Masiva manifestación en Barcelona a favor de la libertad de los presos políticos catalanes. Coalu les pide “que den explicaciones”

barna

Unas 750.000 personas, según la Guàrdia Urbana, se han manifestado ayer tarde en la calle Marina de Barcelona para pedir la liberación de los consellers y los presidentes de la ANC y Òmnium, han llenado más de tres kilómetros de esta arteria barcelonesa.

Los asistentes han llegado provenientes de numerosos puntos de Catalunya, en más de 900 autocares. Los trenes también han circulado muy llenos desde el mediodía, por personas que se desplazaban a la capital catalana. La fuerte afluencia de gente ha dejado pequeña la calle Marina, y los manifestantes han acabado llegando por el lado montaña hasta la Travessera de Gràcia, a varias manzanas.

La manifestación estaba encabezada por una primera hilera con familiares directos de los presos políticos. En una segunda cabecera estaban los representantes de las formaciones políticas independentistas que dan apoyo a la marcha. Entre los asistentes destacaron la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; cargos del Pdecat, de ERC, la CUP y EUiA, ademas del ex líder de Podem Albano Dante Fachin, y una representación del PNV.

La calle Marina de Barcelona se ha convertido este sábado en un clamor multitudinario por la libertad de los dirigentes sociales y políticos independentistas encarcelados. Centenares de miles de personas han hecho caso al llamamiento de la Assemblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural, que ante los hechos excepcionales han querido dar una respuesta también excepcional este sábado. Al frente, dos grandes pancartas que decían “libertad presos políticos” y “somos República”.

Al frente de la manifestación, en una “cabecera de honor”, ha ido un grupo de familiares de los presidentes de las entidades soberanistas y los consellers encarcelados y de los miembros del Govern exiliados en Bruselas. Los han hecho subir al escenario y han sido recibidos con gritos de “libertad” de los centenares de miles de personas que han llenado la calle Marina.

El recorrido de la cabecera ha empezado en la confluencia de la calle Marina con Pujades, y ha avanzado hasta la avenida Icària, donde se ha instalado el escenario desde donde se han hecho los parlamentos. Pero la gente ha desbordado el plano: la cola llegaba hasta la Sagrada Família. Las entidades la bautizaron como la “Diada Nacional por la Libertad”, porque querían que tuviera la misma afluencia y repercusión internacional que los Once de Septiembre. Además de ser un clamor por la libertad de los presos, también lo ha sido contra la aplicación fulminante del 155.

Por detrás de los familiares, se han situado las autoridades y dirigentes políticos. La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, no ha asistido, por recomendación de su abogado. Han ido representantes de todos los partidos políticos independentistas, pero también de todo el espacio soberanista, desde el PDeCAT, ERC y la CUP, hasta Catalunya en Común. En ausencia del presidente Puigdemont, la máxima autoridad ha sido la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. También han asistido dirigentes desde otros puntos del Estado español, como el presidente del PNV, Andoni Ortuzar.

mani

Cartas de los presos

Desde las cárceles madrileñas, el vicepresident, los consellers y los presidentes de las entidades han hecho llegar cartas, que han sido leídas por hijos, parejas, primos, compañeros y amigos. El conseller Joaquim Forn ha reivindicado que “ahora no es la hora de la diferencia”, sino que es el momento de la unidad. “La paz, la democracia y la libertad son los valores que dan bastante al pueblo de Catalunya”, ha añadido. Las conselleres Meritxell Borràs y Dolors Bassa, en una carta conjunta, han agradecido los “centenares” de cartas que cada día les llegan a la prisión de Alcalá-Meco: “Nuestra lejanía física no impide que os sintamos cerca”.

El conseller Carles Mundó ha advertido que “las personas se pueden encarcelar, pero nadie puede encarcelar las ideas”. En esta sentido, el titular de Justicia ha afirmado que “los problemas políticos no se resolverán nunca en los tribunales de justicia”. En la misma línea, el conseller Josep Rull ha querido enviar un mensaje al Estado español: “Se equivocan quienes creen que pueden encarcelar la voluntad de un pueblo”. Rull ha defendido que “somos el Govern legítimo porque lo decidieron los catalanes y catalanas con un instrumento extraordinariamente poderoso: las urnas”.

Por su parte, el conseller Raül Romeva se ha dirigido a los manifestantes, pidiéndoles que “más que nunca hay que perseverar en la mano tendida y la voluntad de diálogo, sin caer en provocaciones”. El portavoz Jordi Turull ha asegurado que “nuestro cuerpo está en la cárcel, pero nuestro corazón y compromiso está con vosotros”. También ha pedido unidad: “Es desde la unidad que hemos dado grandes pasos”. Finalmente, el vicepresidente Oriol Junqueras ha denunciado la “complicidad del PSOE” en la represión y ha dicho que él y los consellers encarcelados son los “cabezas de turco” del Estado español para atemorizar al independentismo.

Los presidentes de las entidades soberanistas también han dirigido cartas a los manifestantes. Jordi Cuixart (Òmnium) ha asegurado que “los grandes obstáculos son para los grandes espíritus”, mientras Jordi Sànchez (ANC) ha pedido movilizarse para las elecciones del 21-D: “Nuestra fuerza es la unidad, que nadie dude de que ganaremos. El 21 de diciembre, a votar y ganar”. Después de las cartas, se han pasado vídeos que han hecho llegar el president Puigdemont y los cuatro consellers que están en Bruselas.

El president de la Generalitat, Carles Puigdemont ha agradecido esta noche “la luz” de la manifestación de Barcelona pidiendo la liberación de los presos políticos. “Vuestra luz nos llega hasta Bruselas e ilumina el camino que tenemos que seguir recorriendo. Sois nuestra fuerza”, ha indicado, con una fotografia.

Puigdemont ha pedido a los catalanes que continúen movilizados a favor de la democracia. Ha reivindicat el derecho a ser “un país nuevo, un país diferente.” Ha asegurado que el Estado español quería vejar a los catalanes y sus instituciones, y ha pedido el auxilio de la Unión Europea con el fin de poder decidir el futuro de Catalunya a través de las urnas.

“Un nudo en el estómago, rostro triste y peso al corazón”

En nombre de Òmnium Cultural, Marcel Mauri ha admitido que ni a él ni a la mayoría de los que estaban allí les apetecía estar, y que lo hacían con “un nudo en el estómago, rostro triste y peso al corazón”. También ha defendido a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y los miembros soberanistas de la Mesa: “Tanto nos da lo que hayan dicho ante un Estado que no atiende a razones, sólo a humillaciones”. En este sentido, el líder accidental de la entidad ha reivindicado que “los de hoy somos aquellos que abrazamos las urnas el 1 de octubre cuando nos querían quitar nuestros derechos”. Ha prometido que no pararán hasta que no consigan que todos los presos políticos salgan en libertad.

Por su parte, Agustí Alcoberro ha denunciado que los encarcelamientos “ponen de manifiesto la deriva autoritaria del Reino de España y la falta de independencia de su poder judicial”. En esta línea, el vicepresidente de la Assemblea ha constado que también “pone de manifiesto” porque el pueblo catalán apuesta por un “nuevo escenario de plena libertad y democracia”. Alcoberro ha asegurado que la movilización se mantendrá hasta que salgan todos los presos. Ha llamado a llenar Bruselas el 7 de diciembre, para plantar el problema en el corazón de Europa.

El vicepresidente de la ANC, Agustí Alcoberro, ha anunciado que las entidades convocarán una manifestación el 7 diciembre en Bruselas para expresar ante las instituciones europeas la voluntad de liberar los presos políticos, el apoyo al Govern legítimo y la determinación de construir la República. Alcoberro ha indicado que la marcha tendrá como lema “Omplim Brussel·les”.

La Junta Electoral ha desestimó el intento del PP de evitar emitir la manifestación a favor de los presos políticos. El Partido Popular había presentado este sábado ante la Junta Electoral Provincial un recurso que instaba a los medios de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), que incluye TV3, Catalunya Radio y el 3-24, a no emitir el especial informativo previsto por la tarde de este sábado 11 de noviembre. En este especial informativo estaba previsto retransmitir en directo la manifestación convocada por ANC y Òmnium. Los populares argüían que esta retransmisión va en contra de los principios del pluralismo político y social que tienen que regir los medios públicos en periodos electorales… y sin sonrojarse.

Colau pide a los presos políticos “que den explicaciones”

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha reclamado que los presos políticos salgan en libertad, no sólo por justicia, sinó “para que den la cara porque también queremos que den explicaciones a la ciudadania”, pero también ha reclamado a los miembros del Govern y a todos los dirigentes de JxSí que “expliquen a los catalanes porque les han “engañado”. En su intervención durante la asamblea de Catalunya en comú, Colau los ha instado a dar explicaciones sobre “porque en vez de convocar elecciones hicieron una DUI y desaparecieron y dejaron el país solo ante la incertidumbre”.

La alcaldesa ha vuelto a reclamar la libertad de los miembros del Govern, así como de los dirigentes de la ANC y Òmnium Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, pero tambien les ha crtiticado. “Queremos que los presos salgan pero también que el govern irresponsable que ha llevado el país al desastre dé la cara, reconozca los errores y haga autocrítica”. Igualmente ha acusado a los dirigentes del gobierno de JxSí de “engañar” y “tensionar” la sociedad catalana, así como de no aprovechar el “ejercicio de democracia ejemplar y masivo” que significó el 1-O y hacer, por el contrario, “una DUI que no sólo no la quería la mayoría del país sino que se hizo engañando a la población, por intereses partidistas.” Colau ha añadido que esta declaración “no ha llevado a la república” y, después de definirse como republicana, ha dicho que ella quiere la “república real, que quizás no llegará tan rápido como algunos querrían”.

Sobre los comicios del 21-D, Colau ha afirmado que Catalunya se encuentra en una de las “peores” situaciones vivida en los últimos 40 años al encontrarse en un “estado de excepción con la Generalitat intervenida y el gobierno legítimamente escogido cesado y encarcelado por motivos políticos”. Por eso, ha dicho que las elecciones convocadas para el 21-D no son las que querrían pero ha afirmado “que” son una “oportunidad que no se puede dejar pasar” para revertir la situación.

La alcaldesa ha rechazado la “política de bloques” que quieren imponer con un “frente del 155, el autoritarismo, el recorte de derechos y libertades” y un segundo “de la DUI y la irresponsabilidad”. Por lo contrario, ha reivindicado “recoser heridas” y poner en valor la cohesión social, la convivencia y la diversidad.

Colau se ha mostrado convencida de que el espacio que representan los comuns es “más necesario que nunca” y ha agradecido especialmente a los miembros de Podem que concurran juntos. La alcaldesa se ha reivindicado como un espacio “honesto que no ha cambiado de opinión” y que quiere ganar en autogobierno y trabajar para un referéndum pactado. “Nos acompaña la coherencia, la honestidad y otras formas de hacer política”, ha dicho.

(Fuente: El Nacional.cat)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *