Granada: Las plataformas sanitarias denuncian que la Junta “no está cumpliendo”. Candel denunciado por “ataques” y “acoso”

manifestacion-fusion-hospitalaria

Las plataformas en defensa de la sanidad pública ‘Granada por su salud’ y de trabajadores de hospitales han señalado que la Junta “no está cumpliendo el ya retrasado cronograma de la desfusión” hospitalaria y que no tiene “voluntad de finalizarlo hasta el año próximo”. Así lo han indicado estas plataformas sanitarias a través de una nota de prensa tras la última reunión mantenida con las direcciones de los hospitales Virgen de las Nieves y Campus de la Salud de Granada, que tuvo lugar el pasado jueves.

Han indicado que “la Junta de Andalucía no ha cumplido sus propios plazos de junio y de octubre”, y que parece que tampoco tiene “interés en completar el plazo de diciembre”, en lo que entienden que es una actitud de “insumisión” de la administración autonómica ante lo acordado con la ciudadanía y las plataformas a través del Parlamento andaluz.

Respecto de la distribución equitativa de personal y equipamiento planteada por las plataformas, servicios como Oncología y Cardiología, previstos para su traslado en octubre, “no se podrán trasladar hasta el primer trimestre de 2018”; así como el servicio de Cardiología del antiguo al nuevo Clínico, en el Campus de la Salud, y del nuevo servicio completo propio de Informática en este mismo hospital, “también previstos para el primer trimestre 2018”, han apuntado desde las plataformas, que han agregado que otros como Admisión y Documentación, Esterilización, Informática, Hematología, laboratorio, Medicina Preventiva, Microbiología, Hemodiálisis, Radiología, Urgencias o Anatomía patológica “no se podrán separar” hasta el año próximo.

En el servicio de Cirugía Vascular, se ha dado un compromiso por el cual el Virgen de las Nieves contará con los cinco facultativos previstos más el jefe de la unidad, pero para las plataformas “sobre este compromiso no existe plazo concreto y se está a la espera de cubrir las plazas vacantes con el proceso de redistribución de efectivos”. “Los pacientes de hemodiálisis del antiguo Licinio de la Fuente no podrán volver al Virgen de las Nieves hasta que no finalicen las obras, como pronto a primeros de enero”, han añadido.

Asimismo, las plataformas han solicitado recibir el plan de trabajo y el cronograma detallado de las obras del Hospital del Campus. También han insistido en la necesidad de concluir la obra del Hospital de Traumatología “cuanto antes”, y han solicitado el plan de traslado de la especialidades del Campus al Hospital de Traumatología y del antiguo San Cecilio al PTS.

En este sentido, estos colectivos presentarán una petición formal por registro general de la Junta de Andalucía ante las autoridades pertinentes para que se audite el contrato de colaboración público privado; e informarán a los parlamentarios andaluces de los distintos partidos políticos para que realicen las preguntas parlamentarias oportunas a este respecto.

(Fuente: Granada Digital)

Profesionales sanitarios denuncian a Candel por “ataques machistas” y “acoso psicológico” a compañeras Piden su “reprobación”

Un grupo de profesionales sanitarios de los hospitales de Granada han denunciado ante la Comisión de Igualdad del Virgen de las Nieves al doctor Jesús Candel y Enrique Marín por “los ataques machistas y el acoso psicológico al que tienen sometidas a las compañeras” y piden que ambos sean “reprobados”.

En el escrito, al que ha tenido acceso El Independiente de Granada,  los 85 profesionales firmantes que trabajan en los distintos centros hospitalarios de Granada expresan su “más enérgica repulsa a los ataques machistas y el acoso psicológico al que tienen sometidas a la compañeras el doctor Jesús Candel y el nutricionista Enrique Marín (ambos profesionales de estos hospitales)”.

“Son continuos los insultos, las frases que denigran, injurian y ultrajan a profesionales de nuestros hospitales, pero además a las profesionales que son mujeres se les acosa en estos insultos con ataques machistas, con mofas y alusiones despectivas por el hecho de ser mujeres”, señala el documento.

Los firmantes solicitan que “dentro de las atribuciones que tiene encomendada esa Comisión de Igualdad en defensa de que no se produzca ninguna discriminación por razón de sexo, sean estos dos profesionales, los doctores Jesús Candel y Enrique Marín, reprobados”. Además, añade, que “teniendo en cuenta que dichos videos se realizan en horario laboral y dentro de las instalaciones de los hospitales, se valore enviar informe a los servicios jurídicos del SAS por si de dichos hechos se derivará algún tipo de actuaciones disciplinarias”.

En la narración de hechos, el documento señala que es “públicamente conocido que el doctor Jesús Candel en sus videos de YouTube insulta sin ningún tipo de cortapisa, pero de una forma progresiva ha ido intensificando sus ataques a compañeras de todas las categorías y especialidades, siendo muchos de estos ataques sólo por el hecho de ser mujeres, más aún si cabe si ejercen algún tipo de responsabilidad en los centros hospitalarios”.

“Entendemos –agregan- que todo esto se agrava por el hecho de que sus seguidores y seguidoras en redes sociales le secundan en estos insultos con lo que las repercusiones son masivas en una ciudad tan pequeña como es Granada. En sus videos llega a dar nombres y apellidos de las compañeras y si no, se escuda en apodos despectivos que no ocultan los verdaderos nombres de las compañeras”.

La denuncia adjunta vídeos “donde se insultan”, entre otras, a las doctoras Cristina López Espadas, Pilar Espejo Guerrero, que reemplazó a la anterior en la gerencia del complejo hospitalario de Granada; o María Jesús González Callejas, jefa de Hostelería del Hospital del PTS, así como compañeras de Enfermería y Medicina, tanto del área de Urgencias, como del Área de Nefrología.

También inciden en que suele insultar “gravemente a la presidenta de la Junta de Andalucía, la consejera de Salud y la gerenta del Servicio Andaluz de Salud y no en su gestión de política sanitaría, sino haciendo declaraciones con ataques a estas por razón de su sexo, o sea por ser mujeres”.

(Fuente: El Independiente de Granada)

candel

Candel denuncia a toda la cúpula de Salud por diez años de prevaricación

La Asociación Justicia por la Sanidad, presidida por el Jesús Candel y que nació en febrero de este año en plena crisis por los dos hospitales para lo que llamaron una lucha contra la política sanitaria de la Junta, ha denunciado a toda la cúpula de Salud y del SAS por la gestión de los últimos diez años. Fue el 10 de octubre cuando presentaron la denuncia -que fue comunicada ayer a los medios- al Juzgado de Instrucción 4 de Granada. El motivo: prevaricación continuada y nombramiento ilegales desde el año 2004, así como cualquier otro delito que aparezca en el transcurso de la investigación.

En la denuncia señalan como responsables de dichos actos a los consejeros María Jesús Montero (dirigió Salud de 2004 a 2013), María José Sánchez (2013-2015), Aquilino Alonso (2015-2017) y Marina Álvarez (2017 hasta la actualidad), así como a los antiguos directores gerentes del SAS Juan Carlos Castro, José Luis Gutiérrez y José Manuel Aranda; a Rafael Burgos, antiguo director general de Personal y Desarrollo Profesional del SAS y a Celia Gómez, actual directora general de Profesionales del SAS.

Según la asociación, son “autores, instigadores o encubridores” de hechos “de una gravedad extrema”. El detonante de todo, según la denuncia, fue el decreto 75/2007, lo que consideran en la denuncia como “el comienzo de una serie de actuaciones encaminadas a manejar a su antojo o caprichosamente el sistema de nombramientos de directivos y cargos intermedios del SSPA que permitió a los denunciados implantar una nueva forma de organización de la gestión sanitaria al margen de la legalidad”.

El primero de los delitos denunciados es el de prevaricación administrativa por cinco actuaciones: la selección y el nombramiento del personal directivo de las instituciones sanitarias públicas de Andalucía; la creación de facto y el mantenimiento al margen de la legalidad de las Unidades de Gestión Clínica en Atención Especializada; las convocatorias de puestos de dirección de las Unidades de Gestión Clínica de Atención Especializada (Hospitalarias, Intercentros, Interniveles, Provinciales, etc); las convocatorias de puestos de mandos intermedios de todo tipo por incluir en las bases de la convocatoria la posibilidad de que puedan optar a dichos puestos el personal que no es estatutario, funcionario ni laboral fijo del Servicio Nacional de Salud (admitiendo la presentación de personal interino y de funcionarios docentes), y las convocatorias de puestos de dirección de las unidades de gestión clínica de Atención Primaria y Salud Mental por incluir en las bases de la convocatoria la posibilidad de que puedan optar a dichos puestos los diplomados (actualmente grado) en Enfermería.

Según la denuncia, en el caso de los cuatro consejeros se les acusa de “delito de prevaricación continuada consistente en diseñar y aprobar, mediante el decreto 75/2007 (en el caso de Montero) y mantener (en el caso de todos) durante más de diez años un sistema de provisión de puestos directivos en el Servicio Andaluz de Salud, el Registro de personas candidatas consideradas idóneas para desempeñar los puestos directivos de los centros sanitarios del SAS, que ha impedido de facto el acceso a dichos puestos a toda persona ajena a su círculo de confianza, y lo han mantenido, presuntamente, a sabiendas de su injusticia y arbitrariedad”. Para eso habría intervenido también el resto de denunciados, algo que considera la asociación “un ejemplo paradigmático de cómo la posición de superioridad que proporciona el ejercicio del poder público se utiliza para imponer arbitrariamente el mero capricho de la autoridad, en un injustificado ejercicio de abuso de poder”, recoge el texto.

Capítulo propio tiene la creación de las Unidades de Gestión Clínicas, las que fueron el antecedente de la fusión sanitaria. En este caso, les acusan de “diseñar, implementar y mantener las UGC a sabiendas de que se estaba vulnerando la legalidad vigente y de forma arbitraria”, según argumentan pese a los pronunciamientos en contra de dicho sistema de los jueces y magistrado de lo Contencioso.

El nombramiento de los directores de dichas unidades también es denunciado por Justicia por la Sanidad como prevaricación continuada por la “convocatoria de cientos de puestos de inexistentes direcciones “en ausencia de regulación legal” durante estos diez últimos años. También la selección de “cientos de puestos de mandos intermedios en las que se permitió en los primeros años (después del decreto 75/2007) la participación de cualquier tipo de personal (incluso proveniente de la actividad privada o sin ningún tipo de experiencia laboral previa) y después de la prohibición expresa del TS en 2012 se sigue permitiendo la participación de personal externos al SNS”.

En cuanto a nombramientos ilegales, lleva a los tribunales la designación “de cientos de personas en las que no concurrían los requisitos legalmente exigidos”.

Justicia por la Sanidad anuncia que en las próximas semanas ampliará “la denuncia penal a la parte de la gestión indirecta que se realiza a través de las empresas y fundaciones sanitarias públicas”.

La denuncia ha sido remitida a los miembros del Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, del Parlamento Andaluz, de la Cámara de Cuentas de Andalucía, de los sindicatos, colegios profesionales andaluces de Medicina, Enfermería y Farmacia, al Defensor del Pueblo de Andalucía, a las Asociaciones de Prensa y al Colegio profesional de periodistas de Andalucía.

(Fuente: Ideal – Granada / Autor: S. Vallejo)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *