Junqueras, Bassa, Romeva y Mundó piden la libertad por no oponerse al 155. Forn, Rull y Turull lo acatan. Anna Gabriel podría ser imputada

govern-d

El vicepresident del Govern de Catalunya, Oriol Junqueras, ha pedido su puesta en libertad alegando que el Govern no se ha reunido ni ha adoptado ninguna decisión desde que fue cesado por aplicación del artículo 155, aunque evita acatarlo expresamente como sí que han hecho otros consellers en prisión. Además de Junqueras, también han presentado el mismo recurso los consellers Dolors Bassa, Raül Romeva y Carles Mundó.

El abogado de Junqueras, Andreu Van den Eynde, ha presentado un recurso de apelación ante la sala de la Audiencia Nacional en el que pide que revoque la decisión de la juez Carmen Lamela de enviarlo a prisión preventiva junto a otros siete miembros del Govern en la causa en que les investiga por rebelión, sedición y malversación.

En su escrito, el abogado alega, como argumento para negar la reiteración delictiva, que tras la aprobación del 155 se ha procedido en Catalunya a la disolución del Parlament con el objetivo, que “comparte” Junqueras, “de participación en el proceso electoral fijado por el Gobierno de España”. “El Govern no se ha reunido desde el día de su cese, no se han adoptado acuerdos de gobierno ni se han efectuado publicaciones en el boletín oficial que demuestren actos ejecutivos tras la sesión parlamentaria del día 27 de octubre (cuando se aprobó la declaración de independencia)”, añade.

El vicepresident y los consellers se suman así a la petición del conseller de Interior, Joaquim Forn, que también ha pedido salir de prisión después de acatar la aplicación del 155. Los primeros en hacerlo fueron este lunes los consellers de Territori y Presidència, Josep Rull y Jordi Turull.

Forn también acata el 155 para salir de la cárcel

El conseller Joaquim Forn ha asegurado que acata la aplicación del artículo 155 de la Constitución en su recurso para pedir su salida de prisión, tal como ya hicieron los consellers Josep Rull y Jordi Turull.

En su recurso de apelación delante de la Audiencia Nacional, la defensa de Forn argumenta que el conseller “asumió la nueva situación jurídica y cesó en el ejercicio de su función pública, sin aspavientos ni llamadas a la desobediencia” después de la aplicación del artículo 155 por parte del gobierno de Mariano Rajoy. Con este argumento quiere convencer de que no hay ningún tipo de riesgo de reiteración delictiva para salir, así, de la prisión y poder hacer campaña para el 21-D: “El marco de unas elecciones y el desarrollo político futuro apuntan más bien a soluciones de compromiso y entendida”, añade su defensa.

Ayer, el abogado de Rull y Turull presentaron los recursos de apelación a la orden de prisión, donde se podía ver que los dos acatan el artículo 155 de la Constitución para salir del centro penitenciario d’Estremera y poder presentarse a las elecciones del 21-D. La defensa de los consellers pidió en la Audiencia Nacional que los ponga en libertad, alegando que, como el resto de miembros del Gobierno, han acatado “expresamente” las medidas del artículo 155, sin promover ninguna “resistencia”.

En los recursos los dos consellers solicitan en la sala de apelación de la Audiencia Nacional que revoque el orden de la jueza Carmen Lamela de enviarles a la prisión preventiva, aplicándolos los mismos criterios por los cuales el Supremo dejó en libertad con fianza a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y los miembros de la Mesa de Junts pel Sí.

Fuentes de la defensa de Turull y Rull consultadas por Efe han indicado que estos argumentos ya estaban plasmados en el recurso de reforma que interpuso el 5 de noviembre el entonces abogado de los dos exconsellers Jaume Alonso-Cuevillas, por el que ahora se han visto en la obligación de reproducirlos en su recurso de apelación.

El Tribunal Supremo podría imputar a Anna Gabriel en la causa por sedición y rebelión

El Tribunal Supremo podría incluir a la portavoz de la CUP, Anna Gabriel, en la causa por rebelión, sedición y malversación contra la presidenta del Parlament de Catalunya, Carme Forcadell, y cuatro miembros de la Mesa, por su implicación en el proceso que llevó a la declaración de la independencia de Catalunya.

Según avanza El Independiente citando fuentes judiciales, el juez Pablo Llarena estudia actualmente ampliar la causa a otras personas, entre las que habría Anna Gabriel, para añadirla a los actuales investigados, la mencionada Forcadell y los miembros de la Mesa Lluís María Corominas, Lluís Guinó, Anna Simó y Ramona Barrufet.

Según las mencionadas fuentes, Gabriel podría ser considerada como integrante destacada del núcleo director del proceso independentista que culminó el 27 de octubre con la declaración de independencia de la república catalana. En todo caso, estas nuevas imputaciones tendrán que esperar a que el alto tribunal acumule las causas que instruye el TSJC, que hoy mismo ya ha remitido al TS la causa, y las que instruye la Audiencia Nacional contra el Govern de la Generalitat y los líderes de las asociaciones soberanistas ANC y Òmnium Cultural.

Anna Gabriel, que no repite en las listas electorales de la CUP ya que los estatutos de la formación lo impiden, no mantiene la condición de aforada en estos momentos, al ser ex diputada al estar disuelto el Parlament y no formar parte de la Diputación Permanente.

Y mientras mantiene en prisión al Govern, la AN suspende el encarcelamiento de los cinco ultras de Blanquerna

La Audiencia de Madrid ha suspendido la entrada en prisión de cinco condenados por el asalto en el 2013 en el Centro Cultural Blanquerna en Madrid cuando se celebraba un acto por la Diada de Catalunya, mientras el Tribunal Constitucional (TC) decide si suspende sus penas hasta que resuelva su recurso de amparo.

Según informa la defensa de dos de los catorce condenados, ejercida por el abogado Miguel Durán, la Audiencia ha dejado sin efecto en una providencia del viernes pasado la fecha de entrada en la prisión de cinco de ellos, que estaba prevista para ayer, a la espera del pronunciamiento del TC, que recientemente admitió a trámite los recursos de amparo de doce encausados. Lo ha hecho en vista que el Constitucional estudia suspender las penas de los recurrentes, algunos de ellos en prisión.

Antes de tomar una decisión, el TC ha acordado consultar al fiscal y los perjudicados sobre si los reos tienen que seguir en prisión o si tiene que ser suspendida la ejecución de la pena mientras se resuelven los recursos, tal como han pedido los condenados. En la providencia, informa la defensa, la sección 30 de la Audiencia madrileña emplaza también a los penados que no interpusieron recurso de amparo y a las acusaciones para que comparezcan ante el Constitucional en el plazo de diez días y le remitan las actuaciones.

El Tribunal Supremo (TS) elevó el mes de enero pasado las penas impuestas por la Audiencia de Madrid a los asaltantes del centro cultural Blanquerna durante la celebración de la Diada del 2013 e impuso condenas próximas a los cuatro años, al haber aplicado el agravante de motivos de discriminación ideológica. Ahora el TC ha considerado que sus recursos presentan trascendencia constitucional y merecen ser estudiados, aunque la admisión a trámite no implica que la resolución final tenga que ser favorable.

La  juez Lamela, a punto de traspasar todo el caso al Tribunal Supremo por obligación

La jueza de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, que dirige la instrucción contra el vicepresident, Oriol Junqueras; los consellers Raül Romeva, Carles Mundó, Josep Rull, Jordi Turull, Meritxell Borràs y Dolors Bassa; los presidentes de la ANC y Òmnium Cultural, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart; el major de los Mossos, Josep Lluís Trapero, y la intendente Carme Laplana, está a punto de derivar todo el caso en el Tribunal Supremo.

No tiene elección. Un magistrado y una institución superior se lo ha pedido, y lo tendrá que derivar. Hoy es el último día para que las partes presenten sus informes al juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, que dio cinco días de plazo. Entre estos también está el informe de resumen del caso que tiene que presentar Lamela. La Fiscalía lo ha presentado a la Audiencia Nacional, y la jueza lo ha corregido pidiendo que se presente el informe donde toca, que es al Tribunal Supremo, que es quien lo ha pedido, de hecho.

Lamela podría empezar los trámites para traspasar el sumario de la Audiencia Nacional al Tribunal Supremo, separados físicamente por sólo unos metros de distancia. Las dos instituciones judiciales están a ambos lados de un gran parque junto a la calle Génova. Ya ha enviado el informe solicitado por el magistrado Pablo Llarena para resolver sobre la acumulación a la causa que este instruye en el Tribunal Supremo contra seis exmiembros de la Mesa del Parlament, “la que se sigue en la Audiencia Nacional contra los exmiembros del Govern y los responsables de ANC y Òmnium”, dicen fuentes judiciales.

Lo que queda por ver es si la jueza de la Audiencia Nacional derivará toda la causa o sólo la que afecta a los consellers y se quedará la parte de los Jordis y el major Trapero. Vienen de denuncias diferentes. La de Sànchez, Cuixart y Trapero, de la denuncia de sedición el 22 de septiembre. Y la de los consellers, de la querella de la Fiscalía después de proclamar la república el 27 de octubre. Lamela las unió en una. Ahora falta saber si lo derivará todo o si el Supremo pedirá quedarse sólo la parte de los consellers y dejará en la Audiencia Nacional la parte de los Jordis y Trapero. También se podría quedar Lamela, sólo, la parte de Trapero.

Que el Supremo reúna la causa abre la puerta de la prisión. Porque podría decidir aplicar el mismo criterio que con la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y los miembros de la Mesa de Junts pel Sí, es decir, una salida de prisión bajo fianza, y retirada del pasaporte y comparecencias periódicas en los juzgados como medidas cautelares.

(Fuente: El Nacional.cat)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *