Parlamentarios marroquíes reactivan una propuesta paralizada que penaliza la normalización de relaciones con Israel

Rabat_-_building_of_parlament

Diversos diputados y consejeros han criticado desde Marruecos el reconocimiento del presidente estadounidense Trump de Jerusalén como capital de Israel y su intención de comenzar a transferir su embajada a esta ciudad, y han llamado a reactivar una propuesta que criminalice la normalización de relaciones con Israel.

Los parlamentarios, que participaban en una sesión celebrada el lunes por la noche en el Parlamento marroquí, en Rabat, con la presencia del embajador de Palestina en Marruecos,  han puesto en marcha  una propuesta de ley que criminaliza la normalización de relaciones con Israel, propuesta que ha estado bloqueada por más de cuatro años.

Los participantes en esta asamblea de la Cámara de Diputados y Consejeros, expresaron su rechazo y condenan a la decisión del presidente de Estados Unidos. Y como muestra la mayoría de los presentes en la reunión, cuya imagen transmitió la televisión marroquí oficial, vestían la “kufiyya” palestina en solidaridad con el pueblo palestino y para demostrar su condena a esta decisión de Trump de reconocer Jerusalén como capital de Israel.

El periódico marroquí Lakum informó de que el Presidente del Congreso de los Diputados marroquí, Habib al Maliki ha afirmado: “Esta cuestión no está relacionada en exclusiva con la decisión soberana de los Estados Unidos de América: es una decisión que toca las lugares santos islámicos. Y es cuanto menos extraño que esta decisión haya llegado en el centenario de la Declaración Balfour y una semana después de la celebración de la Jornada Mundial de la Solidaridad con el pueblo palestino”.

Al Maliki añadió: “La decisión de Trump menosprecia a la Organización de las Naciones Unidas y supone una violación de sus procedimientos y leyes”. Y afirmó que esta decisión va a implicar (para USA) una pérdida de legitimidad y credibilidad y de contribuir con cualquier construcción lógica a la región.

El presidente de la Cámara de Representantes explicó también que, mediante esta decisión los EE.UU. pasan de ser parte de un posible arbitraje sobre la cuestión, a constituirse en parte rival en las negociaciones.

Por su parte, el presidente de la Junta de Consejeros, Hakiim  Binshmaas, consideró la esencia de esta decisión de Estados Unidos y según declaraciones citadas por las mismas fuentes opinó que esta decisión “supone una continuidad de la Declaración Balfour, que podría suponer una seria amenaza para la estabilidad de la seguridad internacional”.

El miembro del Parlamento marroquí Omar Belafrej, del partido Federación de Izquierdas, reveló por otra parte que las cifras publicadas por la Cámara de Comercio Franco-Israelí muestran que el volumen del comercio entre Marruecos e Israel asciende a 4 millones de dólares al mes.

En la reunión parlamentaria que se celebró el pasado lunes para discutir los pormenores y posibles escenarios de la decisión de Trump de reconocer Jerusalén como capital de Israel y para iniciar la transferencia de la embajada de su país a la misma, Belafrej pidió que se promulgara una ley para penalizar la normalización de las relaciones con Israel, en vez de repetir simples consignas.

Por otro lado, la capital del reino marroquí, Rabat, presenció el pasado domingo una manifestación popular masiva en rechazo a la decisión estadounidense, anunciada el miércoles por Trump el reconocimiento oficial de su país de Jerusalén como capital del Estado de Israel y la transferencia de la embajada de su país de Tel Aviv a la ciudad ocupada, provocando un profundo enfado en el mundo árabe e islámico y la preocupación y las llamadas a mantener el statu quo y a respetar las resoluciones de la ONU por parte de la comunidad internacional.

(Fuente: Monitor de Oriente)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *