Catalunya: Puigdemont y parte del Gobern se refugian en Bélgica. La Fiscalía los acusa de rebelión, sedición y malversación

Puigdemont y Romeba durante un viaje anterior a Bélgica

(Puigdemont y Romeba en un viaje anterior a Bélgica)

El President de la Generalitat de Catalunya se encuentra refugiado en Bélgica desde donde ha esperado los contenidos de la querella presentada por fiscalía. Carles Puigdemont se ha desplazado este lunes a Bruselas, donde se ha entrevistado con varios líderes políticos flamencos.

La Generalitat ha confirmado que una delegación de consellers, encabezada por el president Puigdemont, se encuentra en Bruselas, “reunido en un entorno seguro y discreto”, según fuentes del Govern consultadas por ElNacional. Los otros consejeros que estarían en Bruselas serían Dolors Bassa, Joaquim Forn, Meritxell Borràs, Toni Comín y Meritxell Serret.

Mañana martes Puigdemont comparecerá en Bruselas para explicar los motivos del viaje. El Gobierno español ha confirmado que Puigdemont se encuentra en Bélgica. Algunos medios apuntan que el president podría solicitar asilo político.

Según ha podido confirmar eldiario.es, Puigdemont ha tomado la decisión de viajar a Bruselas asesorado por un equipo jurídico que le recomienda permanecer en ese país para forzar a la justicia española a profundizar en las acusaciones que le señalan como el máximo responsable de la comisión de un delito de rebelión.

El movimiento del expresident catalán pretende internacionalizar las decisiones judiciales y obligar a la justicia belga a posicionarse sobre la posible emisión de una euroorden de detención por parte de España.

Bélgica es uno de los países europeos más garantistas en la concesión de extradiciones y permite (al igual que Reino Unido, Alemania o Holanda) que la defensa de los acusados puedan plantear un necesario análisis sobre los elementos indiciarios de la comisión de delitos, así como una serie de limitaciones y exigencias en materia de garantías en caso de entrega.

Carles Puidemont dio a entender esta mañana que se encontraba en su despacho, ubicado en el Palau de la Generalitat. Lo hizo a través de la publicación de una foto en la red social twitter tomada desde el interior del edificio. La imagen pretendía dar la idea de que el expresident se encontraba trabajando en su despacho, cuando en realidad ya estaba en Bruselas. El expresident catalán no ha asistido tampoco a la reunión de la dirección del PDeCAT , prevista para este lunes.

La Fiscalía acusa de rebelión, sedición y malversación al Govern y la mesa del Parlament

La Fiscalía General del Estado ha cumplido la amenaza que mantiene desde hace semanas y se ha querellado contra los presuntos responsables de la declaración unilateral de independencia. José Manuel Maza ha enumerado los delitos por los que quiere responsabilizar a los principales impulsores de la declaración de independencia: rebelión, sedición y malversación de caudales públicos.

Maza ha aclarado que también perseguirá los delitos conexos a los anteriormente señalados y advierte que los miembros del Govern de Puigdemont serán citados a declarar, momento en el cual se podrá plantear la necesidad de aplicar medidas cautelares como el ingreso en prisión.

Con la presentación de la querella, la Fiscalía ha despejado también la incógnita sobre qué tribunal considera competente para juzgar estos delitos. Ha dividido la querella en dos: una en el Tribunal Supremo, donde se acusa a los aún aforados, y otra en la Audiencia Nacional, dirigida contra los miembros del Govern.

Así, Puigdemont, Junqueras y el resto del los consellers serán investigados por la Audiencia Nacional, mientras que Forcadell y los miembros de la mesa tendrán que defenderse ante el Tribunal Supremo.

En total, las querellas presentadas por la Fiscalía se dirigen contra un total de 20 personas, entre las que están todos Puigdemont, Junqueras, todos los consejeros y los miembros de la Mesa del Parlament. Ese listado incluye a Santi Vila, el exconseller de Empresas que dimitió el pasado jueves.

Maza ha informado de que se pide la declaración de todos ellos, y que entonces se pedirán medidas cautelares, aunque no ha aclarado cuáles. Además, la querella solicita que se imponga una fianza de 6,2 millones de euros a los investigados para “asegurar las responsabilidades pecuniarias en que pudieran incurrir los ahora querellados”. La pide en los dos tribunales, así que la cantidad total asciende a 12,4 millones de euros.

El fiscal general ha comunicado su decisión en una comparecencia sin preguntas en la que ha acusado a los exmiembros del Govern de haber producido “una crisis institucional” que terminó con la declaración de independencia, votada por el Parlament el pasado viernes.

La inclusión del delito de rebelión en la querella de Maza ha sido ampliamente discutido en ámbitos jurídicos al requerir ese tipo penal el uso de armas para su consecución.

(Fuentes: eldiario.es / El Nacional.cat)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *