Euskal Herria: EH Bildu presenta en Bilbo un acuerdo dirigido a lograr una mayoría alternativa con PNV y Elkarrekin Podemos

iriarteetaotegi_30837_1

El secretario general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, y la portavoz parlamentaria de la coalición, Maddalen Iriarte, han presentado ayer en Bilbo la propuesta de “un compromiso de país para un momento excepcional”, realizada por EH Bildu y dirigido a PNV y Elkarrekin Podemos “en defensa los intereses nacionales” de Euskal Herria y para “hacer frente a la involución democrática” en el Estado Español encabezada por el Gobierno de Mariano Rajoy.

Otegi justifica la oferta en que se vive una “situación política auténticamente excepcional”, ya que “en Catalunya el Estado español ha triturado las normas más básicas del juego democrático, ha pervertido irremisiblemente el Estado de Derecho y ha finiquitado el Estado de las autonomías”. Por ello, propone “un acuerdo para hacer frente a esta involución democrática, un acuerdo de mínimos que fortalezca como país y como sociedad en este momento histórico”, que defienda el proceso de institucionalización vasco “y respete la voluntad de la sociedad” del país.

La coalición soberanista apela a formar una mayoría alternativa a la configurada hasta la fecha con PSE y PP. Además, si se logra este pacto entre EH Bildu, PNV y Elkarrekin Podemos ,  la coalición “se compromete a garantizar la estabilidad y gobernabilidad de todas las instituciones del país, incluida la asunción de responsabilidades de gobierno si fuera necesario”.

Para EH Bildu, un acuerdo con estas otras dos formaciones “puede ofrecer una mejor posición para gestionar este momento crítico en la historia de nuestro país”. Considera que el mismo “es trasversal y refleja la pluralidad de la sociedad vasca”. La coalición añade en su documento que en Nafarroa un “pacto similar está demostrando que una alternativa de gobierno es posible y realista”.

La oferta se produce tras quedar EH Bildu fuera de la negociación presupuestaria con el Gobierno vasco. La formación abertzale puso como condición para un acuerdo con los jeltzales que estos rompieran los pactos que mantienen con el PSE y el PP, por su apoyo a la aplicación en Catalunya del artículo 155 de la Constitución española. El Gobierno Vasco no aceptó el ultimátum y EH Bildu rompió con la negociación. El hueco dejado lo ha aprovechado el PP que estos días apura sus posibilidades para, con la condición de una reforma del Impuesto de Sociedades, poder cerrar un acuerdo presupuestario con jeltzales y socialistas.

El proyecto figura en un documento, titulado Un compromiso de país para un momento excepcional, que ofrece a PNV y Elkarrekin Podemos la posibilidad de configurar en la CAV “una alianza alternativa a la existente que sea capaz de diseñar una hoja de ruta política e institucional, que nos conduzca a la soberanía, la igualdad social y un modelo de paz y convivencia que satisfaga a la gran mayoría de nuestra ciudadanía”.

El documento arranca con la afirmación de que la actual situación política es “auténticamente excepcional” ya que, en Catalunya, “el Estado español ha triturado las normas básicas del juego democrático, ha pervertido irremisiblemente el Estado de Derecho y ha finiquitado el estado de las autonomías”.

La propuesta tiene tres ejes: autogobierno, derechos sociales y paz y convivencia. Si se logra un acuerdo, EH Bildu se compromete a garantizar la estabilidad y gobernabilidad de las instituciones, mostrándose incluso dispuesta a asumir responsabilidades de gobierno si fuera necesario. “No es una propuesta coyuntural, sino de largo recorrido. Queremos demostrar que otras alianzas son posibles”, ha señalado Otegi. “Nos debemos al país, por eso hacemos esta propuesta”, ha añadido antes de destacar la gravedad de la situación tras la aplicación del 155.

En materia de autogobierno, EH Bildu propone un acuerdo de base en el contexto de la ponencia de autogobierno de la Cámara de Gasteiz que contemple, por un lado, un modelo de relación entre la CAV y el Estado español basado en la “libre adhesión y la igualdad entre las partes y, por otro lado, un modelo de construcción del autogobierno que garantice la participación de los agentes sociales, económicos y académicos”.  “Hablamos de un modelo de relación que, superando el marco de la autonomía, sitúe a nuestra comunidad en la plenitud de sus derechos políticos”, han precisado.

En cuanto a paz y convivencia, aspira a «superar las consecuencias del conflicto con un plan para lograr la verdad, la justicia y la reparación para todas las víctimas de la violencia, con una hoja de ruta clara y eficaz en materia de presos y exiliados que termine con la excepcionalidad jurídica y concluya con la liberación de todas las personas presas, con una mirada profunda a la memoria histórica, y con un espíritu autocrítico y empático con el sufrimiento ajeno».

(Fuentes: naiz.info / Deia / Noticias de Gipuzkoa)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *