Aumenta la represión en Catalunya: Sánchez (ANC) y Cuixart (Òmnium) encarcelados. La CUP advierte al Gobierno. Los CDR se preparan

cataluña

La jueza Carmen Lamela, la misma que juzga por “terrorismo” a los jóvenes de Altsasu, ha enviado a la prisión provisional sin fianza a Jordi Sànchez, presidente de la Asamblea Nacional de Catalunya (ANC)  y a Jordi Cuixart, presidente de Òmnium Cultural, tal como ha pedido la Fiscalía porque “alentaron la masa”. (En la foto adjunta, a su entrada ayer en la AN).

El fiscal portavoz de la Audiencia Nacional, Miguel Ángel Carballo, ha pedido prisión incondicional para el presidente de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sànchez, y para el de Òmnium, Jordi Cuixart, investigados por sedición y la jueza lo ha ordenado al cabo de una hora en un auto duro donde expone que Sànchez y Cuixart hicieron una actuación “orientada a impedir la aplicación de la ley y de las resoluciones dictadas por una autoridad en el seno de un procedimiento judicial, como medio para impulsar y asegurar la celebración del referéndum ilegal de independencia de España, contraviniendo con eso la Constitución Española”.

Durante la comparecencia ante la jueza, ayer lunes en la Audiencia Nacional, Sánchez ha respondido sólo a las preguntas de su abogado mientras que Cuixart se ha acogido a su derecho a no declarar.

La jueza es dura en su auto y destaca que “cobra especial importancia el papel que los dos investigados tuvieron en los hechos objeto del presente procedimiento, participando activamente en la convocatoria de las concentraciones que tuvieron lugar los días 20 y 21 de septiembre, alzándose además como sus principales promotores y directores, manteniéndose ante los mismos durante todo el día, llevando la iniciativa en una pretendida negociación con los guardias civiles, alentando y dirigiendo la acción de los congregados, incitándolos a permanecer en el lugar e impartiéndoles órdenes de la actuación que hacer en cada momento”.

Carmen Lamela mantiene el tono prudente hasta la página 9 donde empieza a cargar duramente exponiendo que Jordi Sànchez y Jordi Cuixart “utilizaron las redes sociales y grupos de difusión, propios de la ANC y Òmnium, para la movilización de personas en contra las órdenes judiciales” y pone como ejemplo cridademocracia.cat que funcionó mediante listas de distribución de Whatsapp.

Los llamamientos y las alertas de Crida per la Democràcia están recogidos en el informe de la Guardia Civil que se presentó el 5 de octubre. También figura en el informe y es argumento de la jueza la iniciativa @escolesobertes que sirvió para convocar las concentraciones a los colegios donde se tenía que hacer la votación.

La jueza afirma que “no se trataba realmente de concentraciones pacíficas y tampoco de una protesta aislada contra determinadas actuaciones del juzgado o de la Guardia Civil” y que Sànchez y Cuixart “se dirigieron a los manifestantes alentando la masa”. “Jordi Sànchez incluso informó de que un grupo de los suyos iba a cortar la Gran Via”, dice la jueza en el auto. Y añade que aunque los mensajes iban acompañados de la petición que las concentraciones fueran pacificas, “no se remitió ningún mensaje ni se comunicó a la masa de ninguna otra forma que no se violentaran los vehículos oficiales en los que la comisión judicial llegó a la Rambla”.

En el auto que ha dictado de medidas cautelares para el major de los Mossos Josep Lluís Trapero y la intendente Teresa Laplana, la jueza ya daba pistas y era especialmente dura con Sánchez y Cuixart. Los hace promotores de las concentraciones del día 20 y acusa a la ANC de organizar a los voluntarios sabiendo que “dificultarían la intervención policial”. La jueza exponía que tanto Sánchez como Cuixart “se erigieron como interlocutores de la concentración” y que nunca utilizaron este control “para desconvocar o diluir los riesgos”.

El auto detalla como, “subidos a un coche de la Guardia Civil, llamaron a la movilización permanente desde aquel día a favor del referéndum y contra las actuaciones ordenadas judicialmente para impedirlo”.

Sànchez y Cuixart piden seguir en la lucha serena y cívica

Los presidentes de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y de Òmnium Cultural, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, han pedido “más serenidad que nunca, más coraje que nunca”, en palabras de Cuixart, y “unidad, civismo y confianza en nosotros mismos”, como ha dicho Jordi Sànchez. Ambos habían registrado dos mensajes de vídeo en previsión de que la Audiencia Nacional les encarcelara, como ha pasado este lunes.

Sànchez ha expresado que las respuestas “en esta movilización permanente, que nos tiene que traer la proclamación de la república, las hacemos siempre con la misma actitud que nos ha hecho tan fuertes, de unidad, de civismo, de confianza en nosotros mismos. No podrán doblegarnos si nos mantenemos fuertes. Yo lo estoy. Sé que es una decisión que puede indignar a mucha gente. A mí también. Pero la libertad o es entera o no es. La Audiencia Nacional ha decidido privarnos de libertad, pero el 1 de octubre decidimos abrir las puertas a la libertad. ¡Y la ganaremos!”.

Cuixart, por su parte, ha declarado que “a pesar de los tiempos que vivimos, donde ya intuíamos, y hoy tenemos una muestra más, que la represión del Estado no tendría límites, al intentar parar esta oleada democrática que vivimos en Catalunya, quiero deciros que es más importante que nunca que estemos serenos y conscientes de la trascendencia del momento histórico (…). Si es necesario, volveremos a trabajar desde la clandestinidad, y con el profundo convencimiento de las raíces pacíficas y democráticas que siempre nos han caracterizado como entidad. Nos han dicho muchas veces que no podríamos votar y lo hemos hecho (…). Por lo tanto, ahora nos dirán que no podemos crear este nuevo estado. Os pido por favor que aunque los líderes o los representantes de alguna de las entidades del soberanismo estemos privados de libertad, sigáis trabajando de manera organizada. Y, sobre todo, no perdamos nunca la esperanza”.

(Fuente: El Nacional.cat)

La CUP advierte al gobierno estatal: “No permitiremos la aplicación del artículo 155”. Los CDR debaten “acciones a emprender”

“No permitiremos la aplicación del 155” ha afirmado ayer el diputado de la CUP, Benet Salellas, quién además ha dejado claro en el Parlament que no comparte la estrategia del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y ha insistido en que la única vía para conseguir un diálogo efectivo con el Gobierno es hacerlo de igual a igual con la proclamación de la República catalana. Esta es la vía preferida además por la CUP para evitar la aplicación del artículo 155 de la Constitución como amenaza con hacer el Ejecutivo.

Benet Salellas ha criticado que el Gobierno “sólo construye muros” desde las instituciones del Estado, al plantear “un marco de legalidad entendido desde las premisas del PP donde no cabe lo que este país ha decidido en el referéndum del 1-O”. El diálogo, ha señalado, sólo puede partir desde el reconocimiento de la soberanía catalana, “algo incomprensible desde la lógica del imperio del Reino de España”.

La formación sostiene que los actores internacionales sólo se movieron cuando la posibilidad de una proclamación de la independencia estaba sobre la mesa. “Ahora que esa posibilidad no es tan explícita” esos actores internacionales han dejado de presionar al Gobierno, considera la CUP.

Así, la proclamación de la república sería un “instrumento de autodefensa” contra la aplicación del 155, “que va a suspender la escuela, la televisión pública, el modelo policial y todo lo que la gente de este país ha construido. No vamos a permitirlo y la mejor fórmula para impedirlo es la proclamación de la república antes de la aplicación del 155”.

Ese mecanismo “nos permite aprobar un primer plan de medidas y empezar a demostrar lo que es esa república” ha concluido Salellas, que ha tachado la estrategia de Puigdemont de equivocada. “Es una estrategia que siempre hemos dicho que no iba a tener respuesta al otro lado, le emplazamos a construir una estrategia más efectiva, porque está claro que el Estado no quiere negociar con un sujeto que se llama Cataluña”.

La respuesta del Carles Puigdemont al requerimiento al Gobierno no ha satisfecho a la CUP cuyas juventudes han acusado a Puigdemont de “pactismo preocupante”. “El pactismo que destila esta carta es altamente preocupante, la única opción legítima es la independencia” ha advertido Arran. Apenas unos minutos después de hacerse pública la respuesta del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, al requerimiento del Gobierno para que aclarara si el pasado 10 de octubre proclamo la independencia de Cataluña, las juventudes de la CUP, han descalificado el twitter la postura del president, que consideran demasiado tibia.

En su respuesta, Puigdemont con concreta si proclamó o no la independencia, pide al Gobierno que cese “la represión” con la que identifica las causas abiertas contra Josep Lluís Trapero, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart y propone un encuentro con Mariano Rajoy para “explorar” salidas a la crisis política catalana.

El consejo político de la CUP exigió el sábado la proclamación inmediata de la independencia para “negociar de igual a igual” con el Estado. Una vía para elevar la presión sobre el presidente catalán a la que se sumaron las entidades independentistas ANC y Ómnium Cultural y ERC, mientras amplios sectores del PDCat, así como representantes del empresariado catalán y todos los partidos de la oposición pedían insistentemente a Puigdemont que descartara la independencia para abrir una vía de diálogo con el Gobierno.

La misma tesis que ayer sostenían el centenar de CDR (comités de defensa del referéndum) reunidos en Sabadell para debatir las “acciones a emprender” a partir de hoy ante una activación del artículo 155 de la Constitución que ya daban por hecho anoche. “Tras las jornadas históricas en las que los vecinos han conseguido hacer efectivo el derecho a la autodeterminación” señala el comunicado, “nos proponemos avanzar”. Por ello, advierte de que “impulsaremos y nos sumaremos a las movilizaciones en la calle para defender la voluntad popular, contra la represión y por la retirada de las fuerzas de la ocupación”.

La CUP asegura que si Puigdemont tiene que acabar como Companys “no estará solo”

La diputada de la CUP en el Parlament Gabriela Serra ha asegurado que “no sabemos cómo acabará (Carles) Puigdemont, pero podemos asegurar que si tiene que acabar como (Lluís) Companys, habrá muchos más; esperamos que no pase nunca, pero si pasa no estaría sólo”.

En unas declaraciones hechas tras rendir homenaje a Companys en el Fossar de la Pedrera, el lugar donde está enterrado el ex presidente de la Generalitat Lluís Companys, la dirigente de la CUP ha querido subrayar así que Puigdemont tendría el respaldo de su formación en caso de proclamar la independencia de Cataluña.

Preguntada por las declaraciones del dirigente del PP Pablo Casado, que hace unos días dijo que Puigdemont podría acabar como Companys, Serra ha asegurado: “No tendremos nuevamente un presidente con los pies descalzos y los ojos abiertos diciendo ‘viva Cataluña y viva la República’ ante un paredón. Eso no lo veremos, lo impediremos”. La diputada de la CUP ha hecho estas declaraciones en los actos de homenaje a Companys con motivo del 77 aniversario de su fusilamiento.

Por otra parte, Serra ha insistido en que “la CUP pide, suplica y exige un pleno extraordinario en el que se declare la República, que es lo que nuestro pueblo decidió mayoritariamente en el referéndum del pasado 1 de octubre“, ha argumentado.”El pueblo manda, no hay nada que votar, dialogar, ni consultar. Es la decisión popular, y eso es lo que hemos venido a decirle al president“, ha remarcado.

Con todo, ha aclarado que este pleno no se celebraría mañana, cuando expira el plazo dado por el Gobierno para que Puigdemont aclare si el martes declaró o no la independencia, sino que esta petición aún debe tramitarse. La CUP reivindica ese pleno porque entiende que corresponde al Parlamento catalán declarar la independencia de Cataluña. “Pedimos, por tanto, que se celebre un pleno extraordinario, se abra el proceso constituyente. No hay más posibilidad de diálogo”, ha asegurado, aunque ha añadido: “Habrá que dialogar, sí, pero entre el presidente de la República Catalana y el presidente de la monarquía borbónica”.

(Fuente: El Independiente)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *