Libano: Aoun da a los saudíes una semana para el retorno de Hariri, que fue obligado a dimitir por negarse a enfrentarse a Hezbolah

Michel Aoun

El presidente libanés, Michel Aoun, habría dado una semana a Arabia Saudí para clarificar la suerte del primer ministro libanés, Saad Hariri, y permitir su retorno al Líbano, señaló el periódico libanés Al Yumhuriya. Según el periódico libanés, Aoun piensa presentar una queja contra Arabia en el Consejo de Seguridad si ese país no clarifica la suerte de Saad Hariri y este último no regresa próximamente al Líbano.

Fuentes bien informadas han informado al periódico que “el presidente Aoun ha informado a las delegaciones diplomáticas que no esperará más de una semana para clarificar la suerte de Hariri. Después de eso, el Líbano se verá obligado a transferir este dossier a la comunidad internacional, dado que existen voluntades internacionales para ayudar al Líbano en sus esfuerzos, en una referencia implícita a Rusia, algunos países occidentales y otros.

El presidente de la República, Michel Aoun, recibió el sábado una llamada de teléfono de parte de su homólogo francés, Emmanuel Macron, en el curso de la cual los dos jefes de Estado evocaron los últimos aocntecimientos después de la dimisión del primer ministro, Saad Hariri.

Macron expresó a Aoun “el apoyo de Francia a la unidad, la soberanía y la independencia del Líbano” y se mostró dispuesto a “ayudar a la consolidación de la estabilidad política y la seguridad del país”.

Macron: Francia apoya la ‘soberanía’ e independencia de El Líbano

El presidente francés, Emmanuel Macron, reitera el compromiso de su país en pro de ‎la estabilidad, la soberanía y la independencia de El Líbano.‎ Macron ha expresado el “compromiso de Francia a la hora de respaldar la unidad y soberanía de El Líbano”, ha anunciado este sábado la oficina de prensa del presidente libanés, Michel Aoun, en un comunicado.

De acuerdo con la nota, Aoun ha recibido hoy una llamada telefónica de su homólogo francés, donde le ha transmitido su confianza en la unidad del Gobierno y del pueblo del país árabe frente a la crisis política iniciada tras la inesperada renuncia del primer ministro Saad Hariri. El mandatario galo ha prometido también que su Estado ayudará a El Líbano a fin de “preservar la estabilidad política y de seguridad en el país”.

Eso se produce en la misma jornada en que el presidente libanés ha aseverado que “existen en marcha preparativos internacionales para ayudar a El Líbano” en la demanda que va a presentar ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para dilucidar la “misteriosa situación” de Hariri, que aun no ha regresado al país.

En la misma jornada del sábado, Estados Unidos también ha urgido a terceros países a no intervenir en El Líbano, y ayer el secretario estadounidense de Estado, Rex Tillerson, calificó a Hariri de un “fuerte aliado” de Washington. “Estados Unidos apela a todos los países y todas las partes para que respeten la soberanía, la independencia y proceso constitucional de El Líbano”, ha aseverado la portavoz de la Casa Blanca, Sara Sanders.

La renuncia de Hariri ha generado masivas denuncias de El Líbano y de otros países que, de hecho, señalan una conspiración trilateral detrás de dicho acto: de la Administración del presidente de EE.UU., Donald Trump, por una parte; del régimen israelí, por otra, y de la nueva Administración saudí, liderada por el príncipe heredero Mohamad bin Salman.

Riad obligó a Hariri a dimitir por negarse a luchar contra Hezbolá

Arabia Saudí obligó al premier libanés, Saad Hariri, a renunciar porque se negaba a luchar contra Hezbolá y desestabilizar El Líbano, informó Reuters. De acuerdo con fuentes cercanas a Hariri, citadas el sábado de manera anónima por la agencia de noticias británica Reuters, el régimen de Riad redactó la renuncia de Hariri, buscando reemplazarlo con su hermano mayor, Bahaa.

De hecho, el reino árabe llegó a la conclusión de que Saad no estaba interesado en hacer frente al Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), por eso le obligó a dejar su cargo.   Saad hizo escala el pasado 3 de noviembre en Riad, la capital saudí, y un día después dio a conocer desde allí su renuncia por sorpresa, alegando que había un plan para asesinarlo en El Líbano.

Las fuentes comentaron a Reuters que Hariri, antes de viajar al reino árabe, había dicho a sus ministros que reanudaría sus labores el pasado lunes (6 de noviembre) tras terminar su viaje. También, había adelantado que tenía previsto encontrarse el domingo pasado con el presidente egipcio, Abdel Fatah al-Sisi, en el balnerario de Sharm el-Sheij, en el mar Rojo.

Según las fuentes, Saad recibió una llamada de las autoridades saudíes para sostener un encuentro con el príncipe heredero saudí, Mohamad bin Salman. Cuatro horas después, los saudíes le entregaron su discurso de renuncia para que lo leyera en la televisión, agregaron.

Indicaron que Hariri había urgido la necesidad de mantener buenas relaciones con Hezbolá por el bien y la estabilidad de El Líbano. “Lo que sucedió en esas reuniones, creo que (Hariri) reveló su postura hacia Hezbolá en El Líbano, que la confrontación desestabilizaría el país. Creo que (a los saudíes) no les gustó lo que escucharon”, señalaron las fuentes.

El Gobierno de Beirut cuestiona ampliamente la renuncia de Hariri. El pasado lunes, el presidente del país, Michel Aoun, afirmó que no se pronunciaría sobre si acepta o no la decisión de Hariri hasta que se confirmase que su renuncia fue “voluntaria”. Las autoridades libanesas, además, acusan a los saudíes de haber retenido a Hariri. Aoun ha dado una semana para que Riad facilite la vuelta de Hariri al país, tal y como informaron los medios locales.

 

(Fuentes: Al Manar / Hispan TVAl Mayadeen / Reuters)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *