Vivir con lobos: la campaña ecologista para mostrar que la coexistencia entre el lobo y la ganadería extensiva es posible (vídeo)

lobo-iberico-Foto-Ganadora-Ana-Retamero-Olmos

La campaña “vivir con lobos” de Ecologistas en Acción defiende que la coexistencia entre el lobo y la ganadería extensiva es posible. Los principales objetivos han sido la colaboración con el sector ganadero, sensibilizar a los medios de comunicación, instar a las administraciones a fomentar la coexistencia y fomentar el consumo de productos ganaderos compatibles con el lobo.

“Vivir con lobos” ha identificado y coordinado a más de 60 ganaderas y ganaderos favorables a la coexistencia del lobo y la ganadería. La mayoría de estas personas ya aplicaban medidas de coexistencia, mientras que otras han empezado a aplicarlas o han mejorado su aplicación gracias a este proyecto. Se ha fomentado la formación en técnicas de prevención, se ha facilitado mediante diversas reuniones que ganaderas y ganaderos hayan consensuado un documento con las principales medidas para la coexistencia entre el lobo y la ganadería extensiva, y se ha visibilizado la existencia de personas que se dedican a la ganadería que apuestan por la coexistencia entre el lobo y la ganadería extensiva

“En contra del mensaje que han difundido algunas organizaciones agrarias, no es cierto que la sociedad tenga que elegir entre el lobo y la ganadería, ambas son compatibles”, aseguran desde Ecologistas en Acción que añaden “Pero lamentablemente el lobo está siendo utilizado para no abordar otros problemas más graves del sector, como el injusto reparto de la PAC, los bajos precios de los productos, el cambio climático o la falta de relevo generacional”.

Gracias al proyecto “se ha iniciado un cambio de mentalidad y de actitud frente al lobo por parte de un número estimable de ganaderas y ganaderos”, aunque según han trasladado desde Ecologistas en Acción, el cambio es todavía incipiente, “sin duda dificultado por unas administraciones que no apuestan por la prevención y no tienen una adecuada política de indemnizaciones, así como por unas organizaciones agrarias que no quieren la coexistencia”.

Sin embargo, este proyecto es para la organización medioambiental “un germen de gran importancia, que se debe cuidar para contrarrestar la presión social que se ejerce sobre las personas profesionales del sector que se significan a favor de la convivencia”.

Asimismo, han recordado que los medios de comunicación tienen un papel crucial a la hora de transmitir a la sociedad la relación entre la ganadería extensiva y el lobo. Por ello, se han realizado diversas actividades para lograr que los medios transmitan de forma adecuada la realidad del lobo. El proyecto ha logrado sensibilizar a periodistas sobre la conservación del lobo y visibilizar a profesionales del sector ganadero que adoptan medidas de prevención para evitar o minimizar los ataques del lobo al ganado, haciendo posible la coexistencia.

También ha permitido que diversas administraciones hayan comprobado que la coexistencia es real y viable, y que hay ganaderas y ganaderos dispuestos a aplicarla, “aunque hasta ahora las administraciones no han apostado claramente por la prevención y han preferido la autorización de controles, que se ha demostrado que no reducen los ataques al ganado”.

El documento “Principales medidas para la coexistencia de la ganadería extensiva y el lobo” puede ser, según Ecologistas en Acción, un buen punto de inicio para las administraciones interesadas y lograr que adopten medidas para apoyar a ganaderas y ganaderos que apuestan por la coexistencia. (https://www.ecologistasenaccion.org/IMG/pdf/medidas-coexistencia-lobo.pdf)

Otra línea de trabajo del proyecto ha intentado acercar la realidad de las explotaciones que coexisten con el lobo a varios grupos de consumo de la Comunidad de Madrid, creando canales de comunicación con el objetivo de valorizar sus productos. En ese sentido el proyecto ha avanzado en la creación de herramientas de reconocimiento de productos ganaderos de explotaciones adaptadas a la presencia del lobo.

El consumo es una parte clave a la hora de favorecer la coexistencia entre ganadería extensiva y lobo, ya que permite el reconocimiento por parte de la sociedad de la labor de adaptación a la presencia del cánido de ganaderas y ganaderos. Los canales cortos de comercialización y la posibilidad de venta directa son herramientas que permitirán de forma directa elegir productos de una u otra explotación, favoreciendo a las ganaderías más responsables. Al eliminar intermediarios el precio final no se incrementará, pero sí el importe recibido por la ganadera o el ganadero.

(Fuente: AraInfo)

Vídeo:

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *