Málaga: La sección sindical del Sindicato Unitario en el ayuntamiento de Marbella ante la noticia de ABC

La Sección Sindical del Ayto. Marbella del Sindicato Unitario manifiesta su más enérgica repulsa respecto al artículo publicado por el diario ABC el pasado 14/10/2017, bajo el titular ‘Marbella paga más a enchufados de la etapa de Jesús Gil que a sus funcionarios’.

Resulta una auténtica falacia exponer que “Los empleados municipales procedentes de los Organismos Autónomos Locales (OAL) cobran sueldos más abultados, tras su integración como plantilla municipal, que los propios funcionarios del Consistorio (…)”. Cuestión que se agrava teniendo en cuenta las supuestas declaraciones de fuentes del equipo de gobierno, según se indica en el artículo, en las cuales declaran: “Un auxiliar llegado de una OAL gana más que un auxiliar administrativo que entra por oposición” y añaden que no se puede hacer nada contra eso, puesto que el informe jurídico de secretaría para la equiparación salarial, presentado el pasado viernes en el pleno, expone que no se les puede rebajar el sueldo porque eso “sería una discriminación y ganarían si fueran a juicio”.

La inmensa mayoría de compañeros/as provenientes de los extintos Oales han estado soportando una remuneración salarial inferior -entre 400€ y 600€ mensuales menos- a la percibida por el resto de los/as empleados/as municipales. Esta situación discriminatoria comenzó a corregirse el pasado mes de noviembre del 2016 mediante una equiparación salarial que, para más señas, se negoció a cuatro años, en un ejercicio de responsabilidad y sensatez por parte de representantes sindicales en particular y trabajadores/as en general, precisamente para evitar una posible desestabilización presupuestaria con los obvios perjuicios que de ello pudieran derivar. Esta discriminación salarial supone, en la mayoría de casos, pérdidas de poder adquisitivo por encima de los 60.000€, si tomamos como referencia la integración en la estructura del Ayuntamiento de los/as 500 compañeros/as, aproximadamente, provenientes de Gerencia y Servicios S.L. -empresa donde prestaban sus servicios unos y otros originariamente- llevada a efecto en 2008.

Ni que decir tiene que el Sindicato Unitario defiende la máxima:
¡A igual trabajo, igual salario!

Otra cuestión muy a tener en cuenta, ante la siempre recurrente posibilidad de una oposición, es que a los ‘curritos’ (AP y C2) el amplio mérito adquirido en base a la extensa antigüedad que atesoran estos/as compañeros/as, junto a una titulación académica mínima, les debiera ser suficiente o, cuanto menos, un importante concepto de valoración a la hora de afrontar un concurso de méritos o la prueba selectiva pertinente ajustada a normativa ante un posible proceso de consolidación laboral en la Administración Local. Además, en este sentido, jamás se debería perder la memoria y la perspectiva en cuanto a las duras etapas laborales que a muchos/as les tocó sufrir en tiempos pasados, mientras muchos/as trabajadores/as se jactaban embaucados por las altas remuneraciones salariales que proporcionaba la burbuja inmobiliaria y el boom del ladrillo.

El artículo que nos ocupa sería veraz, si señalara sin tapujos al residual segmento de trabajadores/as provenientes de los citados extintos Oales que se han integrado en la estructura del Ayto. Marbella con Complementos Personales Transitorios (CPT), los cuales absorben los sobresueldos –por encima de lo reflejado en la Tabla Salarial Consistorial- heredados de la etapa del G.I.L. Para más inri, en algunos casos, ocupando categorías profesionales que requieren de una titulación académica en la Administración Pública que no ostentan y puestos de trabajo con responsabilidades que crean fricciones con funcionarios de carrera, los cuales observan como son los que tienen que asumir la responsabilidad en sus áreas de trabajo sobre proyectos que hacen compañeros/as que cobran más que ellos –esto último sí que se menciona en el artículo-.

En la segunda parte de la noticia, se comenta que el equipo de gobierno “por razones de justicia” ha tocado “los ingentes pluses” que cobraban estos/as empleados/as –los/as provenientes de los Oales-, en muchos casos, “son heredados del gilismo”. Y prosiguen: “Con la bajada de los pluses nos arriesgamos a que vayan al juzgado y tener que afrontar un proceso judicial”.

Por razones de justicia deben “tocar” los ingentes pluses de aquellos/as que los cobran sin motivación alguna, pero no complementos de compañeros/as debidamente motivados máxime cuando unos/as compañeros/as del mismo servicio lo perciben y otros/as no… Trato éste totalmente arbitrario y discriminatorio. ¡Eso sí que es motivo de acudir al juzgado!

Por cierto, el Partido Popular de Marbella y San Pedro gobernó durante dos legislaturas municipales, tras la etapa G.I.L, y en ningún momento planteó poner fin a estos “ingentes pluses” y los citados sobresueldos heredados, los cuales se podrían catalogar como escandalosos, indignantes y vergonzantes en algunos casos.

A continuación, el artículo vuelve a incurrir en una falsedad manifiesta al mencionar que “La integración de los trabajadores era un compromiso que el PP arrancó en 2015 y que terminó el PSOE en 2016, pero lo dejó abierto y no tocó el tema de los salarios (…)”. Tampoco los Populares tocaron el tema de los salarios durante la negociación para la integración de los Oales e incluso firmaron un acuerdo con los representantes sindicales (15/04/2015), que sirvió de base para el firmado con el gobierno tripartito (21/01/2016), en el que nada se mencionaba sobre esta cuestión salarial.

También ofrece la noticia una cifra del coste que le supone al Consistorio el tener en nómina a estos/as compañeros/as. Sin embargo, no ofrece las cifras del aumento del sueldo entorno al 16% que se han aplicado once de los quince componentes del actual equipo de gobierno (PP y OSP) -62.529€ brutos anuales frente a los 53.913€ de los miembros del anterior-; así como tampoco lo hacen, por ejemplo, sobre el coste que supone los numerosos asesores y directores generales; los 246.640€ anuales que le suponen a las arcas municipales los ocho cargos de confianza del Partido Popular, que figuraban como eventuales en distintas Empresas Municipales y Oales, a los que se cesó de forma irregular (presumiblemente adrede), presentaron demanda judicial por despido improcedente y han debido ser admitidos; las sentencias judiciales desfavorables por reclamación de cantidades y/o vulneración de derechos laborales -en muchos casos recurridas sin sentido con el coste adicional que conlleva-, etc.

Para finalizar, la Sección Sindical Ayto. Marbella del SU tampoco está para nada de acuerdo con la posible fórmula que ofrecen fuentes del equipo de gobierno municipal, en el último párrafo, para resolver la situación. Para ello, desde esta Sección Sindical, abogamos por la realización de procesos consensuados de RPT, estabilidad laboral de las Bolsas de Trabajo, consolidación, promoción interna y funcionarización para los/as compañeros/as laborales que prestan sus servicios en el Ayuntamiento de Marbella.

¡BASTA DE BULOS, FALACIAS, MEDIAS VERDADES Y/O TERGIVERSACIONES RELACIONADAS CON COMPAÑEROS/AS LABORALES DEL AYTO. MARBELLA!

¡EL SINDICATO UNITARIO HOY, MÁS NECESARIO QUE NUNCA!

En Marbella, a 18 de Octubre del 2017.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *