La Insurgencia, a juicio por “enaltecimiento del terrorismo”: “No vamos a aceptar otra cosa que no sea la absolución” (vídeo)

La insurgencia

Los días 2 y 3 de noviembre se celebra en la Audiencia Nacional el juicio por enaltecimiento del terrorismo de trece jóvenes que forman este colectivo de música rap, “La Insurgencia”.

“En los últimos dos años La Insurgencia hemos denunciado precisamente que en España se censura y se persigue a la gente por sus ideas, y precisamente esto confirma lo que decíamos en nuestras letras”, señala a El Salto Saúl Zaitsev, uno de los trece jóvenes, integrantes del colectivo de rap La Insurgencia, imputados por enaltecimiento del terrorismo.

Doce de ellos –el restante es menor de edad– irán a juicio los próximos días 2 y 3 de noviembre en la Audiencia Nacional. La Fiscalía pide para ellos dos años y un día de cárcel –un día más del límite contemplado para la suspensión de pena privativa de libertad–, el pago de una multa de 4.800 euros y el cierre de su canal en YouTube por las letras de algunas de sus canciones. Según explica Saúl, aunque aún no se les ha ofrecido ningún tipo de acuerdo por parte de Fiscalía, sí ven probable que les ofrezcan una reducción de pena si reconocen el delito. Sin embargo, afirma que tienen claro que no van a reconocer ningún tipo de cargo. “No vamos a aceptar nada que no sea la absolución”, subraya.

Según explica Saúl, el colectivo La Insurgencia se formó hace dos años y algunos meses como idea en Vigo. “Unos amigos tuvieron la idea de crear una especie de colectivo de rap que hiciera letras conscientes y reivindicativas”, detalla Zaitsev, quien explica que primero eran gallegos pero en poco tiempo el colectivo fue a nivel estatal y después llegó a Latinoamérica. “Lo que hacíamos era ayudarnos a nivel logístico para sacar material de mejor calidad y porque teníamos unas ideas comunes de lo que tiene que ser el hip hop”.

Los trece miembros de La Insurgencia en el Estado español tienen entre 17 y 27 años y son de A Coruña, Barcelona, Córdoba, Jaén, Las Palmas de Gran Canaria, Málaga, Ourense, Santiago de Compostela, Valencia y Vigo. Pero, según señalan, también hay miembros del colectivo en México, Ecuador y Colombia.

En Vigo, de donde son cinco de los miembros de este colectivo, la Oficina de Derechos Sociales de Coia ha convocado hoy un encierro de doce horas en la parroquia Cristo de Vitoria, en este barrio, para apoyar a los jóvenes de La Insurgencia. “Cuatro de los jóvenes son de Vigo, y uno de ellos de este barrio”, explica Diego Lores, de la Oficina de Dereitos Sociais de Coia, a El Salto en referencia a Saúl Saitsev. “Es una persona que ha estado muy implicada en el tema de la rotonda, por ejemplo”, añade recordando las protestas vividas en este barrio, en 2015, ante la colocación del barco Bernardo Alfageme en una de sus plazas. “Como en otras ocasiones, la parroquia nos apoya para mostrar nuestra solidaridad con estos chavales”, continúa.

Criminalización de la expresión

Zaitsev relata que, en noviembre, agentes de la Policía Nacional les detuvieron cuando iban por la calle en sus respectivas ciudades. “Nos cachearon y nos pidieron nuestros teléfonos móviles, a los que lo llevaban encima se lo requisaron”. En un principio les acusaron de delitos de enaltecimiento del terrorismo, contra las instituciones del Estado y de asociación ilícita, pero durante la instrucción el resto de acusaciones desaparecieron, quedando solo la de enaltecimiento.

“Ellos llaman material delictivo en al auto a todo nuestro canal de YouTube, y subrayan algunas frases: algunas mías, otras de toros…. Hay gente que no tiene ni siquiera frases porque no rapea ni escribe, y se les imputa por colaborar haciendo la música los videoclips”.

Entre las letras por las que están imputados, una titulada “Carne de gulag” en la que hacen referencia a Eduardo Inda, del que dicen que “debería ser delito llamarlo periodista” –según destaca OKDiario, medio dirigido por Inda–, otra en la que llaman a Pablo Iglesias “gorrión traidor que está al lado de la burguesía”, varias en las que denuncian la violencia policial y alguna en la que se menciona a los Grapo.

“Nos parece una injusticia y una desproporción. Se nos acusa en base al Código Penal, que no es nuevo, es algo que lleva fallando muchísimos años en España. En el Código Penal existe el delito de opinión, porque nosotros lo que hacemos es expresar ideas con nuestra música, es una injusticia en toda regla”, afirma Zaitsev.

El delito de enaltecimiento del terrorismo está presente en el Código Penal desde la reforma que entró en vigor en el año 2000, ampliando un delito anterior, el de la apología. Pero fue a partir de 2009 cuando explotó el número de procesos en base a este tipo penal, a raíz de una instrucción de la Fiscalía de la Audiencia Nacional. Especialmente desde 2013 se ha aplicado a músicos, entre ellos a César Strawberry –condenado a un año de cárcel–, Pablo Hasel o Valtonic.

La Fiscalía le pide dos años de cárcel por enaltecimiento del terrorismo

La Fiscalía les pide dos años de prisión por las canciones que difunden a través de su cuenta de Youtube y que entiende que son constitutivas del delito de enaltecimiento del terrorismo.

El Ministerio Público explica en su escrito de acusación provisional que el contenido de las canciones ensalza “de una manera casi sistemática” a los GRAPO y que aunque los mensajes de los temas no siempre muestran el mismo grado de violencia, sí mantienen “una tónica subversiva frente al orden constitucional democrático”.

“Funcionan de forma unitaria y con un objetivo común: propagar sus ideas de odio al sistema democrático”, reza el escrito del Ministerio Público que recoge que, además de la red, los miembros del grupo (de nacionalidad española, moldava, dominicana y suiza) “cuando van adquiriendo un cierto renombre” actúan en directo en “eventos impulsados por organizaciones de extrema izquierda”.

El colectivo cuenta con más de 3.300 seguidores en su cuenta de Youtube en la que han incorporado canciones con letras contra “el abuso policial”, el sistema judicial o partidos políticos como el PP o Podemos. En concreto se refieren al líder de la formación morada, Pablo Iglesias, como “bastardo” y “gorrión traidor que está al lado de la burguesía”.

El fiscal cita en su escrito extractos de canciones de los acusados como “disfrutar imaginando un atentado en el Congreso” o “yo soy un romántico de la lucha armada”, “feliz cuando ajusticien en el pueblo a Letizia Ortiz”, “mis héroes son los GRAPO”, “dejando el listón bien alto como el coche de Carrero Blanco” o “hacen falta comandos que empuñen pistolas”.

Igualmente se hace eco de que los alias de algunos acusados hacen alusión a terroristas como es el caso de Vanesa G.P, que se hace llamar ‘Ulrike Marie Meinhof’, que fue fundadora del grupo terrorista alemán ‘Fracción del Ejército Rojo'(RAF).

 

Vídeo:

(Fuente: El Salto / Autor: Ter García)

Noticia relacionada:

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *