El Consejo de Transición de Yemen del Sur, respaldado por EAU, se alía con el ex presidente Hadi, apoyado por saudíes y EEUU

yemen del sur

El Vicepresidente del Consejo de Transición del Sur (STC por sus siglas en inglés), Hani Bin Brek, respaldado por Emiratos Árabes Unidos (EAU), expresó este miércoles su apoyo al presidente Abd Rabbuh Mansur Hadi en una publicación en las redes sociales. Que el Consejo de Transición del Sur se una a la coalición yemení  patrocinada por saudíes y EEUU para luchar contra los hutíes, cambia la dinámica del conflicto sobre el terreno.

El STC, constituido a principios de este año, afirma pretender impulsar la recuperación de la independencia del Sur. Yemen del Sur era un estado independiente, la República Democrática Popular del Yemen, de carácter socialista, hasta que en 1990 se unificó con Yemen del Norte y Ali Abdullah Saleh fue elegido presidente de una República de Yemen unida. Cuatro años más tarde, lanzó una rebelión separatista que culminó en su ocupación por las fuerzas del norte. (En la foto adjunta manifestantes en Adén a favor de la independencia portando banderas de Yemen del Sur)

Hani Bin Brek escribió en Twitter que el STC está decidido a apoyar a Hadi, si bien no ha habido una confirmación clara por parte del presidente de la organización, el general Aidarous Al-Zubaidi. Esto se produce en un momento en que los actores en Yemen tenían dudas sobre las alianzas a establecer tras el asesinato del ex presidente Ali Abdullah Saleh por parte del grupo rebelde hutí la semana pasada en Sana’a.

Las tribus que rodean Sana’a, incluido el STC, permanecieron en silencio después de la muerte de Saleh. Han surgido informes de que las fuerzas de la STC están ayudando al ejército de Saleh junto con el ejército nacional del presidente Abd Rabbuh Mansur Hadi a recuperar los puertos de Hudaydah de manos de los hutíes.

El Consejo de Transición del Sur y Hadi han estado en desacuerdo con el gobierno de Adén y otras áreas, sin embargo, la reciente escalada de violencia en Saná ha alterado la dinámica y creado nuevas alianzas en el conflicto.

El líder de la fuerza de resistencia Tihama, ubicada en la costa occidental de Yemen, le dijo a Hadi que está listo para formar una alianza con el ejército nacional. Una semana después del asesinato de Saleh, las alianzas ahora se han movido contra el grupo hutí.

Los hutíes ya han perdido un campamento militar contra las nuevas fuerzas aliadas en apoyo de Hadi. La región de Khokha, a 122 kilómetros al sur de Hudaydah, fue superada por la fuerza militar, tras feroces enfrentamientos que comenzaron el jueves.

Hudaydah, un puerto estratégico actualmente bajo el control del grupo hutí y ubicado cerca de la costa hacia el Mar Rojo, está esperando un ataque en los próximos días. La ONU ya advirtió sobre el impacto desastroso que tendría en las importaciones al país.

En medio del creciente sentimiento de hostilidad hacia los rebeldes hutíes, Hadi ha aprovechado para tejer alianzas, si bien no está claro cómo se desarrollarán las mismas si los hutíes finalmente son expulsados de Hudaydah.

Hasta hace poco, Saleh y los hutíes habían sido aliados que luchaban por recuperar el control del país del gobierno respaldado internacionalmente de Abd Rabbuh Mansur al-Hadi.

Sin embargo, su alianza ha estado marcada por las tensiones con las noticias de este fin de semana de que Saleh estaba feliz de comenzar las conversaciones con Arabia Saudí para poner fin al conflicto en el país que ha matado a más de 10.000 personas y desplazado a más del 11% de la población del país.

Los hutíes bombardearon ayer la casa y la oficina del ex presidente yemení Ali Abdullah Saleh en Saná, aunque Saleh no estaba en su propiedad, luego fue asesinado mientras intentaba escapar hacia Mareb. Fuentes de medios de información, el Ministerio del Interior yemení y los hutíes confirmaron que Saleh murió el pasado 4 de diciembre a manos de sus propios hombres. Otras fuentes señalan a los hutíes como responsables de la misma.

Desde el asesinato del ex presidente Ali Abdullah Saleh la semana pasada, ha habido un aumento de los ataques en Saná, en un intento por hacer retroceder a los hutíes hacia el norte de Yemen. Al esfuerzo por retomar el territorio se han unido a varios actores en el terreno como parte de una nueva alianza. Al ejército nacional del presidente Abd Rabbuh Mansur Hadi se unieron las fuerzas de Saleh y las tribus vecinas que intentan tomar el puerto de Hudaydah. Las fuerzas yemeníes retomaron ayer el control de las posiciones territoriales en Taiz.

La coalición liderada por Arabia Saudí atacó ayer un campamento de la policía en la capital, Saná, controlada por los hutíes, matando a 39 personas e hiriendo a más de 90, informó Reuters.

(Fuente: Monitor de Oriente)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *