Palestina: Otros cuatro muertos y 367 heridos en el segundo viernes de la ira. Complot de Ben salmán y defensa saudí de Trump

palestina 1

Al menos otros cuatro muertos, 367 heridos y cntenares de detenidos es el balance de la nueva jornada de violencia de las fuerzas del régimen israelí contra los palestinos, se produjeron tras los choques entre manifestantes palestinos con las fuerzas de ocupación israelíes que estallaron la Franja de Gaza y Cisjordania en el segundo día de la Ira, ayer viernes.

El Ministerio de Salud palestino anunció que varios de los heridos se encuentran en estado crítico. Los soldados israelíes intervinieron en las protestas utilizando balas auténticas contra los palestinos. Entre los heridos por bala se encuentran 33 niños.

Según fuentes del Complejo Médico Palestino en Ramallah, entre los fallecidos se cuenta un joven abatido por balas de combate disparadas por los efectivos de Tel Aviv durante enfrentamientos en la ciudad de Anata, en Jerusalén.  Además otras dos personas, entre ellas, un discapacitado con sus piernas amputadas, murieron en choques entre manifestantes y soldados israelíes a lo largo de las fronteras de Gaza.

También en esta jornada un palestino que resultó gravemente herido durante enfrentamientos en la localidad de Al Bireh, en Ramallah, falleció a causa de lesiones críticas, comunicó el Ministerio de Salud. De acuerdo con la Policía israelí, el joven presuntamente realizó un intento de ataque a los uniformados que no ha sido comprobado.

Tras el rezo islámico del mediodía decenas de miles de palestinos se manifestaron en Ramallah, Belen, Hebron, Qalandiya, y Naplusa (en Cisjordania); así como en la Franja de Gaza contra la decisión del presidente norteamericano, Donald Trump, relativa a la supuesta capital israelí. En el complejo de la mezquita Al Aqsa, en Jerusalén Oriental, miles de palestinos se congregaron dentro del recinto del templo, mientras cientos salieron a las calles para manifestarse, pero la policía israelí les impidió el acceso a la Ciudad Vieja.

De acuerdo con informes de las autoridades palestinas, al menos 56 personas fueron hospitalizadas en Cisjordania tras ser lesionadas por los efectivos de Israel. Un comunicado castrense israelí sostiene que los soldados se limitaron a tomar “medidas para romper los disturbios”. Las manifestaciones reunieron a unos tres mil 500 palestinos en la Franja de Gaza, y al menos otros dos mil 500 en varias localidades cisjordanas.

El martes, los palestinos se enfrentaron a los militares israelíes en Belén por sexto día consecutivo. Testigos presenciales informaron que varios jóvenes palestinos arrojaron piedras y quemaron neumáticos en la avenida principal del Pasaje Norte de Belén. Los testigos agregaron: “Los jóvenes lanzaron piedras a los soldados del ejército de ocupación israelí. Las fuerzas de ocupación respondieron con gases lacrimógenos y balas de goma.”

Cientos de palestinos israelíes protestaron el martes delante de la Embajada de EEUU en Tel Aviv para mostrar su oposición contra la decisión del presidente de EEUU de reconocer a Al Quds como capital de la entidad sionista. Los manifestantes siguieron el llamamiento del Alto Comité Árabe de Seguimiento de los Ciudadanos Árabes en Israel para acudir a la protesta ante la embajada de EEUU en Tel Aviv para mostrar su oposición al anuncio de Trump sobre Al Quds.

Los manifestantes llevaban pancartas en las que habían escrito que “El futuro de Al Quds no puede ser determinado por los cowboys” y “No abandonaremos al Al Quds ocupado”, dijeron los testigos a la agencia turca Anadolu. En su comunicado, el Alto Comité hizo un llamamiento en favor del boicot a los productos de EEUU, así como a las organizaciones oficiales y no oficiales de EEUU y a la suspensión de toda colaboración con estas últimas a todos los niveles.

Más de 300 palestinos han sido arrestados por las fuerzas de ocupación israelíes desde el inicio de las protestas la semana pasada, sólo en Jerusalén. La mayoría de los detenidos, especialmente los presentes en las protestas celebradas en los territorios ocupados, fueron objeto de fuertes palizas por parte de las fuerzas israelíes, y algunos fueron asesinados antes de su detención.

Decenas de menores se encuentran entre los detenidos, al menos 44 en Jerusalén. Un video lanzado por la ONG israelí B’Tselem el domingo provocó indignación en las redes sociales, ya que mostraba a varios niños siendo brutalmente arrestados y encerrados en pequeñas jaulas en el puesto de control de Bab Az-Zawiya.

Los informes también indican que varias personas fueron arrestadas por la policía secreta israelí en Ramallah y Hebrón, quienes se disfrazaron de palestinos usando máscaras y kifayahs y participando en protestas.

Los residentes de Cisjordania que han sido arrestados se enfrentan a un tribunal militar, y la jurisdicción puede incluso extenderse a aquellos de Jerusalén Este si su presunto delito fue cometido o tiene vínculos con la Cisjordania ocupada.

A principios de esta semana, el grupo de derechos de prisioneros Adameer instó a “la liberación inmediata de todos los prisioneros” y a “terceros estados para presionar a las autoridades de ocupación israelíes para que respeten sus obligaciones bajo las leyes internacionales de derechos humanos y el derecho internacional humanitario, violaciones que han cometido “.

El Movimiento de la Resistencia Islámica palestino HAMAS ha afirmado que la sangre de los hombres palestinos muertos que han sido asesinados el viernes es el fuego que volverá a encender las brasas de la intifada popular y quemará la ocupación.

En una nota de prensa, HAMAS afirma que la masacre de manifestantes palestinos por el régimen de Israel es otra prueba de su naturaleza criminal. “La matanza de ciudadanos palestinos por Israel en la ocupada Cisjordania y Gaza corrobora la naturaleza criminal de Israel”, enfatizó el viernes el Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS).

A través del comunicado, emitido por el portavoz de dicho movimiento, Hazem Qasem, la Resistencia ha denunciado el aumento de los crímenes israelíes contra el pueblo palestino. “La reciente decisión del presidente de EE.UU. (Donald Trump, de declarar Al-Quds (Jerusalén) como capital del régimen de Israel) ha animado a los ocupadores israelíes a seguir con sus agresiones contra nuestro pueblo”, lamenta la nota.

Sin embargo, prosigue, la Intifada lanzada por los palestinos demuestra su firme rechazo a los ataques israelíes y su insistencia en seguir con la resistencia hasta favorecer sus derechos violados por el régimen de Tel Aviv. Según el comunicado, para acabar con las agresiones israelíes apoyadas por Estados Unidos y los peligros que suponen para la causa palestina se requiere máxima resistencia y unidad no solo entre los palestinos sino entre todo el mundo musulmán.

palestina 2

Complot de Bin Salman para entregar Cisjordania y defensa saudí de Trump

La decisión de Donald Trump sobre Al-Quds podría ser parte de un complot mayor para dejar definitivamente el control de toda Cisjordania en manos de Israel.

Según nuevas revelaciones recogidas por el portal estadounidense The American Conservative, el reconocimiento de la ciudad palestina de Al-Quds (Jerusalén) como capital de Israel por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tiene como objetivo ayudar al régimen de Tel Aviv a arrebatar definitivamente a los palestinos el control de esta ciudad y de toda Cisjordania, con lo que la presencia árabe se limitaría a la Franja de Gaza.

El informe recuerda que el príncipe heredero saudita, Mohammad bin Salman, convocó el pasado 6 de noviembre al presidente palestino, Mahmud Abbas, y le comunicó que los esfuerzos para crear un Estado palestino en Cisjordania y en el enclave costero y establecer la paz con Israel han llegado a un punto muerto y que es tiempo de implementar su plan B. El plan B de Bin Salman para crear un Estado palestino solo en la Franja de Gaza, es, en realidad, un plan israelí.

La fuente señala que cuando el líder palestino le preguntó sobre el destino de Cisjordania, Al-Quds este y los asentamientos ilegales israelíes en las zonas B y C de Cisjordania, el príncipe saudí se limitó a decirle que “podemos seguir negociando sobre el asunto”. “Estos serán los temas de las negociaciones, pero entre dos estados, y nosotros te ayudaremos”, dijo Bin Salman, quien ofreció 10 mil millones de dólares a Abbas en un intento por “endulzar la amarga medicina que acababa de prescribir”, agrega la publicación.

La fuente destaca que los esfuerzos de Riad al respecto pueden ser interpretados por Israel como “una muestra práctica” de que Arabia Saudita está preparada para “relacionarse” con el régimen de Tel Aviv sin el quid pro quo que requeriría un Estado palestino en Gaza, Al-Quds o en cualquier otro lugar.

Fuentes diplomáticas aseguran que Riad ve necesario un pacto entre los palestinos y los israelíes para, después, establecer de manera oficial relaciones diplomáticas con el régimen de Tel Aviv.

Por otro lado, el canciller saudí (equivalente a ministro de asuntos exteriores), Adel al Jubeir, defendió a Trump, afirmando que él sigue buscando una solución de dos estados para palestinos e israelíes. “Sabemos que EE.UU. está tratando de desarrollar un plan de paz, en torno a una solución de dos estados y ha consultado con todas las partes interesadas, incluida Arabia Saudita, y ahora estamos esperando ver sus conclusiones y se produzca un avance y termine este conflicto”, dijo Al Jubeir en entrevista emitida en France 24. Sin embargo, si la Administración Trump “va a proponer o no un plan que sea aceptable para todas las partes, aún está por verse”, dijo.

El ministro saudita afirmó que su país tiene “una hoja de ruta para posibles relaciones con Israel, que viene establecida por la iniciativa de paz árabe”. “Cuando se concluya un acuerdo de paz con Israel, este tendrá relaciones normales con los países islámicos y árabes desde ese momento, es decir, relaciones diplomáticas y comerciales”, señaló.

El ministro también recordó que el Reino estaba a favor de una solución de dos estados para el conflicto israelo-palestino, basada en la iniciativa árabe, respaldada por las Naciones Unidas, que sugiere “un estado palestino en las fronteras de 1967, con algunos ajustes y con Jerusalén Este como capital”. Sin embargo, es conocido que Israel rechazó la iniciativa de paz árabe y continúa expandiendo sus asentamientos con el fin de hacer inviable cualquier solución de dos estados y la creación de un estado palestino.

En Estados Unidos, en un intento de calmar los a los palestinos, con duras críticas a su espalda por la decisión sobre Al-Quds, descarta el traslado de su embajada a esta urbe palestina en menos de tres años.

El secretario de Estado de EE.UU., Rex Wayne Tillerson, reconoció que su país no logrará mudar su embajada de Tel Aviv a la ocupada Al-Quds (Jerusalén) antes de 2020, en el marco de la decisión del presidente de EE.UU., Donald Trump, de reconocer a esta ciudad ocupada como capital de Israel. “No es algo que vaya a suceder de inmediato (…) probablemente no se producirá en menos de tres años”, así lo afirmó el jefe de la Diplomacia estadounidense en declaraciones vertidas el martes en el Departamento de Estado.

Según ha recogido el diario local The New York Times, el máximo diplomático estadounidense puntualizó que incluso tres años es una estimación “bastante ambiciosa” para la mudanza de la misión. También días antes, Tillerson se manifestó dudoso sobre la implementación de la polémica medida proisraelí del mandatario.

De hecho, subrayó que Washington, antes que nada, necesita “adquirir un lugar, elaborar planes de construcción, obtener las autorizaciones necesarias (del Congreso estadounidense) y después construir la embajada”. Señaló de igual modo que el reconocimiento de Al-Quds como capital del régimen de Israel por parte de la Casa Blanca “no indica ningún estatus final para Jerusalén”, al enfatizar que el “estatus final debe dejársele a las partes para que negocien y decidan”.

(Fuentes: Al Mayadeen / Al Manar / Hispan TV / Monitor de Oriente)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *