Rusia reta a Israel y a EEUU: Las milicias de Hezbolá y los asesores de Irán se quedan en Siria. Acuerdo con Irán y Turquía sobre Siria

acuerdo

El embajador ruso en El Líbano advierte de que Hezbolá “no se moverá de Siria”, retando así a Israel y EE.UU., que buscan la retirada del movimiento libanés. “Todos los que buscaban derrocar al presidente sirio, Bashar al-Asad, ahora, recurriendo a todos los medios, buscan la retirada completa de Hezbolá de Siria, y eso es inaceptable”, ha alertado este domingo el embajador de Rusia en El Líbano, Alexander Zasypkin, en declaraciones a la televisión estatal libanesa.

La participación de los combatientes del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), asesores militares de Irán y las Fuerzas Armadas rusas en el conflicto sirio, ha enfatizado Zasypkin, ocurrió cuando algunos países de la región y otros Estados enviaron terroristas y apoyaron a las bandas armadas para combatir al Gobierno sirio.

Respecto a la intervención de otros países en Oriente Medio, el embajador ruso ha asegurado que “desde el principio de la crisis siria, Moscú se opuso a cualquier injerencia foránea, ya que eso solo agravaría la situación, tal y como ocurrió en Irak y Libia”.

Por último, se ha referido al papel desempeñado por Hezbolá y el Ejército libanés, que arrebataron al grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) el control de las zonas fronterizas con Siria, afirmando que tal logro restableció la seguridad en El Líbano.

Mientras que Damasco destaca el apoyo de Hezbolá en su lucha contra el terrorismo, EE.UU. y el régimen de Israel, en reiteradas ocasiones, han expresado su preocupación por la presencia de Hezbolá e Irán en Siria, alegando que dicha circunstancia podría beneficiar al movimiento libanés en una futura guerra contra el régimen de Tel Aviv. Esgrimiendo como excusa dicha amenaza, Israel reconoció haber llevado a cabo unos cien ataques aéreos contra objetivos de Hezbolá y del Ejército sirio, en los últimos cinco años, en territorio sirio.

Israel enojado por apoyo ruso sobre presencia de Irán en Siria

El ministro israelí de asuntos militares se muestra enojado por la postura de Rusia sobre la presencia de los asesores militares iraníes en Siria. “Mantenemos una libertad de acción absoluta, y las únicas consideraciones que nos guían son las consideraciones de seguridad de Israel”, ha asegurado este jueves Avigdor Lieberman después de que el canciller ruso, Serguéi Lavrov, calificó el martes de “legítima” la presencia iraní en Siria.

Tras afirmar que el régimen de Tel Aviv no permitirá que Siria se convierta en una base antiisraelí, Lieberman ha reiterado que Israel hará todo lo posible para bloquear las supuestas amenazas en su contra.

Como aliado del presidente sirio, Bashar al-Asad, Moscú se encuentra en una alianza entre Damasco y Teherán. Rusia, que ve a Irán como un actor clave en la resolución de la crisis en Siria, ha resaltado en reiteradas ocasiones la importancia del papel que desempeña la República Islámica en la lucha antiterrorista en el país árabe.

A petición de Siria, Teherán ha enviado asesores militares al país árabe para poner al servicio del Ejército sirio su experiencia en el campo de batalla, mientras que Rusia ha iniciado, por su parte, una campaña aérea contra las posiciones terroristas.

Las preocupaciones de las autoridades israelíes han aumentado en los últimos meses a medida que el Ejército sirio, apoyado por sus aliados, ha recuperado casi todos los bastiones del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) y avanzado hacia la frontera jordana y zonas estratégicas del sureste de Siria.

Israel critica tales esfuerzos, pues teme que las victorias en Siria acaben beneficiando al Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), que también participa activamente en la campaña antiterrorista en el país árabe. Desde el inicio de la crisis de Siria, el régimen israelí apoya cualquier estrategia que facilite el debilitamiento de las fuerzas que luchan activamente contra los terroristas en Siria, por ejemplo con ataques aéreos a las posiciones del Ejército sirio y sus aliados.

“Rusia no dejará que Israel dañe su alianza con Irán en Siria”

A pesar del reciente acuerdo alcanzado entre Rusia y EE.UU. sobre Siria, Moscú no permitirá que Israel destroce su alianza con Irán, según un diario israelí. En un artículo publicado el martes, el periódico Israel Hayom recordó que mientras el conflicto sirio está llegando a su punto final, las tensiones entre los ejes ruso-iraní e israelo-estadounidense van en aumento en el referido país árabe.

En esta línea, el informe, elaborado por Eyal Zisser, se refirió a un reciente acuerdo alcanzado entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su par ruso, Vladimir Putin, para establecer una zona libre de conflictos en el sur de Siria. Israel Hayom hizo énfasis en que Rusia no ha garantizado que este convenio conduzca a la retirada de los asesores militares iraníes del sur sirio, pues Moscú considera “legítima” la presencia iraní en territorio sirio.

Las autoridades israelíes, incluido el primer ministro, Benyamin Netanyahu, han estado en los últimos días amenazando con que seguirían con sus ataques a Siria, al argüir que Irán ha consolidado su influencia en Siria y establecido en ese país bases militares cerca de la frontera con los territorios palestinos ocupados.

Sin embargo, “Moscú sigue considerando una exageración las preocupaciones israelíes” sobre la presencia militar iraní en Siria, agregó el medio israelí. “Rusia tampoco dejará que Israel dañe su estratégica alianza con Irán, pues desde el punto de vista ruso, esta alianza contribuye al reforzamiento de la posición de Moscú en la región”, recalcó.

El Gobierno de Teherán siempre rechaza los rumores de que ha construido bases militares o busca quedarse en Siria, recordando que ha enviado asesores militares al país árabe a petición del legítimo Gobierno de Damasco para potenciar su lucha contra los grupos terroristas, entre ellos el EIIL (Daesh, en árabe).

En agosto, el premier israelí advirtió, durante una reunión con el dignatario ruso, de que “Irán tendrá que salir de Siria o actuaremos de manera adecuada y según nuestras líneas rojas”, aunque Putin restó peso a estas amenazas militares contra Irán dejando solo a Israel y sus líneas rojas. De hecho, Putin consideró a Irán un aliado estratégico en la zona.

Irán, Rusia y Turquía acuerdan solución política para Siria

Irán, Rusia y Turquía constatan que ha llegado el momento de recurrir a una solución política para resolver la crisis siria gracias al bajo nivel de violencia en el país árabe. De ello ha informado este domingo una nota del Ministerio de Exteriores de Rusia relativa a la reunión trilateral mantenida, esta misma jornada, por los cancilleres de Irán, Rusia y Turquía, Mohamad Yavad Zarif, Serguéi Lavrov y Mevlut Cavusoglu, respectivamente, en la ciudad turca de Antalia.

“Las partes constataron que el nivel de violencia en Siria ha disminuido, lo que permite a las partes sirias pasar del conflicto armado a una solución política”, señala el documento al detallar los temas abordados durante la citada reunión, que se celebró de cara a la cumbre tripartita sobre Siria que se desarrollará el próximo 22 de noviembre en Sochi, en la costa rusa del mar Negro.

Los tres ministros de Exteriores han debatido, de igual manera, la organización del Congreso del Diálogo Nacional sirio, cuya celebración en la misma ciudad fue aplazada poco antes.

El Congreso del Diálogo Nacional sirio, precisa la nota, persigue el fin de “reestablecer la confianza entre los sirios, buscar la posibilidad de solucionar todos los problemas nacionales en el marco del diálogo interno, así como lograr compromisos que correspondan a los intereses de una Siria unida y fuerte, tal y como lo establece la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU)”.

Al evaluar su encuentro con sus pares iraní y turco, Lavrov ha señalado la “utilidad” de dicha reunión y subrayado que los militares de Rusia, Turquía e Irán están en permanente contacto para seguir cooperando en las zonas de distensión en Siria.

A su vez, el ministro iraní de Exteriores ha asegurado que la cumbre de Sochi será un “trámite” útil en el marco de los logros que se alcanzaron en los diálogos de Astaná en la lucha contra el terrorismo, y los intentos por restaurar la paz y la estabilidad en Siria.

“Las conversaciones de Astaná demostraron que cuando los países influyentes de la región (Irán, Rusia y Turquía) cooperan, estos pueden hacer todo lo que otras naciones no han podido llevar a cabo”, ha indicado Zarif en declaraciones a los periodistas de la Organización de la Radio y Televisión de Irán (IRIB, por sus siglas en inglés).

Entre los logros alcanzados tras las consultas de Astaná, ha declarado Zarif, se puede señalar la disminución de los conflictos y pérdidas humanas en Siria, así como el hecho de que el Gobierno sirio y las fuerzas de resistencia se hayan centrado más en la lucha contra el EIIL (Daesh, en árabe), entre otros grupos terroristas.

Cavusoglu, por su parte, ha dicho que los diálogos de Astaná han surtido efecto en Siria, pues, tras los mismos, se establecieron zonas de desescalamiento y disminuyó la tensión en dicho país, devastado por la guerra. “La situación sobre el terreno es mucho mejor en comparación con el año pasado”, ha insistido.

(Fuente: Hispan TV)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *