La AN condena al grupo La Insurgencia a dos años y un día de prisión por “incitar indirectamente a cometer actos violentos”

La Insurgencia

La Audiencia Nacional (AN) ha condenado a l@s doce raper@s del grupo ‘La Insurgencia” a la pena de dos años y un día de prisión, 4.800 euros de multa y 9 años de inhabilitación absoluta para cada un@ de ell@s. Es decir, la sentencia no rebaja ninguna de las peticiones fiscales.

Hay que recordar que la acusación fiscal se basaba en acusarles de “incitar indirectamente a cometer actos violentos”. La sentencia, como en otras de las emitidas ultimamente, pasa por alto las resoluciones del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que en una sentencia estableció que estas incitaciones deben ser “directas”.

Ayer mismo han recibido la sentencia l@s componentes del grupo musical. Desde La Haine hablamos con Saúl, integrante de La Insurgencia: “No han rebajado ni un día la pena de prisión, ni la inhabilitación, ni un euro la multa”. nos explica.

El periplo judicial no termina aquí, y desde La Insurgencia ya anuncian que recurrirán esta grave sentencia: “Podemos ir a la cárcel por nuestras canciones. Ya estamos manos a la obra para redactar el recurso al Supremo. Seguiremos recurriendo mientras podamos por que esto es muy grave”.

Saúl nos explica que relanzarán la campaña de apoyo que han llevado a cabo durante estos meses: “Consideramos que esta sentencia es muy grave y ahora hay que darle más difusión que nunca a este tema.

La represión no se detiene, hace un mes ingresó Alfredo Remírez en prisión por comentar en las redes sociales, después el Supremo ratificó la condena de año y medio a Andeka Jurado. Los juicios no se  detienen, el miércoles pasó por la Audiencia Nacional Pablo Hasel por un twitt,el pasado jueves tuvo lugar el juicio contra el que escribe estas líneas y un rato después pasó a declarar otra persona acusado de “injurias a la corona” por un twitt, además hoy mismo ha tenido lugar otro juicio contra uno de los detenidos durante la cuarta fase de la Operación Araña.

Saúl nos explica: “los hechos hablan por si solos, hace un mes entro en la cárcel el primer twittero en el estado español, detrás vamos músicos, periodistas, activistas por hacer pintadas… Se está demostrando que la represión ataca a cualquier sector popular que discrepe aunque sea minimamente con el sistema. Si seguimos así va a haber más gente dentro que fuera”.

(Fuente: La Haine / Autor: Boro L.H.)

“Ahora toca recurrir al Supremo”

La Audiencia Nacional ha condenado a dos años y un día de prisión a los doce raperos del colectivo La Insurgencia acusados de delitos de enaltecimiento del terrorismo,quitándoles así la posibilidad de solicitar la suspensión de la pena de cárcel. El alto tribunal les condena también al pago de una multa de 4.800 euros y a nueve años de inhabilitación absoluta.

“Ahora toca recurrir al Supremo”, ha señalado a El Salto Saúl Zaitsev, uno de los miembros de La Insurgencia condenados. La sentencia de la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional no rebaja ni un solo día la pena de cárcel solicitada por el fiscal José Perals -el mismo que 375 años de cárcel para los jóvenes del caso Altsasu-.

Es la misma sala de la Audiencia Nacional que juzgó y condenó a doce años de cárcel a Mónica C. y Francisco S. por la detonación de la Basílica de El PIlar de la Zaragoza con la que comenzaron los procesos judiciales relacionados con el supuesto terrorismo anarquista que dieron lugar a las operaciones Pandora, Piñata -cuyos procesos judiciales ya han sido archivados- e ICE, por la que Nahuel, un joven de 25 años, estuvo un año y medio en prisión preventiva y a día de hoy sigue en espera de juicio. La condena a Mónica y Francisco fue posteriormente reducida a cuatro años y medio por el Tribunal Supremo.

El proceso penal contra la Insurgencia ha sido instruido por la juez Carmen Lamela, ante la que los jóvenes se negaron a declarar. Iba dirigido contra los trece raperos de este colectivo, cinco de ellos residentes en Vigo. Uno de ellos no ha ido a juicio aun al ser menor de edad. Los doce llevados a juicio tienen entre 18 y 27 años de edad.

Durante el juicio, la Fiscalía defendió que las canciones de La Insurgencia “propagan un método violento para combatir un sistema que [los acusados] consideran injusto”. También reiteró que estos raperos hacen enaltecimiento del PCE(r)-Grapo. Comparándoles con yihadistas, el fiscal afirmó que “los acusados tienen una religión que es la lucha sindical obrera y que la explotación de los oprimidos merece una lucha armada contra determinados colectivos”.

Los doce raperos de La Insurgencia son los primeros en ser condenados a más de dos años de prisión, por lo que, si el Supremo no acepta su recurso, entrarán en la cárcel. Alfredo Remírez, detenido en una de las operaciones Araña, fue condenado a año y medio de cárcel por enaltecimiento tras llegar a un acuerdo con Fiscalía, pero posteriormente la Audiencia Nacional decidió su entrada en prisión por los antecedentes derivados de una causa anterior de enaltecimiento por pedir el acercamiento de presos con muñecos de cartón en las fiestas de Amurrio.

(Fuente: El Salto / Autor: Ter García)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *