Los peshemerga kurdo-iraquíes siguen retrocediendo. 5000 se rinden en Nínive. Barzani pide negociar. Acordado alto el fuego

iraq

Al menos 5000 combatientes de las fuerzas kurdo-iraquíes, los peshmergas, se han rendido ante el Ejército iraquí en la provincia de Nínive, en el norte de Irak. “Coincidiendo con la entrada de las tropas iraquíes en Nínive, unos 5000 combatientes de Peshemrga, equipados con armas avanzadas, se han entregado a la Policía Federal Iraquí”, informan medios locales iraquíes.

Saleh Gargari, un alto funcionario del gobierno regional kurdo reconoció que las tropas que el Partido Democrático del Kurdistán envió para frenar el avance de las fuerzas iraquíes en Sinyar se han rendido ante el Ejército iraquí.

Las tensiones entre el Gobierno de Irak y el del Kurdistán aumentaron, después de que las autoridades celebraran el referéndum, pese al rechazo del Ejecutivo central, los países vecinos y gran parte de la comunidad internacional.

Con el fin de preservar la integridad territorial del país, las fuerzas del Gobierno iraquí recuperaron lugares estratégicos en la ciudad de Kirkuk (rica en recursos petrolíferos) de manos de las fuerzas kurdas (Peshmerga), que se retiraron sin provocar ningún enfrentamiento.

En la mayoría de los casos no se registraron combates, ya que los Peshmerga abandonaron la zona tras un acuerdo de algunos de los dirigentes kurdos con el gobierno central. Los Peshmerga se hicieron con el control de las zonas en disputa tras participar en las operaciones para liberar la urbe, que había caído en manos de los terroristas de Daesh en 2014.

El gobierno de Barzani pide negociaciones

El gobierno de la región semiautónoma del Kurdistán iraquí ha anunciado la suspensión de los resultados del referéndum de independencia celebrado el 25 de septiembre para “abrir un diálogo” con el gobierno central.

En su comunicado, el gobierno regional ha apuntado a “la peligrosa situación y la tensión” existente en el país, resaltando que “ello fuerza a estar a la altura de la responsabilidad histórica y no permitir que la situación lleve a una guerra”.

Así, ha subrayado que anunciará inmediatamente un alto el fuego y el fin de todas las operaciones militares en el Kurdistán iraquí, expresando su deseo de “abrir un diálogo basado en la Constitución iraquí”.

“Los ataques y las confrontaciones entre las fuerzas iraquíes y los peshmerga, que empezaron el 16 de octubre y (…) han causado daños a ambas partes y podrían llevar a un continuado derramamiento de sangre, infligiendo dolor y levantamientos sociales entre los diferentes componentes de la sociedad iraquí”, ha dicho. “La continuación de los combates no lleva a ninguna de las partes a la victoria, sino que llevará al país hacia el desorden y el caos, afectando a todos los aspectos de la vida”, ha argumentado.

Por ello, ha propuesto un alto el fuego inmediato y el fin de las operaciones militares, la suspensión de los resultados y la apertura del citado diálogo fundamentado en la Constitución del país asiático.

El comunicado ha sido publicado apenas dos días después de que el primer ministro de la región semiautónoma del Kurdistán iraquí, Nechirvan Barzani, afirmara que las continuadas operaciones militares del Ejército iraquí dañan los esfuerzos por iniciar un diálogo con el gobierno central.

Barzani indicó en este sentido que las autoridades de la región estaban dispuestas a enviar una delegación a Bagdad para iniciar “conversaciones serias” y “abrir una nueva página”, recalcando que los problemas deben ser resueltos “de forma pacífica y en el contexto de la Constitución iraquí”.

El Gobierno iraquí ha rechazado este jueves la propuesta de diálogo que anunció el Ejecutivo del Kurdistán iraquí. Lo ha anunciado el primer ministro de Irak, Haider al Abadi, en un comunicado, en el que exige la anulación del resultado del referéndum y el compromiso de las autoridades kurdas con la Constitución del país.

El primer ministro ha declarado que aceptará solo la anulación de los resultados del referéndum del Kurdistán iraquí y no que sean congelados, declaró el primer ministro iraquí, Haider Abadi. Según el servicio de prensa del Gobierno, Abadi hizo esta declaración en una reunión con el vicepresidente de Irán, Eshaq Jahangiri. “No aceptaremos nada más que la anulación del referéndum y el respeto a la Constitución”, dijo Abadi.

Al anuncio de Abadi, de hecho, se ha sumado otro de las milicias populares, las Fuerzas de Movilización Popular,  pro gubernamentales chiís de Irak. Éstas han asegurado que en las últimas horas han empezado otra ofensiva militar para tomar la localidad de Fish Jabur, situada en la triple frontera entre Siria, Irak e Turquía.

El representante del UPK niega entrega de Kirkuk

Una fuente en la Administración kurda de Kirkuk, que fue evacuada a Erbil y que prefirió permanecer en el anonimato, informó a Sputnik de que los  peshmergas se habían retirado de sus posiciones tras recibir una orden de la dirección de la UPK. El parlamentario kurdo Levend Celal Aga, portavoz  de la UPK, refutó esta información.

“La mayoría de la población de Kirkuk apoya a la UPK, muchos habitantes son miembros de este partido. ¿Quién puede creer en que la UPK conspiró contra su propio pueblo y entregó la ciudad a las autoridades centrales de Irak? ¿A quién se le ocurriría que una fuerza política y militar podría entregar las llaves de su ciudad al enemigo?”, se preguntó el diputado.

El entrevistado afirmó que estas especulaciones son difundidas por los medios cercanos al Partido Democrático del Kurdistán, que es el partido gobernante en la región kurdoiraquí. Según Aga, las autoridades actuales en Erbil tratan de transferir la responsabilidad por las consecuencias del referéndum a la UPK.

El político recordó que quienes mandan en la UPK han señalado en numerosas ocasiones que las condiciones para el plebiscito sobre la independencia del Kurdistán iraquí, que tuvo lugar el 25 de septiembre, eran inoportunas.

Aga añadió que su formación política insistía en la necesidad de considerar las alternativas propuestas por Rusia, EEUU y los países de la coalición internacional. Según prosiguió, el PDK pasó por alto este consejo, lo que desembocó en una escalada de tensión en la región.

Oposición kurda pide dimisión de Barzani y formación de un “gobierno de salvación”

El principal partido de oposición kurda, el Movimiento Gorran (Cambio), pidió el domingo la dimisión del presidente del Kurdistán iraquí, Masud Barzani, y la formación de un “gobierno de salvación nacional” para solucionar la crisis generada tras el referéndum de independencia.

“La presidencia del Kurdistán debe ser disuelta y se debe formar un gobierno de salvación nacional para superar la situación actual”, declaró este partido en un comunicado. El partido opositor abogó por la formación de este gobierno para negociar con las autoridades federales iraquíes y solucionar la crisis.  Además de Barzani, este partido pidió asimismo la salida del ejecutivo del “número dos” de Barzani, Kosrat Rasul Ali, por considerar a ambos “ilegítimos”.

Fundado en 2009, Gorran es la oposición oficial a la coalición gobernante de dos partidos del Partido Democrático del Kurdistán (PDK) y la Unión Patriótica del Kurdistán (UPK). El partido político, bajo la dirección de Omar Said Ali, fue uno de los partidos políticos kurdos que se opusieron al referéndum celebrado el pasado mes de septiembre.

Las tensiones entre Bagdad y Erbil aumentaron tras la celebración del pasado 25 de septiembre, del referéndum para la independencia de la región del Kurdistán iraquí, pese a la oposición de Irak y varios países regionales como Irán, Turquía y Siria, entre otros.

Israel ha perdido el 70% de su petróleo importado tras la victoria iraquí en Kirkuk

El Gobierno iraquí controla actualmente todos los yacimientos petrolíferos de la provincia de Kirkuk, declaró el portavoz del Ministerio nacional de Petróleo, Asem Yihad. “Todos los yacimientos petrolíferos en Kirkuk están bajo control de las fuerzas de seguridad y del Ministerio de Petróleo”, tras la recuperación de la ciudad y la retirada de los peshmergas kurdo-iraquíes .

El periódico israelí Am Sheva ha revelado que la entidad sionista tenía cubiertas el 70% de sus necesidades de petróleo gracias al tráfico de petróleo que procedía de Kirkuk cuando este último estaba bajo el control de los kurdos en el transcurso de los últimos años, señaló la agencia iraní de información Farsnews.

El periódico ha subrayado que el Kurdistán iraquí resultó decepcionado por la administración norteamericana mientras que Israel “renunció a apoyarlo cuando este tuvo necesidad de ello”. “Ciertos kurdos hicieron ondear la bandera israelí en Europa y hoy en día ellos han sido castigados por ello”.

El periódico añadió: “Kirkuk, que es rico en petróleo, se ha arrojado finalmente en los brazos del gobierno de Bagdad”. Esto significa que Israel, “que recibía el 70% de su petróleo de Kirkuk”, ya no recibirá más petróleo de esta provincia iraquí.

Cabe señalar que las agencias internacionales revelaron en varias ocasiones que el Kurdistán iraquí vendía su petróleo de contrabando a la entidad sionista, pero el régimen de Barzani lo desmentía constantemente.

Alto el fuego de 24h

Las tropas kurdas y las fuerzas iraquíes acordaron ayer un alto el fuego en los frentes abiertos en las zonas disputadas entre Bagdad y Erbil en Irak, dijo una fuente del partido Unión Patriótica del Kurdistán (UPK). Las fuerzas iraquíes y kurdas -conocidas como peshmergas- llegaron a un acuerdo de alto el fuego de 24 horas con el fin de que los líderes kurdos e iraquíes entablen conversaciones, que se centrarán en el control de las zonas disputadas, señaló el dirigente de la UPK Gayaz al Suryi.

Al Suryi Indicó que las dos partes dialogarán sobre la entrega a Bagdad del cruce fronterizo de Fish Jabur entre Siria e Irak, así como la situación de seguridad en la localidad de Zummar, en el oeste de Irak, aunque no detalló cuándo tendrán lugar esas conversaciones.

El primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, ordenó ayer “detener el movimiento de las fuerzas militares durante 24 horas para permitir a un equipo técnico de las fuerzas federales y de la región del Kurdistán que trabajen sobre el terreno”, según un comunicado de su oficina de prensa. Esta pausa en las operaciones militares se produce “para ver cómo se desplegarán las fuerzas iraquíes en todas las zonas disputadas, así como en Fish Jabur y los cruces internacionales, con el fin de impedir el choque y el derramamiento de sangre de los hijos de la patria”, agrega la citada nota.

En una entrevista al medio kurdo Rudaw, el portavoz de la coalición internacional liderada por Estados Unidos, Ryan Dillon, aseguró que las dos partes habían llegado a un alto el fuego. Sin embargo, pocos minutos después de la publicación, Dillon aclaró en su perfil oficial de la red social Twitter: “Incorrectamente dije en una entrevista a Rudaw que había un alto el fuego entre las fuerzas iraquíes y kurdas”. Según el portavoz, “ambas partes están hablando, pero no hay un alto el fuego oficial”. Tras la rectificación, aseguró que “la coalición no está involucrada en las conversaciones entre las fuerzas iraquíes y peshmergas en el norte de Irak”.

(Fuentes: Al Manar / Alwaght / Al Mayadeen / Sputnik – Mundo / Reuters)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *