Sevilla: La Apdha denuncia que la pobreza y la exclusión social afectan a dos de cada cinco andaluces (videos)

APDHA-Derechos-Humanos

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (Apdha) ha alertado, con motivo del Día de los Derechos Humanos que se celebra este domingo, de que la pobreza y la exclusión afectan a dos de cada cinco andaluces y, por ello, ha pedido “un compromiso formal del Gobierno andaluz con la situación de pobreza que padece Andalucía”.

La Apdha, en rueda de prensa en Sevilla, ha informado este sábado de que la pobreza y la exclusión “marcan el día a día” de dos de cada cinco andaluces -el 41,7 por ciento de la población-, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

La organización ha lamentado que, “detrás de los números, un total de 3,5 millones de personas en Andalucía malviven, ajenas a una supuesta recuperación económica, exhibida por el Gobierno central y autonómico, que ni siquiera atisba la mayor parte de la población. Al contrario, la pobreza y la exclusión social se mantienen y en algunos casos se acrecienta”, según ha recogido la propia organización.

Asimismo, la Apdha ha criticado “las apabullantes cifras de una pobreza que se encuentra cercana, palpable, y a pie de calle“, y ha añadido que “esta realidad se traduce en serios problemas de la población para llenar la nevera, pagar las facturas de la luz o el agua, hacer frente a la hipoteca o a la mensualidad del alquiler, en el peor de los casos, a encontrarse sin hogar”.

“Es prioritario y urgente cubrir las necesidades básicas de la población en situación más vulnerable”, ha criticado la asociación, al tiempo que se ha cuestionado “de qué recuperación económica habla el Gobierno autonómico cuando un 52,8 por ciento de los andaluces no tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos, y un 78,1 por ciento tiene dificultades para llegar a fin de mes, a tenor de los datos del INE y de la Red Andaluza de Lucha contra la Pobreza (EAPN-A)”.

Una de las raíces de la pobreza en Andalucía, a juicio de la Apdha, se encuentra en el acuciante desempleo. A pesar de que los datos son “alarmantes –uno de cada cuatro parados en España es andaluz según los últimos datos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE)-, es relevante no porque el desempleo en sí mismo defina la pobreza, sino porque el empleo remunerado no es una garantía para dejar de ser pobre”, añaden.

Asimismo, la asociación ha señalado que “en esto juega un papel fundamental el creciente fenómeno de la población trabajadora empobrecida que, aunque realice una labor remunerada, ello no les permite el acceso a una vida digna”, y ha apuntado que, “muestra de la nefasta calidad del empleo creado es que de los más de 400.000 empleos creados en noviembre en Andalucía, sólo 17.000 fueron indefinidos”.

“Un panorama laboral azotado por la feminización del desempleo”, ya que, según han argumentado, el 58 por ciento de las personas desempleadas en Andalucía son mujeres, según los datos de noviembre del SEPE.

Desahucios

Asimismo, otro de los ejes que marcan la silueta de la pobreza en Andalucía, según la Apdha, “es la emergencia habitacional que padece la comunidad”, y la asociación observa como “irracional e inhumana la coexistencia de miles de viviendas vacías y miles de familias sin derecho a ellas”.

Así, los datos del Consejo General del Poder Judicial han indicado que los desahucios no solo no han descendido, sino que se han incrementado en Andalucía, pasando de 26,2 diarios de media en 2016 a 30,6 en el primer semestre de 2017, según datos del Consejo General del Poder Judicial.

“Estos desahucios han sido promovidos por bancos y financieras, pero también por la Agencia Pública de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA) y por muchos ayuntamientos con parque propio de viviendas”, ha lamentado la Apdha.

Asimismo, la Apdha ha reiterado que “la Junta de Andalucía y los ayuntamientos no deberían desahuciar en ningún caso a familias de una vivienda pública sin agotar la vía del diálogo y la negociación, sin ofrecer alternativas reales y recurriendo a la vía penal, provocando la criminalización de la población más vulnerable”.

Además, la “falta de alternativas habitacionales está abocando a miles de familias, provenientes mayoritariamente de la clase media y obrera empobrecida, a la ocupación de una vivienda como única solución”. Por el contrario, estos defensores de los Derechos Humanos han planteado “la construcción de nuevas viviendas sociales, evitando la creación de guetos”.

Por ello, la Apdha ha pedido “la paralización de los desahucios de primeras viviendas y de los cortes de suministros básicos (luz y agua)” y, urgentemente, “recursos eficaces y suficientes para las personas sin hogar que de manera vergonzante para la Junta de Andalucía, viven y duermen en la calle”.

De otro lado, la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía ha denunciado “el creciente deterioro de los servicios sociales, y la reducción de personal, sujeto a contratos cortos que provocan una continua rotación de los trabajadores sociales, y esta rotación permanente trae consigo retrasos incluso en las ayudas de emergencia”.

Por ello, han considerado “de vital importancia el incremento de las plantillas y de los presupuestos destinados a gasto social, que permita dar respuesta a la creciente demanda y el acceso a unos estándares de vida digna”.

(Fuente: Sevilla Directo / Sevilla Actualidad / El Correo de Andalucía)

Videos:

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *