1967 – 2017: 50º Aniversario de la fundación del movimiento marxista-leninista Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP)

FPLP

El pueblo palestino lleva siglos sufriendo la barbarie sionista e imperialista. Primero, bajo el colonialismo británico, quien después regaló Palestina, tierra que estaban invadiendo, al movimiento sionista para fabricar el llamado estado de Israel. Desde entonces han pasado 100 años.

La Declaración Balfour, el 2 de noviembre de 1917, marcó el comienzo del drama palestino. Las consecuencias comenzaron con la fabricación de un estado en la Palestina histórica en 1948, donde el pueblo palestino fue troceado en tres partes. Este hecho es conocido como la Nakba. La Catástrofe. Por un lado, estaban los refugiados, por otro, los palestinos que vivían en las tierras del 48 como ciudadanos desposeídos de sus derechos, y finalmente los habitantes de Cisjordania y Gaza, reconocido actualmente como el mayor campo de concentración de la historia.

La lucha del pueblo palestino cristalizó en 1951 con el comienzo del Movimiento Nacionalista Árabe (MNA), un movimiento dirigido por el Dr. George Habash. El MNA planteaba la lucha anticolonial en todos los países árabes, especialmente en Oriente Próximo, y englobaba la lucha por la liberación de Palestina. El MNA tuvo ramas en países como Bahréin, Omán, Yemen, Kuwait, Jordania, etc. El objetivo fundamental era promover un levantamiento popular en todos países contra el colonialismo británico, primer responsable de los desastres sufridos por muchos pueblos árabes, entre ellos el palestino.

Sin embargo, fue la derrota de los Estados Árabes en la guerra de 1967 la raíz del nacimiento el Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP). Los integrantes del FPLP habían llegado a la conclusión de que el llamado estado de Israel solo puede ser derrotado por el pueblo a través de la guerra popular prolongada, al estilo vietnamita. El FPLP surge como respuesta a la situación de una población desposeída y oprimida. La inmensa mayoría vive o bien bajo la ocupación o en campos de refugiados repartidos por todo Oriente Próximo; viéndose reducidos a la condición de ciudadanos de cuarta categoría dentro de Israel, privados de sus derechos humanos fundamentales.

El FPLP desde el comienzo de la lucha tenía muy claro quién era el verdadero enemigo, y que los verdaderos interesados en la revolución eran los pobres, los trabajadores, los campesinos, los hombres y mujeres machacados y oprimidos. No es un partido antisemita, ni tampoco es antijudío. Hay diferencias entre sionismo y judaísmo, y tachar al movimiento antisionista de odio hacia los judíos es una gran falacia: el judaísmo es una religión, no una identidad nacional. El FPLP tampoco es antisemita, ya que el término semita designa a los originarios del territorio palestino. Cualquier otra denominación forma parte de una estrategia propagandística.

Israel no es el producto divino de un libro de ficción religiosa, es un Estado ilegal. No posee fronteras definidas. Utiliza leyes heredadas del colonialismo británico contra la población palestina, que permiten la esclavitud y el racismo. Ha convertido Gaza en el mayor campo de concentración de la historia. Es la responsable del alzamiento de guetos, limpieza étnica, genocidio, crímenes de lesa humanidad, controles militares, fijos y móviles. De cortes de agua y luz en Gaza. De guerra, matanzas, encarcelamientos, detenciones administrativas y torturas.

Israel es responsable de una sistemática política de exterminio. Del Muro de la Vergüenza racista. Del arrancamiento de olivos y otras fuentes de alimento. De utilización de armamento prohibido internacionalmente, y de convertir Gaza en un campo de pruebas militares. La revolución palestina y el FPLP son la respuesta natural a estos actos.

Qué es el Frente Popular de Liberación de Palestina

Es una organización palestina, árabe e internacionalista, que adopta la teoría marxista –leninista y la pone al servicio de los intereses de su pueblo. Plantea una estrategia completa y clara, basada en que todo es alcanzable a través de un partido de hierro y unos estatutos basados en el centralismo democrático, la crítica y la autocrítica.

Su lucha comenzó bajo la dirección de George Habash. El FPLP sacó su primer comunicado, la Declaración fundacional el 11 de diciembre de 1967, donde definía sin ambigüedades quién era el enemigo y el objetivo de la organización. Es fundamental para cualquier revolución exitosa armarse con una teoría revolucionaria, tener visión clara. El Frente Popular la tenía, bajo el eslogan “la verdad y toda la verdad para nuestro pueblo”.

La naturaleza del enemigo determina la naturaleza de la confrontación; y ello requiere una profunda perspectiva científica sobre el campo enemigo y sus propiedades. El enemigo no es solo Israel: son Israel, el movimiento sionista, el imperialismo mundial y las fuerzas reaccionarias árabes.

Israel, de hecho, es sólo la presencia concreta del sionismo y la base avanzada del imperialismo en tierras árabes; un puente estratégico para robar las riquezas de la zona, el militarismo para esclavizar a los pueblos. La entidad sionista, Israel, sentada en el corazón del mundo árabe tiene la función de gendarme de los intereses del imperialismo.

Historia de la lucha

El camino del FPLP no ha sido fácil. Ha estado plagado de obstáculos, ya sea por la liberación nacional o la lucha por una sociedad justa. Ha recibido ataques terribles de los enemigos, así como críticas por parte de cierta izquierda, tales como que no se puede transformar una organización pequeña burguesa en un partido marxista- leninista. Se ha enfrentado a la falsa solución de los dos estados. El FPLP plantea un único Estado del agua al agua, del Rio Jordán al Mar Mediterráneo, sobre toda la tierra de la Palestina histórica.

En los años setenta sufrió muchos ataques políticos por sus acciones exteriores. En esa época nadie conocía el problema palestino, ni la situación de los presos. En estas acciones, necesarias para visibilizar la situación palestina, no hubo ningún herido. Esa era la consigna de la organización. El único muerto fue el internacionalista nicaragüense, Patrick Arguelles. Desde entonces el Estado criminal de Israel ha llevado y lleva una guerra encarnizada contra el FPLP.

Ante estos hechos la organización ha desarrollado un programa completo que engloba 16 áreas sobre las que trabajar basándose en las necesidades del pueblo, entre ellas mantener una resistencia en todas sus formas, encabezada por la lucha armada. La magnitud del desastre y la catástrofe que sufre el pueblo palestino obligó al partido a tomar ese camino para recuperar los derechos de su pueblo, los puntos programáticos más importantes son:

Políticamente

Hacer frente a los llamados planes de paz, que al apuntalar el Estado ilegal de Israel no implican más que la muerte y la desaparición del pueblo palestino. Denunciar que todos los enemigos del FPLP tienen sus intereses en esta conspiración. Incluso la derecha palestina tiene sus intereses de clase, el gobierno de Ramallah se comporta del mismo modo que el gobierno de Vichy en la Francia ocupada por los nazis. La experiencia de la conferencia de Madrid en 1991 y los acuerdos de Oslo, supuestamente llamados de paz entre 1993 y 1995, tenían como uno de sus objetivos robar la representación del pueblo, la Organización para la Liberación de Palestina e implantar en su lugar la Autoridad Nacional Palestina, que no representa más que a la derecha y la burguesía palestina.

El FPLP tenía razón al rechazarlos. En esta época el FPLP aplicó el centralismo democrático y expulsó a todo aquel que no aceptó la decisión del partido. Un ejemplo fue la expulsión del actual ministro de asuntos exteriores palestino Riad Al Malki. Esta postura derivó en un crecimiento posterior del partido, que se hizo mucho más fuerte pasando por una situación muy dura.

Socialmente

El FPLP plantea que no se puede hacer la revolución sin estar al servicio de las personas. Lucha por, para y con la juventud, las mujeres, el campesinado y los trabajadores, con todos los oprimidos interesados en esta revolución. Trabaja a nivel sanitario, haciendo guarderías, puestos de trabajo y talleres formativos para fomentar la emancipación de la mujer. Una de las autocriticas del Frente en su quinto congreso fue precisamente este tema tan importante: que el partido y la izquierda no han favorecido hasta ahora que las mujeres lleguen a puestos directivos.

Ideológicamente

George Habash planteó que “un guerrillero sin cultura revolucionaria es como el ignorante que dirige el fusil hacia sí mismo”. Lo primero que hizo el Frente fue sacar su revista principal “Al Hadaf”, dirigida por el mejor literato de la historia del pueblo palestino, Ghassan Kanafani. Esta revista continúa vigente hoy en día. Habash fundó la Escuela de Cuadros del partido, en cuyos cursos participaban militantes comunistas de muchos países, el FPLP reservaba un 25 % de las plazas como iniciativa formativa solidaria internacionalista. El área ideológica dirigía un debate abierto entre toda la militancia palestina y árabe, donde las preguntas debían implicar siempre una contestación. Además, contaba con una biblioteca abierta para todo el que la necesitara.

Militarmente

George Habash habló de una guerra popular prolongada que llevaría a dejar el orgullo sionista e imperialista en el barro. Afirmó que cada militante es guerrillero y político al mismo tiempo. El Frente participó desde el primer momento en la resistencia popular armada, defendió los campamentos de refugiados, defendió Beirut. En esta batalla perdió en 1.982 a la mitad de sus militantes. Participó en la Intifada, creó las brigadas de la Resistencia Popular, ahora llamadas brigadas de Abu Ali Mustafá, en honor a este líder asesinado por Israel.

Lucha anti represiva

En estos momentos en las cárceles sionistas y de la corrupta Autoridad Nacional Palestina hay casi mil presos del Frente, incluido su secretario general Ahmed Saadat, Khalida Jarrar y otros miembros del buró político y del comité central. El Frente se ha dotado de una dirección colectiva en las cárceles que organiza la resistencia intramuros de las prisiones. Toda su militancia incluida la dirección ha participado este año en la importantísima huelga de hambre unitaria de todas las organizaciones por los derechos de los presos palestinos. La lucha por su liberación es una necesidad imperiosa, muy sentida por la población que los considera la dignidad del pueblo, no puede olvidarse que desde la Nakba uno de cada cuatro palestinos ha pasado por las prisiones israelíes.

Concluyendo, hoy en día el Frente Popular para la Liberación de Palestina es el referente de toda la izquierda árabe. Representa la esperanza en el futuro, la unidad nacional y la resistencia. Es un referente en la unidad de la izquierda y en el panarabismo, siendo una de las organizaciones fundadoras del Frente Árabe Progresista.

(Fuente: Palestina Libre / Autor: Fayez Badawi*)

*Nota: Fayez Badawi  es el portavoz del FPLP para la Península Ibérica

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *