APDHA: “Pedir comida solo para “españoles” es xenofobia”

A raíz de los incidentes ocasionados por la provocativa acción de un prupo de fascistas que pedían comida sólo para famiias españolas a las puertas de un supermercado granadino, prontamanete respondida por los antifascistas, la asociación Pro-Derechos Humanos de Andalucía en Granada ha censurdoa duramente que se recojan alimentos solo para “personas necesitadas españolas”. Considera la asociación que se trata de una actuación discriminatoria y racista que alienta el odio al extranjero.

Así lo ha expresado Natalia García, portavoz de Pro Derechos Humanos en la ciudad a Radio Granada, tras la batalla campal ocurrida el pasado sábado 13 de marzo en la calle Ancha de Capuchinos entre un grupo de extrema derecha, que pedía y recogía alimentos solo para sólo para españoles. La asociación ha condenado la actitud del grupo “Núcleo Joven Granada”, protagonista de la acción. La extrema derecha tanto en el Estado español como en otros lugares de Europa viene realizando este tipo de campañas de ayuda sólo para los que ellos consideran “compatriotas” o para “no musulmanes” como es el caso del reparto de comida con derivados del cerdo por el Frente Nacional en el Estado Francés o la ocupación de viviendas en el Estado italiano para cedérselas a “familias italianas”.

El enfrentamiento entres neonazis y antifascisyas se produjo sobre las 12 y media del sábado cuando un grupo de encapuchados se acercó a la mesa de recogida de alimentos al grito de “nazis fuera del barrio”. Después comenzó un enfrentamiento breve pero intenso en el que los antifascistas lgraron que los neonazis, pertenecientes al colectibo denominado “Nucleo Joven Granada” abandonasen el lugar.

Táctica importada

Esta táctica de la extrema derecha española, importada por grupos neonazis de otros territorios europeos, comenzó en el Estado Español, con la ocupación de sendos edificios a mediados de 2014 para formar un “hogar social” solo para españoles, en Zaragoza y Madrid, a imitación de los italianos neofascistas, como la conocida “Casa Pound”, aunque recogidas ocasionales de comida para “nacionales” ya se habían producido con anterioridad en Valencia por parte de Europa 2000.

“En España, estos grupos son minoritarios”, afirmó ya entonces Rosa Aparicio, presidenta del Foro de Integración de los Inmigrantes. “Han surgido algunos, por ejemplo en Cataluña con Plataforma per Catalunya, pero son excepciones” que no han logrado arraigo popular, continúa. En opinión de la investigadora del Instituto Ortega y Gasset, España ha sido “ejemplar” en la integración de los inmigrantes en comparación con otros países europeos, sobre todo, en tiempos de crisis. “No quiere decir que no haya movimientos racistas, pero no son generalizados. Socialmente en España la xenofobia no está aceptada. Está mal vista”, apunta.

Desde SOS Racismo coinciden con la socióloga, pero puntualizan. “En la sociedad es cierto que, en general, se rechaza la xenofobia, pero esto no nos puede llevar a la autocomplacencia ni a la tranquilidad. Hay una discriminación velada diaria: en las ofertas de trabajo, en el acceso a los servicios, a un alquiler”, dice Mikel Mazkiarán.

Además, el portavoz de SOS Racismo llama la atención sobre algunos discursos acerca de la inmigración por parte de los partidos tradicionales españoles, como respecto a la frontera sur de Ceuta y Melilla. “A veces puede calar en terreno legislativo, como  la exclusión sanitaria de los inmigrantes en situación irregular”, añade. Sugiere también no bajar la guardia con los pequeños partidos con discursos xenófobos, como MSR, España 2000 y Plataforma per Catalunya: “Van de abajo a arriba, desde lo local y ya tienen el respaldo de algunos municipios”.

Piden intervención municipal

A raíz del suceso, la APDHA en Granada solicitó al Ayuntamiento de la ciudad que frene la recogida de alimentos “sólo para españoles” que ocasionó el incidente, como ya lo han hecho otros. En este sentido ponían e ejemplo de San Fernando de Henares, en Madrid.

En una nota emitida con tal motivo, la Asociación manifestaba que diferenciar a las personas que se encuentran en una situación de necesidad dependiendo de su origen o nacionalidad, es una práctica que califican como “racista”, que criminaliza a toda la población migrante y que fractura la sociedad, “al enfrentar a las personas que se encuentran en situaciones más vulnerables”. Para la entidad, nadie puede tener más derechos que otro por haber nacido en un lugar que en otro.

Por otro lado, la APDHA se mostraba preocupada porque se pudiera entender la práctica de recoger alimentos “sólo para españoles” como un acto solidario o una buena acción ya que, advierten, “esconde detrás una ideología terrible y unas intenciones que conducen a Europa a un escenario de autoritarismo, fascismo, racismo y violencia”, que es especialmente inquietante en los últimos años. Estos hechos, que tildan de “racistas”, recuerdan a las actuaciones de grupos como Amanecer Dorado en Grecia, Frente Nacional en Francia o el NPD alemán, aseguran.Por todo ello, piden la intervención del Ayuntamiento de Granada como ya lo han hecho ayuntamientos como el de San Fernando de Henares.

La Otra Andalucía

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *