EEUU mantiene en la precariedad a Puerto Rico: Solo la mitad del territorio tiene electricidad tras 100 días del paso del huracán

Puerto-Rico-electricidad-huracan-2-1024x683

Transcurridos cien días del azote del huracán María, solo alrededor del 55 por ciento de los habitantes de Puerto Rico cuenta hoy con energía eléctrica, lo que ya está causando crispación en diversos sectores.

La estatal Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) aseguró que poco más de la mitad de los abonados tiene luz después de proseguir la reparación de su sistema de fibra óptica que permite esa contabilidad. Es la primera vez que la corporación pública especifica que se trata de clientes, porque siempre se refirió a generación de energía, lo que sembró confusión en momentos en que la casi totalidad del país permanecía a oscuras.

“Hasta el momento, la AEE solo podía reportar el porcentaje de generación de energía debido a que la fibra óptica quedó destruida con el paso del huracán”, aseguró La Fortaleza, sede del ejecutivo, en una declaración de prensa. Se indicó que la generación alcanzada ahora es de aproximadamente 70 por ciento.

La AEE emitió una solicitud al Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos para que aumente su capacidad de proveer la ayuda necesaria para acelerar la restauración del sistema eléctrico del país, que ha causado una parálisis económica y el cierre de miles de pequeños negocios, como restaurantes.

El gobernante puertorriqueño Ricardo Rosselló Nevares reconoció la dificultad que ha vivido el pueblo al carecer del servicio eléctrico por tanto tiempo. “Confiamos que con la llegada de más trabajadores de las compañías eléctricas de Estados Unidos y con un plan actualizado de restauración, veremos un progreso para la reconectar el servicio de energía a todos”, dijo como aplacar la molestia de las comunidades, que ya han comenzado a manifestarse en las calles.

Rosselló Nevares aseguró que su administración trabajará para garantizar que haya los recursos necesarios para completar este esfuerzo de restauración tras una devastación sin precedente. La AEE proveerá en las próximas semanas actualizaciones acerca del plan de restauración con información más precisa y detallada sobre los lugares que faltan por electrificar.

Uno de los principales problemas que ha confrontado la corporación pública es la falta de material, incluidos los transformadores y los postes del tendido eléctrico para reemplazar a los que destruyó el huracán a su paso por esta isla del Caribe el 20 de septiembre.

La Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (Utier) asegura que unos 400 empleados especializados de la AEE se acogen este viernes la jubilación. “No solamente se trata de 400 trabajadores numéricamente, sino de gente de una experiencia vasta, importante, y van a quedarse lugares sin personal clave”, manifestó el presidente de la Utier, Ángel Figueroa Jaramillo.

El dirigente del combativo sindicato atribuyó esas jubilaciones a que, debido a los cambios en las leyes laborales realizados por el gobierno de Rosselló Nevares, los trabajadores se exponen a perder derechos adquiridos a partir de este domingo. Ante esta situación el gobierno respondió con solicitar a la industria eléctrica de Estados Unidos para que haga disponible para Puerto Rico entre mil a mil 500 trabajadores de restauración.

Incomunicados por crisis 30 cuarteles de bomberos

Una treintena de estaciones del Cuerpo de Bomberos se encuentran incomunicados, debido a que no cuentan hoy con servicio telefónico. Tal es la crisis que las llamadas telefónicas se tramitan a través del distrito policial que, a su vez, carece de una forma inmediata de tramitar el alerta porque los bomberos tampoco cuentan con sistemas de radiocomunicación que funcionen.

El senador Aníbal José Torres, del opositor Partido Popular Democrático (PPD), culpó de esta situación al ministro de Seguridad Pública, Héctor M. Pesquera, cuyo desempeño en el cargo ha estado bajo fuego desde que a raíz del ciclón María, hace cien días, ha pretendido minimizar la cifra de muertos.

Pesqueras, además, autorizó la cremación de casi un millar de personas que fallecieron durante los primeros días de caos que ocasionó el meteoro en el país, que todavía permanece con más de la mitad de la población puertorriqueña de 3,5 millones de habitantes sin electricidad. “La seguridad pública sigue en crisis bajo la dirección de Pesquera, al sumarse el Cuerpo de Bomberos a las agencias que tienen problemas que no son atendidos con la prioridad que ameritan”, dijo Torres.

El portavoz del PPD en el Senado de Puerto Rico expuso que con su desempeño, el jubilado agente del Buró Federal de Investigaciones (FBI) demuestra una vez más que “en el área de seguridad pública en este gobierno lo único seguro es la inseguridad”.

Planteó cuánto más se propone esperar el gobernador, Ricardo Rosselló Nevares, para darse cuenta que el funcionario a cargo del Departamento de Seguridad Pública no funciona. Torres insistió que, por el bien del país, el gobernante puertorriqueño ‘debe aceptarle la renuncia ya’, una obvia insinuación a que lo despida de modo fulminante.

Pesquera también afronta la crisis en la Policía, otra dependencia bajo el manto del paraguas de Seguridad Pública que en las últimas semanas parece hacer agua con un marcado ausentismo de sus componentes.

Se espera que con la despedida de año la situación alcance un nivel tan desproporcionado como en la Nochebuena, cuando unos ocho mil agentes, la mitad de la fuerza policial, se ausentó de los cuarteles, lo que incrementó la inseguridad en el país.

El gobernador Rosselló Nevares, sin embargo, ha reiterado su confianza en la capacidad de Pesquera, quien tiene un salario de 250 mil dólares anuales.

(Fuente: Prensa Latina)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *