Catalunya: Mayoría absoluta independentista. Puigdemont declara que “la República Catalana ha ganado a la monarquía del 155”

resultado-elecciones-catalanas-interior-2-655x368

Mariano Rajoy ha perdido el “referéndum” que convocó en forma de elecciones al Parlament para validar en las urnas el nuevo orden político impuesto por la aplicación del artículo 155 a las instituciones catalanas. El independentismo ha humillado al presidente del Gobierno español en los comicios más anómalos de la historia de Catalunya. Y ha sido en las que más gente ha votado jamás en la historia: un estratosférico 81,95% del censo.

El president Carles Puigdemont, en el exilio en Bruselas, candidato de Junts per Catalunya (JxCAT) y el vicepresidente Oriol Junqueras, cabeza de lista de Esquerra (ERC), han sido ratificados en las urnas con una nueva mayoría independentista que completa la CUP. Y han amargado la victoria en votos y escaños, tan histórica como pírrica, de Inés Arrimadas, la candidata de Ciutadans.

Con el 100% de los votos escrutados, Cs es primera fuerza con 37 diputados y un 25,37%; JxCat es segunda, con 34 diputados y 21,65%, seguida de ERC con 32 y un 21,39%; el PSC es cuarta, con 17 diputados y un 13,88%; Catalunya En Comú Podem obtiene 8 escaños y un 7,45%; la CUP, 4 diputados con un 4,45% y el PP es última fuerza con 3 diputados y un 4,24%, su peor registro en unas elecciones al Parlament.

De acuerdo con estos resultados provisionales, las fuerzas independentistas, JxCat, ERC y la CUP, suman 70 diputados, dos por encima de la mayoría absoluta. En cambio, los unionistas, Cs, PSC y PP, quedan lejos de alcanzarla, con 57, es decir 11 menos. Las listas de Puigdemont y Junqueras suman 66 escaños, uno más que la suma de los unionistas y los comuns. Entre uno y otro polo, la equidistancia castiga a los comuns, que se quedan con 8 diputados.

Los independentistas superan los 2 millones de votos, una nueva marca electoral, mientras que los unionistas, aunque avanzan, se quedan con unos 200.000 menos. En términos porcentuales, alrededor de un 47,5% para los independentistas -47,8% el 2015- y un 43,40% los españolistas -41,62% en los anteriores comicios-, lo que revela que los dos bloques prácticamente no se mueven aunque se haya elevado al máximo el techo de participación.

Por territorios, si en las elecciones de 2015 la lista unitaria del independentismo, Junts pel Sí, fue primera fuerza en las 4 circunscripciones, este domingo Ciudadanos ha ganado en Barcelona y Tarragona y JxCat en Girona y Lleida. En la ciudad de Barcelona, Cs es primera fuerza, pero el independentismo supera el unionismo, como en el conjunto del país.

Puigdemont: “La República Catalana ha ganado a la monarquía del 155”

“La República Catalana ha ganado a la monarquía del 155”. Así se ha expresado el president y candidato de Junts per Catalunya, Carles Puigdemont, después de la victoria independentista, que ha revalidado su mayoría absoluta con 70 diputados a pesar de la victoria de Cs. Puigdemont ha comparecido en Bruselas acompañado de los consellers que están con él en la capital belga, tanto de su partido como de ERC.

Después de los resultados electorales de este 21-D, Puigdemont ha defendido que Rajoy y sus aliados han perdido y ha pedido poner fin al 155, además de defender que hace falta la “restitución de la democracia alterada y la del Govern legítimo” y ha exigido que los presos sean liberados.

“Han perdido el plebiscito que buscaban para legalizar el golpe de estado del 155”, ha asegurado el president y candidato, que ha añadido también que la receta Rajoy no funciona. “O cambia de receta o cambiaremos más rápidamente de país de lo que nos habíamos propuesto”, ha reivindicado.

Por todo eso, ha pedido una “receta política” para las demandas catalanas. En este sentido, ha asegurado que tanto el gobierno español como el Ibex 35 y Europa tienen que tomar nota de la victoria independentista y “empezar a hacer política”. Puigdemont también ha recordado que las fuerzas independentistas han sacado un 47,5% de los votos, pero que los partidarios del referéndum superan el 50%. Por eso, ha exigido una reacción del gobierno español.

La CUP pierde 6 diputados pero se mantiene como fuerza clave

La CUP se ve clave en la conformación del nuevo Govern de la Generalitat y también en la consecución de la república. Carles Riera ha comparecido con parte de la candidatura una vez los resultados ya dejaban hacer las valoraciones y lo ha hecho admitiendo los malos resultados que han sacado.

La CUP ha perdido 6 de los 10 diputados que tenía y se queda con 4. Sin embargo, puede ser una fuerza decisiva para formar el nuevo Govern de la Generalitat de Catalunya, lo cual dejaría en la oposición Ciudadanos, que ha ganado las elecciones con 36 escaños. Pero, a pesar de la victoria por votos y escaños, Cs tiene difícil formar un gobierno porque el resto de fuerzas constitucionalistas no conforman la mayoría absoluta que necesita Inés Arrimadas para ser la presidenta de Catalunya.

Carles Riera ha valorado una clara victoria del independentismo donde “el golpe de estado del 155 ha sido claramente derrotado” y que “la república del 1-O ha ganado claramente estas elecciones”.

El cabeza de lista de la CUP no ha descartado entrar en el Govern, pero también ha puesto ya las primeras condiciones. Condiciones sabidas y esperadas teniendo en cuenta el mensaje de campaña y el talante de los cupaires: “La única posibilidad es la unilateralidad. Si ERC y JxCat quieren dialogar, les esperaremos que vuelvan con las manos vacías”.

Ha remarcado que tienen “4 escaños de oro” que “siguen teniendo la llave para configurar la mayoría republicana” y que lo “harán servir”. “Nuestro compromiso será firme e insoslayable”, ha concluido Riera.

El cabeza de lista de la CUP ha respondido al Estado español ante la convocatoria de elecciones y los hechos del 1-O: “Han puesto todas las cartas y, con todas las cartas, el Estado no ha podido ganar”. “Con toda la represión, la campaña del miedo y las fuerzas del estado, el Estado no ha conseguido ganar el golpe de estado en Catalunya”, ha rubricado Riera.

Riera ha hecho autocrítica admitiendo que la CUP ha sacado unos malos resultados: “La CUP ha quedado muy lejos de sus objetivos políticos y electorales”. “Nuestro programa electoral ha perdido apoyo. Seguiremos trabajando desde la lucha social y, sobre todo, de los de los ayuntamientos”, ha dicho el cabeza de lista de la CUP. Que ha acabado proclamando: “Todavía nos queda camino y lucha por hacer, villa a villa, pueblo a pueblo y ciudad a ciudad”.

C´s la fuerza hegemónica del españolismo . El PP se hunde

Ciutadans lo tenía todo preparado para una gran fiesta este jueves en Barcelona. En primer lugar, para celebrar la victoria como fuerza más votada en el tú a tú con ERC y JuntsXCat. En segundo lugar, para festejar una eventual alternativa de gobierno. Pero sólo ha sido posible la primera, con 37 escaños, subiendo doce. Los partidos independentistas, con el factor sorpresa de Puigdemont, han conseguido revalidar la mayoría absoluta en el Parlament con 70 diputados. La fiesta presidencial de Inés Arrimadas ha quedado amargada ante la imposibilidad de ser presidenta de ninguna forma.

 

“Por primera vez ha ganado un partido constitucionalista en Catalunya y ha sido Ciutadans”, se ha felicitado Inés Arrimadas, que ha querido agradecer la confianza en que le han depositado 1,1 millones de electores. Ha tenido un recuerdo por todo aquellos que les dijeron que desaparecerían, que no tenían futuro. “Hoy uno de cada cuatro catalanes ha confiado en este partido que habla sin complejos”, ha dicho.

La euforia inicial pronto se ha visto aguada por el escrutinio y la confirmación de los resultados: las fuerzas independentistas seguían manteniendo la mayoría absoluta del Parlament. Cualquier aspiración de la líder de Ciutadans ha quedado cortada en seco: no tiene los escaños para conformar ningún tipo de “mayoría alternativa” al independentismo. Hasta el escenario de plaza Espanya se han acercado varios centenares de militantes y simpatizantes, con una mezcla de sentimientos.

Ha habido un pequeño momento de celebración encima del escenario, cuando Ciutadans ha subido en plenos discursos de 36 a 37 escaños. El público lo ha celebrado con gritos que “yo soy español, español, español” y “presidenta”. Pero este diputado no lo han robado a los independentistas, sino al PP, que ha bajado de cuatro a tres, por detrás la CUP, con quien compartirá Grupo Mixto. A pesar de la mayoría independentista renovada, Arrimadas ha prometido “seguir luchando, con más votos, más escaños y más apoyos”.

Fracaso absoluto del PP Catalán que pierde más de la mitad de escaños que tenía en el Parlament de Catalunya. Las segundas elecciones autonómicas de Xavier García Albiol como cabeza de lista hunden a los populares en Catalunya a un mínimo histórico, con sólo 3 escaños, y rebajando 8. El presidente de los populares catalanes ha reconocido la derrota confesando con un ademán desencajado que “ha sido un muy mal resultado y no nos podemos sentir orgullosos”.

La aplicación del artículo 155 y la destitución fulminante del Govern de Catalunya escogido en las urnas el año 2015, combinado con la política de Mariano Rajoy, y con la fuerza creciente de Ciutadans, ha provocado la caída en picado de los populares. La cúpula del partido catalán y los militantes que han vivido la jornada electoral en directo desde el Hotel Eurostars Grand Marina de Barcelona han salido con caras largas para pronunciar el discurso que nunca hubieran querido hacer.

Fracaso de Podemos. No serán decisivos

La frustración se respiraba en el ambiente, en el local electoral de Catalunya Comú Podem, en el Campus de la Ciutadella de la Universitat Pompeu Fabra, al obtener sólo 8 escaños. Catalunya Sí que es Pot había conseguido 11 escaños en 2015, con 367.613 votos y un 8,94% de los votos (y en 2012 Iniciativa per Catalunya / Els Verds había llegado a tener 13 diputados, con un 9,89% de los votos). Las primeras encuestas a pie de urna ya permitían intuir un duro golpe para Catalunya en Comú Podem. En realidad, la presencia de militantes en la UPF ha sido muy modesta y poco entusiasta.

Unos meses antes de las elecciones, los sondeos llegaron a pronosticar hasta 13 escaños para los comunes (aunque otras encuestas los situaban muy por debajo de esta cifra). Pero desde que empezó la campaña en ninguna encuesta se les daba más de 11 escaños. Durante la campaña habían tocado fondo y habían llegado a pronosticársele sólo 7 diputados, pero en la fase final de la campaña el pronóstico se había elevado hasta 8/10, según los medios. Al fin, se han confirmado los peores pronósticos ante la polarización del electorado en base al fenómeno identitario. La marcha de la candidatura de Albano Dante Fachin, partidario de dar apoyo al independentismo, no ha ayudado en la campaña de los “comunes”.

Catalunya en Comú no será necesaria para formar gobierno. La esperanza de los comunes era poder hacer de árbitro entre el bloque del 155 y el bloque soberanista, pero con este reparto de escaños no serían necesarios para formar gobierno. Xavier Domènech, al inicio de la campaña, había hecho una propuesta de gobierno basada al renunciar a la unilateralidad y a la represión, con el objetivo de “recuperar el autogobierno y hacerlo avanzar”.

Xavier Domènech ha hecho una valoración de los resultados electorales en la sede electoral de Catalunya en Comú Podem, en la Universitat Pompeu Fabra. Ha reconocido que los resultados de su formación no han sido los esperados, y ha apuntado que esperaban más. Ha afirmado también, con autocrítica, que lamentaba que en un país socialmente de izquierdas, la mayoría en el Parlament recayera en formaciones de derechas: “Alguna cosa hemos hecho mal”, ha advertido, refiriéndose a todos los grupos de izquierdas.

Tras estas reflexiones, Domènech ha dejado bien claro que Catalunya en Comú Podem se opone a la aplicación del artículo 155 y a la política represiva hacia Catalunya del Partido Popular. “Estos resultados tendrían que hacer reflexionar a los que han impulsado el 155. Tendrían que hacer reflexionar al Partido Popular”, ha asegurado. También ha querido dejar clara su posición: “Nuestro voto en el Parlament tiene que servir para dejar atrás la etapa del 155”.

(Fuente: El Nacional.cat)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *