El Ayuntamiento de Sevilla resuelve el contrato para matar cotorras a tiros con carabinas de aire comprimido

Barcelona 07 07 2017 Cotorras en el Parc de la Ciutadella   Foto Ferran Nadeu

El contrato para sacrificar cotorras con carabinas de aire comprimido ha quedado resuelto. El motivo es que el plazo con el que cuenta el Consistorio para firmar el convenio con la empresa se ha cumplido sin que los técnicos municipales hayan elegido la mejor opción para acabar con la expansión por la ciudad de las ruidosas especies de Kramer y Argentina.

La dirección general del área de Acción Social acordó la resolución del contrato por desistimiento de la administración adjudicado a Don Fernando José Isorna Retamiro por un importe de 4.598 euros (IVA incluido), y aprobó una indemnizacion al contratista correspondiente al 10% del precio de adjudicación (459 euros) por los trabajos pendientes de ejecutar, que en este caso se trata de la totalidad.

La resolución aprobada a finales de octubre ha coincidido con otra de la dirección general de gestión del medio natural y espacios protegidos de la Junta de Andalucía, en la que se expone que, tras consultar y valorar la opinión de varios expertos, la carabina de aire comprimido es el método más eficaz para acabar con las cotorras. “Entendemos que el Ayuntamiento de Sevilla debe continuar con su programa de control, así como que éste puede servir para cualquier municipio de la provincia de Sevilla y de cualquier otra que presente esta problemática, sin que sea preciso elaborar ningún tipo de instrucción al respecto”. Ésta es la respuesta a la proposición de Ciudadanos aprobada en el pasado Pleno de julio para la prevención y erradicación de esta especie invasora que transmite enfermedades y afecta al patrimonio histórico.

sevilla 1

(Carabina de aire comprimido, del tipo que va a ser usado contra las cotorras)

Después de conocer esta conclusión, fuentes municipales explicaron que la delegación de Medio Ambiente y el Zoosanitario siguen trabajando para encontrar un procedimiento eficaz y lo más consensuado y aceptado socialmente posible. A principios del mes pasado, el concejal de Bienestar Social señaló que hay que actuar “más pronto que tarde” ante la plaga de cotorras. “La decisión se tomará inducida por los expertos y hay que madurarla más para no crear problemas secundarios”, apuntó Juan Manuel Flores.

El contrato para sacrificar esta especie con carabinas de aire comprimido quedó suspendido el verano pasado. El gobierno municipal socialista adoptó esta medida después de la reunión mantenida con distintas asociaciones en defensa de los derechos de los animales, entidades científicas y universitarias, y expertos en biología, ecología y ornitología para analizar las mejores opciones para acabar con su expansión.

Los técnicos elaboran un nuevo diagnóstico con la intención de consensuar un método para cazarlas. El modus operandi que fue elegido para su sacrificio era el disparo con carabina de aire comprimido (calibre 4,5 ó 5,5) con trípode y mira telescópica realizada por tirador experto. Las localizaciones para efectuar los disparos debían de ser en los parques y zonas arboladas de la ciudad.

(Fuente: Diario de Sevilla)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *