Málaga: Continúan las deportaciones en el CIE-prisión de Archidona entre protestas. El hermano del muerto no cree el suicidio

deportaciones-archidona-kCLB-U50518587163N5G-624x385@Diario Sur

Dos autobuses con argelinos (se habla de hasta ochenta de ellos) del grupo de internos de la cárcel de Archidona, que está haciendo las veces de Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE), ha abandonado las instalaciones en la tarde-noche de este lunes (foto adjunta).

Los ocupantes iban de camino al transporte que los llevará de vuelta a Argelia, tal y como dictan las órdenes de expulsión, según las fuentes consultadas. Varias personas, algunas de ellas de la Plataforma Ciudadana contra el CIE de Archidona, han acudido a las puertas del centro penitenciario alertados por los familiares que están en las inmediaciones esperando contactar con los internos sobre la inminente salida del grupo.

Desde este colectivo se pidió al Juzgado de Archidona que investiga la muerte de uno de los internos el pasado viernes que se paralicen las deportaciones ya que podría entorpecerse la investigación (tanto la Junta de Andalucía como Málaga Acoge coinciden en este punto). Por tanto, los miembros de la plataforma y algunos familiares han intentado parar el autobús sentándose a las puertas del recinto.

La Policía Nacional ha manifestado que “se ha visto obligada a disolver la sentada” y se han vivido momentos de tensión, según el relato de los testigos, que añaden que entre los presentes está el hermano del fallecido. Cuando los agentes han conseguido abrir paso al autobús, los concentrados han gritado “libertad” a los internos. También han señalado el uso de violencia por parte de los agentes aunque no ha habido heridos.

El pasado viernes, los agentes de la Policía Nacional que custodian el centro penitenciario encontraron el cuerpo ahorcado de uno de los inmigrantes que llegaron en noviembre a las cosas del Levante y fue trasladado a Archidona ante la saturación del sistema habitual.

Según informaron en su momento fuentes oficiles cercanas al caso, todos los indicios apuntan a un suicidio, aunque este término todavía no se ha confirmado y será el resultado de la autopsia el factor determinante que esclarezca las causas de la muerte.

Con respecto a la petición de que paralicen las deportaciones, es el titular del Juzgado de Primera Instancia Único de Archidona el que puede solicitarlo si lo considera necesario en favor de las pesquisas. Al margen de la investigación, dos de los inmigrantes han visto su orden de expulsión paralizada de forma provisional por la Audiencia Nacional.

(Fuente: diario Sur / Autor: Fernando Torres)

Familiares-migrantes-carcel-Archidona-NC_EDIIMA20180102_0287_20

El hermano del fallecido no cree en el suicidio. Reclama una investigación independiente y parar las expulsiones de posibles testigos

El hermano de Mohamed Bouderbala, el migrante encontrado muerto en la cárcel de Archidona que Interior usa como CIE, ha asegurado este martes que nunca percibió en él una actitud que mostrase su disposición a suicidarse. “Hablaba con él a diario. Se quejaba de la comida y del frío, pero no de la vida. No había indicios de suicidio”, ha explicado Ahmed en rueda de prensa. Junto a él, familiares de otros recluidos en Archidona y miembros de la plataforma contra el CIE de Archidona han pedido que se paralicen las deportaciones hasta que se esclarezcan las circunstancias de la muerte de Mohamed. Estas deportaciones continuaron el mismo 1 de enero.

“Queremos una investigación independiente y para eso deben parar las expulsiones, porque pueden estar deportándose a testigos”, ha reclamado Daniel Machuca, miembro de la plataforma. Cuatro días después de que los policías encontraron a Mohamed ahorcado en una celda de la cárcel de Archidona, sus familiares siguen sin ver el cuerpo y la autopsia sigue sin ser pública. La Policía aseguró a El Mundo que esta confirmaría el suicidio, pero nadie ha logrado ver el documento, si existe. Ahmed y miembros de la comunidad argelina en España están a la espera de lograr un poder con el que personarse en la investigación judicial de la muerte de Mohamed y acceder a las diligencias.

Ahmed ha recordado que su hermano no era una persona depresiva, “sino deportista, alegre y positiva, la última persona que se podía suicidar”. “Mi hermano vino a mejorar su vida, no a delinquir, ni a matar ni a que lo maten”, ha lamentado, justo antes de pedir una “investigación al detalle para que se sepa qué ocurrió”: “La misma tarde en que murió les pegaron a todos, y a Mohamed le pegaron incluso dentro de su habitación, según nos han contado. No queremos ser investigadores”.

Varios  vídeos y fotos difundidos estos días muestran cómo agentes antidisturbios golpean y arrastran a internos de la cárcel de Archidona. “A la familia nos ha llegado la información de que lo han matado”, ha dicho Ahmed, que asegura que su hermano le relataba a diario que les pegaban y agredían al sacarlos de la habitación al patio.

Mohamed Bensekrane y Mohamed Tellal, con un hermano y un primo en la cárcel de Archidona, han pedido también una investigación que esclarezca los hechos. Bensekrane afirma que su primo tiene problemas respiratorios pero no le permiten acceder a un médico. Por su parte, Tellal asegura que todos los días le hablan de las condiciones del centro, donde “hay poca comida, hace frío y no hay agua potable, y a veces violencia policial”.

“Estos días la violencia policial se ha intensificado, según nos cuentan y vemos en los vídeos. Eso conlleva respuestas y reacciones. La situación psicológica es difícil porque ellos esperaban estar en un CIE y no en una cárcel”, ha relatado. Según estos familiares, varios encerrados en la cárcel de Archidona llevarían días en huelga de hambre.

Los familiares y la plataforma pretenden personarse en la investigación hoy mismo. A partir de ahí, podrán contrastar qué dice la autopsia, ver el cadáver y en su caso, proponer testigos. “Si a día de hoy se sigue expulsando a testigos potenciales es por pura voluntad”, ha protestado Rubén Quirante, miembro de la plataforma contra el CIE de Archidona. Daniel Machuca ha recordado lo que ocurrió en el ya extinto CIE de Capuchinos (Málaga) en 2006: “Después de las denuncias de violencia sexual contra las migrantes fueron expulsados todos los internos”.

(Fuente: el diario.es / Autor: Néstor Cenizo)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *