aumentar los productos de primera necesidad”, aseguró. “Entre los logros de la democracia está la posibilidad de manifestarse, pero también la obligación de trabajar por una economía tunecina sana en que este crecimiento, que empezó a mostrarse en 2017, se consolide y sea creador de empleos”, agregó.

(Fuente: agencia AFP)

túnez 2

Túnez: un muerto durante las masivas protestas sociales

Para el martes a la tarde estáabaconvocada una gran manifestación en el epicentro de aquella revuelta que sorprendió al mundo y que desató el proceso conocido como la primavera árabe. Las manifestaciones fueron convocadas por el colectivo no en mi nombre, que agrupa a estudiantes y activistas de izquierda, y exigen el cese de la política de austeridad del gobierno y contra la opresión policial.

En la represión de una de esas manifestaciones, celebrada anoche en la ciudad de Tebourba, 40 kilómetros al oeste de la capital tunecina, murió un ciudadano y cinco más resultaron heridos, informó hoy la agencia oficial de noticias local TAP. La víctima fue un hombre de 55 años, quien falleció en uno de los hospitales de la zona tras haber sido ingresado por una crisis respiratoria.

Aún no hay informes que confirmen los motivos de su muerte, pero sabemos que fue en el marco de la represión a los manifestantes. El forense que examinó el cadáver declaró que “Sufría una crónica falta de aliento y no presentaba síntomas de haber sufrido violencia o de haber sido atropellado”. Sin embargo, las versiones que se difundieron a través de internet y apuntaban a que el hombre había sido golpeado y atropellado por un camión de la Policía. Por su parte, el propio ministerio sugiere, que la causa podría haber sido la inhalación de gas lacrimógeno, usado por las fuerzas antidisturbios para dispersar la marcha.

Las protestas en Tebourba fueron similares a las que estallaron el lunes en diferentes partes del país, incluida la localidad de Sidi Bouzid -origen de la revuelta de 2011- después de que se conociera que el Gobierno aprobó una nueva subida de impuestos para el año 2018.

La subida está incluida en los Presupuestos Generales del Estado que el Ejecutivo tunecino ha aprobado bajo las presiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), que le exigen agudos recortes a cambio del crédito concedido en 2016 por valor de unos 2.500 millones de euros.

Siete años después de la llamada “revolución del Jazmín”, Túnez está sumergido en una grave crisis económica y social con la cual peligra la continuidad de una de las pocas transiciones política con estabilidad luego de la primavera árabe.

Al alto índice de paro y la extendida corrupción, se han sumado en los últimos años una enorme inflación, una pérdida constante de divisas y un paulatino descenso del valor de la moneda local, que han empobrecido aún más a la población.

Este es otro de los países de la región cuya crisis se profundiza tras seguir las exigencias del FMI, quien ha impuesto el aumento de los impuestos y los cambios en el sistema comercial, y ahora pide al Gobierno bajar el gasto y reformar la Administración Pública, lo que llevará esta año a la perdida de cerca de un millón de puestos de trabajo.

(Fuente: La Izquierda Diario)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *