Catalunya: Más represión tras el 21D. Imputan a Mas, Rovira, Lloveras, Pascal, Anna Gabriel y Mireia Boya por rebelión y sedición

juez

El juez Pablo Llarena (foto adjunta) ha acordado ampliar el espacio subjetivo de la investigación abierta en relación con el proceso independentista de Catalunya a la secretaria general de ERC, Marta Rovira, la presidenta del grupo parlamentario de la CUP, Mireia Boya, a su portavoz, Anna Gabriel, al presidente del PDeCat, Artur Mas, en el suyo coordinadora general, Marta Pascal, ia la presidenta del AMI, Neus Lloveras y Massana. En un auto notificado hoy, el juez comunica la existencia del procedimiento en estos nuevos investigados, así como las sospechas que sobre ellos ciernen, con instrucción de los derechos que los asisten de conformidad con el artículo 118 de la Ley de enjuiciamiento criminal, y la posibilidad de ejercerlos de forma inmediata.

Todos están acusadas de haber formado parte de un comité estratégico para declarar unilateralmente la independencia de Cataluña según el documento Enfocats, la hoja de ruta del procés incautada en el domicilio de Josep María Jové, número dos del exvicepresidente Oriol Junqueras, en prisión desde el pasado 2 de noviembre por su implicación en este asunto.

En su escrito, Llarena señala que los hechos investigados se han podido desarrollar “bajo la dirección y coordinación” de un grupo de personas en el que están incluidos los líderes políticos y representantes públicos. Además de la referencia que se hace a ellos en el informe Enfocats, Llarena señala a “otra serie de elementos que pudieran corroborar lo que en este documento se recoge”.

Llarena explica que las diligencias que hasta ahora se han practicado muestran que los hechos que se investigan se han podido desarrollar bajo la dirección y coordinación de un conjunto de personas entre los cuales se encontrarían los presidentes y portavoces de los grupos parlamentarios independentistas del disuelto Parlamento de Catalunya, así como los presidentes y secretarios generales de los partidos políticos independentistas y la presidenta del Associació de Municipis per la Independència (AMI). Unas sospechas el fundamento, según el juez, no sólo se encuentra en qué aparecen referenciados como integrantes del Comité Estratégico descrito en el documento “enfocados”, “sino en otra serie de elementos que pudieran corroborar lo que en este documento se recoge”.

Por una parte, Llarena destaca que todas estas personas aparecen identificadas como participantes de algunas de las reuniones “que” supuestamente sirvieron para “idear y apañar el proceso de ruptura que se investiga, tal como se recoge en la agenda intervenida con ocasión del registro practicado en el domicilio de Josep Maria Jové Lladó.”

Llarena añade que todos estos nuevos investigados parecen haber tenido una participación principal y destacada en su desarrollo, “aportando el apoyo político que precisaron la actuación parlamentaria y la actuación de ejecución que llevaron este proceso a término”, tal como detalladamente se refiere al atestado elaborado por la Guardia Civil.

Por eso el juez concluye que para que los investigados puedan ejercer su derecho de defensa tal como prevé el artículo 118 de la Ley de enjuiciamiento criminal procede comunicar la existencia de este procedimiento, así como las sospechas que sobre ellos ciernen para que se los instruya de los derechos que los asisten y puedan ejercitarlos de manera inmediata.

Reguant, Llach, Fachin, Rufián y hasta 31 cargos, señalados de sedición por la G. Civil

La Guardia Civil ha mirado con lupa todas las imágenes que reclamó a varios medios de comunicación y ha incluido en su último atestado una lista de 31 cargos públicos, a quienes señala como presuntos implicados en un delito de sedición por su participación el 20 de septiembre en la manifestación multitudinaria a las puertas del Departament d’Economia mientras estaba siendo objeto de un registro policial.

Entre estos cargos están miembros del Govern y la Mesa del Parlament como Oriol Junqueras, Carme Forcadell, Joan Josep Nuet, Anna Simó, Lluís Maria Corominas y Lluís Guinó. Diputados como Eulàlia Reguant, Gabriela Serra, Mireia Boya, Lluís Llach, Roger Torrent, Irene Rigau, Neus Munté, Neus Lloveras, Miquel Buch, Albert Batet, Eduardo Reyes, David Bonvehí, Natalia Figueras, Gerard Gómez, Chakir El Homran y Albano-Dante Fachin.

También están diputados del Congreso, como Joan Tardà y Gabriel Rufión, los expresidentes del Parlament Joan Rigol y Núria de Gispert, el exalcalde de Barcelona Xavier Trias y Francesc Homs, de quien la Guardia Civil destaca solo que está inhabilitado por el Tribunal Supremo. Por último, también aparecen dos concejales de ERC en Barcelona, Alfred Bosch y Juanjo Puigcorbé, y el eurodiputado Ramon Tremosa.

Según el atestado policial, todos ellos participaron en la concentración y en ninguna de las imágenes se ve su voluntad de desconvocar la movilización, ni “permitir la tarea de la comitiva judicial garantizando su integridad física”.

También vincula directamente en la organización la ANC y Òmnium, argumentando que las pancartas y los carteles que se pueden ver lucían sus logotipos, y que había voluntarios de ambas asociaciones dando instrucciones y repartiendo bebidas y comida para que nadie “abandonara el lugar”.

(Fuente: El Nacional.cat / Autora: Gemma Liñán)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *