Centenario de la Declaración Balfour: Campaña palestina en su contra. El RU la prohíbe. Theresa May la celebra “con orgullo”

Declaración-Balfour

El 2 de noviembre del 2017 se cumple el centenario de la Declaración Balfour, uno de los documentos más pérfidos y nefastos de la historia, que abrió los causes para la posterior división de Palestina, el ilegal despojo de sus territorios y la creación del Estado sionista de Israel.

La Declaración, rubricada por el Ministro de Relacione Exteriores de Gran Bretaña, Arthur James Balfour y dirigida al barón Lionel Walter Rothschild, líder de la comunidad judía en ese país, fue de hecho una alianza británica con el colonialismo sionista, vínculos que se habían iniciado durante la Primera Guerra Mundial para apoyar la creación de un hogar nacional judío en Palestina, lo cual devino en una catástrofe (Nakba) para el pueblo árabe, habitante originario y milenario de ese territorio.

Para todos los tiempos quedará indeleble la responsabilidad histórica del Gobierno británico —poco después Administrador de Palestina—por las desastrosas consecuencias que resultaron de su incitador apoyo al proyecto del sionismo internacional, materializado con la Resolución 181 del 29 de noviembre de 1947 de la Asamblea General de Naciones Unidas, que estableció la partición de Palestina y la creación, artificiosa, del Estado israelí.

La misiva a Rothschild, tan indecente como lo fue la colonialista  Doctrina Monroe, ni siquiera mencionaba al pueblo palestino y establecía que “El gobierno de Su Majestad considera favorablemente el establecimiento en Palestina de un hogar nacional para el pueblo judío y utilizará sus mejores esfuerzos para facilitar la consecución de este objetivo”.  Se consumaba así una artera conjura que ignoraba que la población árabe palestina conformaba el 97% de la del país, mientras la de la judía apenas llegaba al 10 por ciento.

La colosal injusticia de la decisión de la ONU de cercenar y repartir un territorio que no le era propio, disponía, además, la creación de dos Estados, uno árabe, que no se produjo, y uno judío, favorecido con la concesión de una superficie de 14 mil 942 kilómetros cuadrados, el 56,47 % del total, mientras limitaba a 11 mil 203 kilómetros cuadrados el sector palestino.

Un siglo después de tan trágica usurpación, y mediante limpiezas étnicas, guerras de agresión, terrorismo y racismo, la geofagia del Estado de Israel ha expandido sus fronteras a casi la totalidad de Palestina, edificando miles de ilegales asentamientos de colonos judíos y aplicando criminales acciones represivas a la población civil en la Franja de Gaza y en la ocupada Cisjordania.

Durante más de 60 años, el genocidio y expansionismo israelí ha contado con el permanente respaldo político, económico y militar del Gobierno de Estados Unidos, y la ineficacia de las resoluciones condenatorias del Consejo Seguridad de Naciones Unidas.

Aún en las adversas circunstancias de verse despojados de sus tierras, expulsados de su patria, asesinados, encarcelados, privados de sus medios fundamentales de existencia y diseminados por el mundo, los heroicos palestinos no han cesado en su lucha, pues confían en liberarse del ocupante israelí y constituir un Estado soberano e independiente con las fronteras que tenían antes del año 1967, y con Jerusalén oriental como capital.

(Fuente: Resumen Latinoamericano / Autor: Juan Dufflar Amel)

Campaña palestina en su contra

La Conferencia de Palestinos en la diáspora (PCPA) y una serie de grupos palestinos se están preparando para una campaña digital coordinada que tendrá lugar a partir de este miércoles por la noche para conmemorar los 100 años desde que Lord Arthur Balfour emitió la Declaración Balfour, prometiendo a los judíos un hogar nacional en Palestina.

Usando el hashtag #Balfour100, los usuarios de las redes sociales pedirán al gobierno de Reino Unido que se disculpe por la Declaración Balfour y la colonización británica de Palestina y exigirán la cancelación de una de las mayores celebraciones sionistas de la Declaración, que tendrá lugar el 7 de noviembre en el Royal Albert Hall en Londres.

La actividad de las redes sociales es parte de una campaña más amplia lanzada por PCPA hace dos meses titulada “Balfour: Un proyecto colonial” y se extenderá hasta el 20 de noviembre con el objetivo de crear conciencia sobre el histórico, significado político y legal de la Declaración Balfour y reiterando la responsabilidad histórica y política de Gran Bretaña respecto de la Declaración y sus repercusiones en Palestina.

La acción digital de PCPA es una de una serie de campañas lanzadas por palestinos en el exterior este año para destacar el impacto de la Declaración Balfour en Palestina y sus residentes.

El Palestinian Return Centre (PRC) con sede en el Reino Unido anunció hoy el lanzamiento de un cortometraje “100 Balfour Road“, producido como parte de la Campaña de disculpa por la Declaración Balfour de la República Popular China, en recuerdo del sufrimiento y desplazamiento de miles de palestinos como resultado de la invasión.

La película de 12 minutos retrata a una familia feliz en los suburbios de Londres disfrutando de una tarde alrededor de la mesa de la cocina, cuando se escucha un golpe en la puerta principal. Un funcionario del gobierno quiere la ayuda de la familia para ayudar a una familia sin hogar, pero termina echando a la familia y regalando su casa. Ahora está disponible para ver en YouTube y las plataformas de medios de PRC.

El primer ministro palestino exige al Reino Unido una disculpa oficial por la declaración

El primer ministro palestino, Rami Hamdallah, exigió el domingo que Gran Bretaña se disculpase por la declaración que prometió un estado judío en la Palestina histórica, cuando la próxima semana se conmemora un siglo de la misma.

Hamdallah dijo que la Declaración de Balfour, hecha por el secretario de Asuntos Exteriores británico, Arthur Balfour, mientras que Palestina era un protectorado británico, había sido una “injusticia histórica” contra el pueblo palestino.

También dijo que Gran Bretaña no debería celebrar la declaración, en referencia a una cena en Londres a la que asistirán el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu y su homóloga británica Theresa May para remarcar la importancia de la declaración en la creación de Israel en 1948.

“(La celebración) es un desafío para la opinión pública internacional que apoya nuestra causa nacional”, dijo Hamdallah, que habló en la inauguración de una nueva escuela pública en la ciudad ocupada de Nablus, en Cisjordania.

El presidente palestino Mahmoud Abbas y miembros de su gobierno han afirmado previamente que están preparados para demandar al gobierno británico por la declaración Balfour, sobre la base de que provocó en 1948 el desplazamiento de 700.000 palestinos, aunque aún no han tomado ninguna medida concreta para hacerlo.

Gran Bretaña, Theresa May declara que la celebrará “con orgullo”

La primera ministra del Reino Unido, Theresa May, ha declarado que su país celebrará “con orgullo” su papel en la creación de la entidad de ocupación sionista con motivo del próximo centenario de la Declaración Balfour.

Sus comentarios se produjeron en medio de las demandas palestinas de que Gran Bretaña se retracte y se disculpe por la declaración, y una semana antes de la llegada del primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, a Londres para celebrar el centenario del documento.

“Estamos orgullosos del papel que desempeñamos en la creación del Estado de Israel, y ciertamente celebraremos el centenario con orgullo”, dijo May a la Cámara de los Comunes durante un turno de preguntas a la primera ministra.

Sin embargo, reconoció los agravios palestinos con la Declaración Balfour del 2 de noviembre de 1917, en la que el entonces canciller británico Arthur Balfour le dijo al líder judío británico Lord Walter Rothschild que su gobierno “ve con buenos ojos el establecimiento de un hogar nacional para el pueblo judío en Palestina”.

“También debemos ser conscientes de las sensibilidades que algunas personas tienen con respecto a la Declaración Balfour. Reconocemos que hay más trabajo por hacer”, dijo May.

La primera ministra británica también reiteró el apoyo de su país a una solución de dos estados para el conflicto israelí-palestino. “Creo que es importante que todos nos comprometamos a garantizar la seguridad, la estabilidad y la justicia de los israelíes y los palestinos a través de una paz duradera”, señaló.

A principios de este año, la República Popular China lanzó una petición en la que pedía al gobierno británico que se disculpase por la Declaración Balfour y liderase los esfuerzos de paz en Palestina. Ganó 10,000 firmas. En respuesta, el gobierno británico se negó a disculparse por la Declaración y afirmó que estaba “orgulloso” de su papel en la creación del Estado de Israel.

“La Declaración Balfour es una declaración histórica para la cual HMG (Gobierno de Su Majestad) no tiene la intención de disculparse. Estamos orgullosos de nuestro papel en la creación del Estado de Israel. La tarea ahora es alentar los movimientos hacia la paz“.

Además, se ha prohibido en Reino Unido cualquier campaña publicitaria contra la Declaración Balfour.

(Fuentes: Al Manar / Monitor de Oriente)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *