Así fomenta la educación y la cultura la Universidad de Huelva: convierte en cafetería el Centro de Interpretación Arqueológica

Operarios-Centro-Interpretacion-Arqueologica-Almagra_1202289964_78689911_667x375

La Universidad de Huelva convierte en una cafetería el Centro de Interpretación Arqueológica Huelva, Ciudad Milenaria, ubicado en el Cabezo de la Almagra, en el campus del Carmen. Las obras de lo que denominan espacio cultural-café comenzaron a finales de julio y está previsto que finalicen a mediados de enero. El presupuesto base de licitación son 228.024,91 euros.

Una barra de bar ocupa gran parte de la superficie expositiva de la primera planta, mientras que el sótano se destina a almacenes y cocina. El proyecto fue iniciativa del anterior equipo de gobierno de la Onubense y el actual “lo que ha hecho ha sido continuar con el proceso que estaba diseñado y planificado”, apuntan desde la institución universitaria.

La intervención no altera la configuración arquitectónica del edificio, diseñado por el arquitecto onubense Sebastián Cerrejón. Se ha construido un patio inglés en su fachada norte, a nivel de sótano, para la maquinaria de climatización y ventilación. En su fachada sur se ha colocado un umbráculo, junto a los restos arqueológicos. “Las obras se han realizado sin alterar en algún momento el yacimiento exterior”, apuntan desde la UHU.

El profesor y director del equipo de arqueólogos que realizó las excavaciones del Cabezo de la Almagra, Juan Manuel Campos, señala que “todo el proceso de la obra ha sido vigilado por Cultura y por nosotros y ahí no se ha alterado nada. Ha estado completamente controlado”. El anterior equipo de gobierno aseguró a Campos que se compatibilizaría la función del centro de interpretación arqueológica con este espacio cultural y que una vez que acaben las obras “nos llamarían para plantear cómo se haría la museología dentro, pero hasta que no lo vea cómo está no puedo pronunciarme”.

Este espacio cultural-café se destinará, según la Universidad, a exposiciones, lecturas de poemas y presentación de libros. Aparte, “se colocarán placas con imágenes y textos que refuercen la explicación del yacimiento arqueológico”. Indican que una vez que se terminen las obras “se procederá a la licitación de la explotación como cualquier otra cafetería o servicio hostelero universitario”.

No era una cafetería para lo que fue construido este edificio, que se diseñó como elemento vertebrador de un parque temático, el único que existe en la ciudad, sobre la historia de Huelva. Supuso una inversión de 1,5 millones de euros, a cargo de las arcas municipales. En febrero de 2008, el Ayuntamiento cedió oficialmente a la Universidad los terrenos del Cabezo de la Almagra y con ello el museo arqueológico para su gestión, instalaciones que no abrieron sus puertas hasta el 14 de diciembre de 2011, para cerrarse en el mes de junio de 2013.

Se inauguró con escaso contenido (nueve paneles informativos) pero estaba previsto ampliarlo con restos arqueológicos y se contemplaba un área dedicada a la investigación. Nada de ello se llevó a cabo. En vez de aprovechar las potencialidades turísticas del espacio y fomentar la actividad didáctica e investigadora se optó por cerrarlo, era necesario realizar unas obras de mejora, y ahora la Universidad apuesta por la restauración y las instalaciones se reabrirán como un espacio cultural-café.

(Fuente: Huelva Información / Autor: T. Lojo)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *