Fachin dimite y abandona Podem. Otros ocho miembros de la dirección lo hacen. Un tercio de las bases rechazan a los comunes (vídeo)

Fachin

Desde la misma sede de Podem, el hasta ahora secretario general de la formación en Catalunya,  Albano-Dante Fachin, ha anunciado que dimite del cargo y que deja el partido. “Podemos ha dejado de ser una herramienta útil para enfrentarse al régimen del 78”, ha afirmado. El motivo de su partida, según sus palabras, es la “intervención” por parte de la dirección estatal de Podemos sobre la filial catalana. Después de la intervención de Podemos sobre Podem, y lo que considera su “destitución de facto”, Fachin, ha decidido presentar su dimisión y darse de baja de militancia.

“A la vista de lo que ha pasado estas últimas semanas, decenas de círculos y centenares de militantes [de Podem] han observado con perplejidad como se les intervenía y se les impedía hacer política desde Catalunya”, ha criticado Fachin, que ha cargado contra una dirección de Podemos a la que acusa de tomar las decisiones “en los despachos” y ningunear a los círculos de militantes. Fachin se refería a la resolución aprobada el pasado 29 de octubre por el Consejo Ciudadano Estatal de Podemos, con la que se abrió una consulta a las bases para decidir sobre la participación de Podem en “la fuerza hermana” Catalunya en Comú, que liderará Xavier Domènech de cara al 21D.

“Catalunya ha hecho envejecer a Podemos”, ha declarado justificando su renuncia. Según Fachin, la decisión que tomó la dirección estatal el pasado viernes fue una destitución de facto: “O te vas o te cesamos”, ha resumido. Ha considerado la intervención sobre la formación catalana “un mensaje político de todos los catalanes”. Ha criticado que Catalunya en Común y su candidato, Xavier Domènech, hayan “acatado” sin más la decisión tomada “por Pablo Iglesias desde Madrid”.

También ha denunciado que, a mediados de julio, la dirección de Podem envió una carta a Podemos para reunirse con la dirección estatal, una misiva que “no obtuvo respuesta”. De la misma forma, ha puesto sobre la mesa que durante los últimos meses ha intentar contactar una quincena de veces con Xavier Domènech, tampoco sin recibir respuesta. “Prefirió que Pablo Iglesias arreglara el asunto desde su despacho en Madrid”.

Según Albano-Dante Fachin, los motivos para la intervención de Podem son “absolutamente delirantes”. En este sentido, ha hecho referencia al abrazo que se dio con Gabriel Rufián en el acto de apoyo a los miembros de la Mesa del Parlament encausados, que según él no gustó a Iglesias. “Pablo Iglesias sí tiene permiso para ir a cenar a escondidas con Junqueras en casa de un magnate de la comunicación”, ha constatado. Y ha preguntado a Podemos: “¿Cuando la represión aumente, Podemos supeditará su demostración de solidaridad en función de la presión mediática y los cálculos electorales?”.

Según el artículo 36 de los documentos políticos de Vistalegre II de Podemos, una vez dimitido el secretario general, el Consejo Ciudadano Autonómico valida la creación de una gestora que pilote el partido hasta una segunda Asamblea Ciudadana, una Gestora temporal que en este caso está formada por los miembros del Consejo Ciudadano catalán restante tras la dimisión de Fachin.

Frente unitario

Todavía no sabe si formará parte de una candidatura a las elecciones del 21-D, pero ha dejado claro que, si lo hace, no será como miembro de Podem. En este sentido, tal como siempre defendió, estos últimos días ha mantenido conversas con otras formaciones, como Esquerra Republicana, la CUP o Procés Constituent. En cambio, no lo ha hecho con el PDeCAT. Fachin había apostado por la creación de un “frente democrático” para enfrentarse a la ofensiva del Estado español, algo que no gustó a la dirección estatal ni a Catalunya en Comú.

Fachin ha abierto la puerta a que se unan a su gesto otros militantes de Podem. “La gente que ha estado en Podem y quiera explorar esa vía [una coalición] la analizaremos conjuntamente con los que sean”, ha afirmado. “No hemos podido negociar como Podem porque se nos arrebató esa posibilidad”, ha lamentado.

La predisposición de Fachin a participar en un frente soberanista es firme, aunque ha reconocido que “difícilmente” entraría en una candidatura en la que estuviera el PDeCAT. También ha descartado fichar por ninguna formación. “No iré en la lista de ningún partido”, ha afirmado, aunque ha precisado que “si es posible el acuerdo entre diferentes organizaciones y puede ser útil que vaya, iré”.

De esta forma, el secretario general dimitido ha contemplado la posibilidad de tejer un “frente democrático” contra la represión del Estado español. En todo caso, lo decidirán todos los miembros del Consejo Ciudadano que, con él, abandonen Podem después de la intervención de Podemos. Por este motivo han creado un partido instrumental que les permitirá mantener la puerta abierta a incorporarse a una hipotética lista unitaria. Pese a todo, ha admitido que las idead del PDeCAT está “en otro universo”. Si no acaba habiendo candidatura conjunta, ha dicho que no se incorporará a ningún otro partido

Fachin en minoría en el Consejo Ciudadano. Ocho miembros también dimiten

En el Consejo Ciudadano de Podem las posturas de Fachin quedaron en minoría. La mayoría de los miembros del Consejo catalán decidieron continuar con el proyecto de Podem y no apostar por el partido instrumental de Fachin, aunque la opción salió adelante “por una mayoría ajustada”. Se votó aceptar los resultados de la consulta impulsada por Pablo Iglesias desde Madrid, una votación que terminó con empate técnico; y un tercer punto que descartaba ir en el partido instrumental de Fachin que abre la posibilidad a concurrir con otras fuerzas a los comicios —como CUP, ERC y Procés Constituent—.

No obstante ocho miembros del consejo ciudadano de Podem han presentado este martes su dimisión “en protesta por el trato dispensado por parte del Consejo Ciudadano Estatal” al secretario general de Podem dimitido Albano-Dante Fachin. “Apreciamos su honestidad, coherencia y compromiso”, han destacado los ocho dimisionarios entre los que se cuenta la secretaria de Economía, Àngels Martínez; la secretaria de Municipalismo, Laura Haba, el responsable de Comunicación, Alberto Quiñones, en el escrito de renuncia al que ha tenido acceso Europa Press.

Un documento que también han firmado el responsable de Sanidad, Paulino García; la Secretaria de Organización Provincial de Taragona, Susana Rodríguez; la miembro del Consejo Ciudadano Catalán, Mireia Palau; el Responsable de Educación, J. Vicent Pruñonosa, y el responsable de Municipalismo, Pablo Daglio. Dimiten “debido al menosprecio a las decisiones tomadas” en el Consejo catalán y por la falta de garantías democráticas que ven en la consulta impuesta desde la dirección estatal para que los inscritos en Cataluña decidan si concurren a las elecciones en una coalición con Catalunya en Comú.

De los ocho firmantes del documento de dimisión, siete entraron en la lista del ya ex secretario general de Podem Albano-Dante Fachin, y uno de ellos, Pruñonosa, entró en el Consejo en la candidatura de la diputada de SíQueEsPot Jèssica Albiach. El Consejo Ciudadano Catalán completo está formado por 34 miembros más el secretario general —son 35—, y tras las elecciones primarias se compuso proporcionalmente con las diversas candidaturas que obtuvieron la mayoría de votos.

La diputada de SíQueEsPot Jèssica Albiach obtuvo siete puestos en el Consejo —de los que ahora sólo quedaban dos porque cinco de ellos, entre los que se cuenta Albiach, habían dimitido—; y la candidatura del diputado en el Congreso Raimundo Viejo consiguió tres puestos, pero ahora sólo contaba con dos tras la dimisión del mismo Viejo. El resto de componentes eran de la candidatura de Fachin y ahora mismo quedaban 21 miembros que, junto con los dos de la candidatura de Albiach y los dos de Viejo, formaban el actual Consejo Ciudadano Catalán de 25 miembros.

Ahora, tras las ocho dimisiones, quedan 18 miembros, pero el órgano continúa vigente y no decae porque para eso tendrían que haber dimitido un total de 19 miembros, según los estatutos, y quedar sólo 16 componentes.

Casi una tercera parte de las bases en contra de aliarse con los comunes

Podemos irá en coalición con Catalunya en Comú a las elecciones autonómicas del 21 de diciembre. Las bases del partido morado en Cataluña aprobaron por un 72% de los votos concurrir junto a los comuns, mientras un 28% optó por no hacerlo en la consulta organizada por la dirección liderada por Pablo Iglesias. En la votación han participado 17.379 personas, un 60% del censo de inscritos activos –quienes han tenido actividad en el último año– en Cataluña.

La dirección estatal de Podemos convocó la consulta a las bases catalanas contra el criterio del ya ex secretario general del partido en Cataluña, Albano Dante Fachin, que dimitió este lunes por sus profundas diferencias con la dirección, ya que él abogaba por negociar con los independentistas para presentarse a las elecciones en un frente contra el artículo 155. La pregunta que realizó Podemos a su militancia fue si apoyaba “que Podem se presente a las elecciones del 21 de diciembre en Cataluña en coalición con Catalunya en Comú y las fuerzas políticas hermanas que no apoyamos ni la declaración de independencia ni la aplicación del artículo 155”.

En esa misma pregunta se especificaba que “en el nombre de la coalición y en la papeleta” tendrá que aparecer la palabra “Podem”, si bien el partido morado y Catalunya en Comú aún no han cerrado la denominación concreta que utilizarán el 21D. Este martes a las 23.59 termina el plazo para inscribir las alianzas, por lo que en las próximas horas ambas fuerzas políticas tendrán que definir el nombre y registrar formalmente la coalición ante el Ministerio del Interior. Lo que si está decidido es que la lista la encabezará el hasta ahora portavoz de En Comú Podem en el Congreso, Xavier Domènech.

(Fuentes: El Nacional.cat / Infolibre / el diario.es)

Vídeo:

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *