Siria: kurdos y FDS, apoyados por EEUU, se niegan a entregar Al Raqqa al Gobierno tras apoderarse de ella pactando la salida del EI

siria 1

Las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), alianza de combatientes árabes y kurdos, formada fundamentalmente por estos últimos, y respaldada por Estados Unidos, que anunciaron a principios de semana haber entrado y controlado la totalidad de la ciudad de Al-Raqqa, han declarado que no entregarán la ciudad norteña al Gobierno de Damasco.

Esta organización declaró el viernes que Al-Raqa formará parte de un sistema de “gobierno federal” en el norte del país, al mismo tiempo que agregó que había “liberado” a esta ciudad después de expulsar a los terroristas de Daesh de la urbe. Esto se produce mientras que Daesh había abandonado la ciudad en gran parte como parte de un acuerdo con el FDS y una coalición liderada por Estados Unidos, que están operando en Siria sin el permiso del Gobierno sirio.

El FDS aseveró asimismo que el futuro político de la ciudad y la provincia del mismo nombre se determinarán “en el marco de una Siria descentralizada, federal y democrática”. Además aseguró que “protegerán las fronteras de la provincia ante todas las amenazas externas”. El portavoz de FDS, Talal Silo, dijo que el grupo entregará el control de la ciudad a lo que llamó Consejo Civil de la ciudad norteña siria de Al-Raqa.

Por su parte, el ministro sirio de Asuntos de Reconciliación Nacional, Ali Haidar, reaccionó y declaró que el futuro de Al-Raqa solo podría discutirse “como parte de la estructura política final del Estado sirio”.

Mientras tanto, el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), ha dicho que las supuestas operaciones de la FDS en Al-Raqa han matado a civiles y dañado la infraestructura en la ciudad.  “Cuando matan a unos 1,200 civiles -casi la mitad de ellos mujeres y niños- y destruyen el 80 por ciento de la ciudad, eso no libera a Al-Raqa”, declaró el director del OSDH, Rami Abdel Rahman.

Las fuerzas del FDS anunciaron el martes que habían derrotado totalmente a Daesh en Al-Raqa y que la urbe está ya bajo su control e izaron sus banderas.  Mientras tanto, Silo, comentó que la declaración formal de victoria se hará una vez que la ciudad haya sido liberada de minas y posibles células inactivas de Daesh.

La coalición internacional dirigida por Washington confirmó la victoria. “Las operaciones militares en la que fuera ‘capital’ del ISIS en Siria terminaron, la ciudad está bajo el control de las FDS”, indicó a la AFP un portavoz de esta alianza, Talal Sello.

Por su parte el coronel Ryan Dillon, portavoz de las fuerzas de Estados Unidos en Siria, celebró la victoria en el estadio municiapal pero fue más cauto y alertó también que las FDS controlan un 90% de la ciudad, en referencia a posibles focos de resistencia o células dormidas que deberán ser controladas en los próximos días.

En los últimos días más de 350 combatientes del EI depusieron las armas después de pactar su rendición con las milicias kurdas. “Podemos decir que el 99% de Raqa está limpia de terroristas del Daesh, pero hay que acabar la operación del limpieza en el Hospital Nacional para destruir las minas y terminar con los últimos mercenarios”, indicó Nuri Mahmud, portavoz de la principal milicia kurdosiria, las Unidades de Protección del Pueblo (YPG).

Anteriormente, el portavoz de las FSD, Talal Salu, ya había anticipado que las milicias controlaban totalmente la urbe, pero que no se había proclamado la derrota del EI para dar tiempo a que terminaran los trabajos de rastrillaje para ubicar a los últimos yihadistas que permanecían escondidos. “La operación militar ha acabado en Al Raqqa, pero ahora llevamos a cabo una operación de limpieza para terminar con las células durmientes del Dáesh (acrónimo en árabe del EI) que hay en la localidad” afirmó Salu.

siria 2

“Raqqa ha cambiado una ocupación por otra”

El Consejo de la Provincia de Raqqa, una instancia de la oposición siria cercana a Ankara, rechazó violentamente la toma de la ciudad de Raqqa por las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF), una milicia kurda mayoritaria apoyada por la Coalición liderada por EEUU, calificándola de “sustitución de una ocupación por otra”.

En una entrevista con la agencia rusa Sputnik, el vicepresidente de este consejo y residente en Turquía, Mohammad Hiyazi, dijo: “Nosotros, como hijos de esta provincia, consideramos que Raqqa ha cambiado una ocupación (la del Daesh) por otra, la de aquellos que han colocado el retrato de Abdullah Ocalan en la Plaza Al Naim en la ciudad árabe de Raqqa”.

Ocalan es el líder del Partido de los Trabajadores del Kurdistán, que lucha por la independencia de la región de mayoría kurda del Sudeste de Turquía. Él está cumpliendo una cadena perpetua en una prisión en Turquía.

“La aparición del retrato del líder del Partido de los Trabajadores del Kurdistán recuerda la misma escena de las festividades del Daesh en el mismo lugar y de la misma manera, sobre los escombros y los cadáveres de los habitantes árabes, en una ciudad vacía y destruida”, agregó.

“En lo que a nosotros respecta, esto es una nueva ocupación. Fue la administración estadounidense la que quiso destruir la ciudad y entregar sus escombros al proyecto separatista kurdo”, dijo Hijazi a la agencia rusa.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, el órgano de prensa de la oposición pro-occidental siria radicado en Londres, también ha informado que la aparición del retrato de Ocalan “ha provocado el descontento popular”. Cuando se le preguntó acerca de este retrato, la portavoz del Pentágono, Dana Wight, se abstuvo de hacer comentarios.

Esta declaración se produjo después de la publicación de otro comunicado del Consejo Provincial de Raqqa, en el que éste exige a las FDS que se retiren de la provincia y la entreguen únicamente a sus residentes.

El Consejo acusó a la coalición internacional y a las FDS de destruir la ciudad, desplazar a su población y confiscar sus propiedades y pidió “el regreso a la jurisdicción y la ley sirias exclusivamente, la expulsión de todos los elementos extranjeros de la totalidad de la provincia y el retorno de todos los inmigrantes y personas desplazadas sin condiciones previas”.

“Nosotros, hijos de la provincia de Raqqa, consideramos que cualquier elemento extranjero es un terrorista con el que está prohibido tratar, y cualquier fuerza que lo apoye se considerará igual”, concluyó el texto.

(Fuentes: Al Manar / Alwaght / AFP / Reuters)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *