En libertad el último de los detenidos por luchar contra el EI

La Audiencia Nacional (AN) ha ordenado la libertad bajo fianza de R.V., tras pasar cerca de dos meses en prisión preventiva en el marco de la operación Valle, en la que se detuvo a catorce personas acusadas de colaboración con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

El pasado 27 de enero, nueve personas, militantes del Partido Marxista Leninista-Reconstrucción Comunista (PML-RC), fueron detenidas a punta de pistola y armas automáticas en sus domicilios en Madrid, Valencia y Bilbao.

Días después, la policía sumó cinco nuevas detenciones. Todos fueron puestos en libertad con cargos, algunos de ellos bajo fianzas que ascendieron a los 6.000 y 8.000 euros, menos R.V., que continuó en prisión preventiva –en régimen FIES– hasta el pasado miércoles, cuando el alto tribunal aceptó el recurso contra esta medida cautelar y ordenó su puesta en libertad con cargos bajo fianza de 6.000 euros, según ha confirmado a Diagonal su abogado, Erlantz Ibarrondo. Los catorce detenidos están acusados de pertenencia o colaboración con organización terrorista y tenencia de explosivos.

“A principios del pasado 2015, dos brigadistas internacionales españoles fueron de forma voluntaria a Kurdistán en respuesta a la convocatoria pública del MLKP [Partido Comunista Marxista-Leninista de Turquía] en auxilio del pueblo kurdo y sirio contra el Estado Islámico (Daesh) desde las filas de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG)”, explican desde la Plataforma de apoyo a los detenidos del 27E en un comunicado.

El mismo texto afirma que las YPG “se han convertido en los últimos dos años en el enemigo que más territorio ha capturado al Daesh, y lo han hecho con el apoyo de numerosos sectores progresistas y revolucionarios de todo el mundo”. Según añade la plataforma, gobiernos integrados en la OTAN, como Holanda, “han establecido que acudir a las brigadas internacionales kurdas no será considerado delito”.

A principios de este año, esta organización firmó acuerdos con EE UU y Rusia para cederles el control de parte de la zona norte de Siria en el marco de la lucha contra el Daesh, a pesar de que Turquía considera que las YPG están ligadas al PKK, al que considera como grupo terrorista en el marco del conflicto por la independencia del Kurdistán, que dura ya cerca de 40 años.

Desde la plataforma explican que el juez Eloy Velasco ha ordenado la prohibición de actividades al PML-RC, al que ha acusado de ser una filial del PKK en España. “Estos sucesos no hacen más que remarcar La inoperatividad o incluso complicidad del Estado español y toda la OTAN a la hora de permitir y alimentar la existencia del Daesh en base a sus intereses en Oriente Medio”.

La plataforma ha convocado una concentración para el próximo domingo, 27 de marzo, cuando se cumplen dos meses de las detenciones, en la Puerta del Sol a las 19h para exigir la absolución de los catorce brigadistas internacionalistas.

(Fuente: Diagonal)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *