Los fracasos regionales de del príncipe heredero Bin Salman dejan a Arabia Saudí aislada y sumida en la inseguridad y el colapso

Bin Salman

El fracaso de las políticas emprendidas por el príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamad bin Salman en la región de Oriente Medio ha dejado a Riad aislado y sumido al reino autocrático saudí sumido en la inseguridad y el colapso social.

Así lo ha indicado este pasado domingo el portal británico de noticias Middle East Eye en un informe, en el cual se ha referido al ataque con misiles de las fuerzas yemeníes que golpeó el pasado 19 de diciembre al palacio de Al-Yamama, en Riad, capital saudí, y ha añadido que esto se produjo supuestamente como una respuesta severa a un video animado hecho por Arabia Saudí que emitió en las redes sociales pocos días antes. El clip muestra una invasión saudí y un cambio de sistema militar en Teherán.

Además ha aseverado que este ataque directo contra los líderes políticos más importantes del reino y el símbolo de la autoridad saudí es “altamente significativo”. Tal ataque habría sido impensable hace un par de años, pero las políticas exteriores y regionales mal administradas de Arabia Saudí recientemente lo han dejado en gran medida sin respeto y aislado en la región, según el informe.

Por otra parte se ha referido a las políticas de Arabia Saudí contra Catar y el bloqueo que impuso contra este país y agregó que esta política también fracasada de Riad provocó que Doha se acercara a Turquía.

Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos (EAU), Bahréin y Egipto cortaron el pasado 5 de junio los lazos diplomáticos y todos los contactos marinos y aéreos con Catar tras acusarlo de apoyar al terrorismo e intervenir en sus asuntos internos. Esta política extremista de Arabia Saudí contra Catar también provocó que otros países como Jordania, Omán, Kuwait y El Líbano, entre otros, comiencen a alejarse de Arabia Saudí y acercarse a Irán y Turquía.

Arabia Saudí, que ya enfrenta una crisis interior, tendrá que lidiar con otro problema que es una creciente sensación de inseguridad, lo que está siendo aumentando gracias al poder misilístico de Yemen. Las políticas regionales de Arabia Saudí han sido un fracaso total y lo han dejado en gran medida aislado. Si Riad continúa en la misma dirección, se quedará aún más aislado.

EEUU admite que misil yemení golpeó el palacio de Al-Yamama

Estados Unidos admitió que el misil de las fuerzas yemeníes golpeó el pasado 19 de diciembre el palacio de Al-Yamama en Riad, la capital de Arabia Saudí.

El Departamento de Estado de Estados Unidos reveló en su cuenta en árabe de la red social Twitter que el misil yemení golpeó el palacio de Al-Yamama, al mismo tiempo que declaró el fracaso de sistemas de defensa del reino árabe, según portal de noticias Yemeni Press.

Por otra parte, el prominente activista político saudí apodado “Mujtahid” asimismo ha publicado el tuit del Departamento de Estado de Estados Unidos y ha aseverado que el príncipe heredero saudí, Mohamad bin Salman, se enfrenta a problemas por esta situación.

El pasado 19 de diciembre las fuerzas yemeníes atacaron el palacio royal de Arabia Saudí en la ciudad de Riad, lo que tuvo como objetivo golpear una reunión de los altos funcionarios saudíes en el palacio de Al-Yamama.

Las fuerzas yemeníes realizan estas operaciones en represalia por los incesantes ataques saudíes que han dejado, desde su inicio el 26 de marzo de 2015, 12 mil civiles muertos, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Las políticas de Bin Salman llevan a Arabia Saudí al colapso

Las nuevas políticas adoptadas por el príncipe heredero saudí, Mohamad bin Salman, lleva a Arabia Saudí al colapso, según el portal estadounidense The Huffington Post. “El rey saudí, Salman bin Abdulaziz Al Saud, y su hijo de 32 años, están implementando políticas peligrosas que están llevando al reino a la ruina política, económica y militar”, reza un informe publicado en el portal norteamericano.

Al advertir sobre las consecuencias del reciente arresto de funcionarios y príncipes saudíes, el informe indicó que Arabia Saudí creó otra crisis, al detener 11 princesas y exministros, como si no tuviera suficientes preocupaciones en la región de Oriente Medio.

Según el informe, cuando la lucha interior real se estalla y se revela abiertamente al mundo exterior, marcará el comienzo del fin para Arabia Saudí tal como la conocemos. Las consecuencias de largo alcance resonarán no solo económica y políticamente sino también religiosa y geopolíticamente. Además aseveró que la mencionada medida de Bin Salman no tuvo como objetivo eliminar la corrupción y está dirigida a apuntar a sus rivales para que tenga poder absoluto.

Once príncipes, cuatro ministros y decenas de exministros saudíes fueron detenidos en una amplia operación por orden de un comité anticorrupción recién creado, dirigido por el príncipe heredero saudí, Mohamad bin Salman. Según las especulaciones, Bin Salman liberará a los príncipes detenidos bajo condiciones y restricciones y les dará estancia obligatoria tras tomar el poder a principios del próximo año. Estos arrestos de altos funcionarios y príncipes saudíes se realizaron bajo la supervisión de “tropas extranjeras”, anunció el rotativo internacional árabe Rai al-Youm.

Las fuentes saudíes han informado de la huida masiva de familias de príncipes y hombres de negocios de Arabia Saudí al extranjero tras la detención de príncipes saudíes y decenas de altos funcionarios saudíes. De acuerdo con el sitio de información Arabi21, Arabia Saudí está siendo testigo de una ola de “inmigración” o “huida masiva” de las familias de un gran número de príncipes y hombres de negocios, tanto los que ya están detenidos o los que temen a ser detenidos .

Según las estimaciones de Arab21, la familia gobernante de Arabia Saudí oscila entre 20 mil y 30 mil y muchos temen que sean arrestados en cualquier momento, especialmente aquellos que se oponen al régimen de Al Saud o se opusieron y criticaron anteriormente al príncipe heredero saudí, Mohamad bin Salman. Esta fuente además indicó que una serie de príncipes ya han salido del país, pero el mayor número de ellos no podía salir por que debían obtener el consentimiento de Mohamad bin Salman.

De esta forma, el mayor número de personas que abandonaron el país son familias e  hijos de príncipes y hombres de negocios que no figuran en las listas de prohibición de viajar o que no necesitan la aprobación de Mohamad bin Salman para poder abandonar el reino. De acuerdo con esta fuente, no hay un futuro claro sobre la liberación de los príncipes arrestados y se espera que su juicio se realice a principios de 2018 tras la retirada del rey saudí, Salman bin Abdulaziz Al Saud, a favor de su hijo Mohamad.

(Fuente: Alwaght)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *