Colombia: Cientos de guerrilleros de las FARC continúan la lucha. “La mayoría de la guerrillerada todavía está en el monte”

colombia 1

El fiscal General de Colombia, Néstor Humberto Martínez Neira, ha amenazado a los guerrilleros de las FARC que se han negado a rendirse y continúan con la lucha armada. Indicó que serán perseguidos y podrán ser extraditados cuando sean requeridos por otros países. El fiscal realizó sus declaraciones en una entrevista con 6AM Hoy por Hoy, de Caracol Radio.

Tras cuatro años de negociaciones en La Habana, Cuba, la dirección de las FARC capituló el año pasado ante los representantes del gobierno de Colombia, en un proceso llamado “de paz” que se ha justificado por la necesidad de poner fin a una guerra que se ha prolongado durante más de 50 años.

Al comienzo de las negociaciones muchos observadores advirtieron que las FARC no llegarían unidas a la rendición. Unos cálculos advertían que el 30 por ciento no se sumaría al proceso, mientras que otros apostaban por un 10 por ciento.

Durante cuatro años no hubo muestras de disidencia, que aparecieron en la recta final, a la hora de firmar el acuerdo. Algunos frentes guerrilleros decidieron no aceptar la claudicación.

Se trata de frentes de las FARC que no aceptaron desmovilizarse –es decir, ir a las zonas veredales, entregar sus armas y hacer la transición hacia la vida legal– como estipula el acuerdo. La fiscalía colombiana menciona al Frente 1 “Armando Ríos” y al Frente 7 que operan en los departamentos de Meta y Guaviare.

El Frente 1 tiene aproximadamente 450 miembros, dice la fiscalía, entre guerrilleros y milicianos. Por su parte, el Frente 7 se estima que es más reducido, con unos 300 guerrileros en total. “Ambos frentes representan algo menos del 30 por ciento de los guerrilleros del Bloque Oriental, el más grande las FARC”, añade la fiscalía.

El nuevo comandante de dicha organización es Gentil Duarte, quien en 2013 formó parte de la delegación guerrillera en las negociaciones de La Habana durante varios meses. El secretariado de las FARC lo envió de retorno a Colombia para someter a los disidentes.

Otros disidentes son John 40, Giovanny Chuspas y el conocido como “Julián Chollo”. Uno de ellos, Euclides Mora, fue asesinado hace pocas semanas.

colombia 2 guacho

La mayoría de los guerrilleros de las FARC siguen “en el monte”

En la primera entrevista que conceden a un medio de comunicación, dirigentes guerrilleros de la columna Daniel Aldana de las FARC manifestaron que no son disidentes, sino uno de los frentes activos denominado Oliver Sinisterra.

Uno de los jefes guerrilleros explicó que no se acogieron al proceso “de paz” porque sólo “unos pocos comandantes en las zonas veredales son los que están recibiendo los beneficios, la mayoría de la guerrillerada todavía está en el monte en distintos frentes aún luchando por la causa”.

Tras la polémica de si “Guacho” (foto adjunta) continúa sosteniendo la lucha guerrillera, ratificó que sí estuvo en la Zona Veredal de Normalización y Transición de El Playón y que volvió a la insurgencia debido a que los beneficios del proceso de paz son para los altos mandos de esa guerrilla.

“Nosotros no nos acogimos al proceso de paz, no era porque no estuviéramos de acuerdo, sino que hubo una desigualdad en los guerrilleros medios y la tropa. No hay una igualdad para todos, solamente los altos mandos guerrilleros son los que van a ser beneficiados”, explicó “Guacho”.

El gobierno colombiano acusa a Walter Patricio Artizala, alias “Guacho” o “Cachi” de ser el artífice de la muerte de 6 personas y 21 heridos tras haber lazando junto a otros disidentes de las FARC bombas y ráfagas de ametralladora durante una protesta campesina  el 5 de octubre.

Los dirigentes guerrilleros que continúan en el monte aseguraron que nada tuvieron que ver con la matanza. Han negado el lanzamiento de cilindros bomba o disparado ráfagas de fusil contra la fuerza pública y comunidad que se encontraba en ese momento protestando contra la erradicación de cultivos ilícitos.

“No lanzamos cilindros contra la policía ni la comunidad, ¿dónde están las pruebas que dicen que hemos lanzado cilindros? Todos los medios dicen que fueron baleados. ¿Dónde están las esquirlas que fueron cilindros lo que hemos lanzado?”. Y agregó que no se encontraban en el lugar cuando sucedió la tragedia, “no estábamos en la zona, llegamos después de lo causado y no hicimos nada”, relato Fabian, jefe guerrillero.

Después de la entrevista, el Defensor del Pueblo de Colombia ha admitido que, en efecto, fueron los antidisturbios de la policía quienes dispararon contra la protesta campesina, matando a seis de ellos. En lugar de acusar de asesinato a los policías, el gobierno ha traladado de puesto a 102 de los asesinos.

A pesar de que nada tiene que ver con la matanza, la represión se vuelca contra Guacho: “Ese individuo es un objetivo militar, policial y judicial de alto valor y lo vamos a capturar”, afirmó el Vicepresidente del gobierno Óscar Naranjo a la revista “El Tiempo”.

colombia 3

La ONU advierte del aumento de asesinatos de defensores de DD.HH. en Colombia

Por otro lado, el secretario general adjunto de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Andrew Gilmour, advirtió este martes que los defensores de los derechos humanos aún siguen siendo amenazados y asesinados a un ritmo alarmante, pese a que finalizó el conflicto armado entre el Gobierno colombiano y el ex grupo insurgente FARC-EP, ahora convertido en el partido político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC).

Tras su visita a Colombia, Gilmour aseguró que aún no se han producido resultados significativos ante los esfuerzos del Gobierno para adoptar políticas encaminadas a prevenir los ataques contra defensores de derechos humanos, líderes sociales de todos los sectores y campesinos, de los cuales más de 60 han sido asesinados en 2017.

Gilmour exigió al Gobierno de Colombia, al Congreso y al sistema de justicia que tomen medidas para que los responsables de crímenes contra defensores sean investigados, perseguidos y castigados. “Y aquí estamos hablando no sólo de aquellos que tiraron el gatillo, sino también de quienes ordenaron o pagaron para hacerlo”, acotó.

Asimismo, afirmó que la paz solo será sostenible cuando los exinsurgentes de las FARC-EP estén debidamente integrados a la sociedad y tengan los medios para un salario digno como civiles.

Además, aseguró que se necesita una acción urgente para hacer frente a la impunidad crónica de las violaciones de derechos humanos, en particular por los “falsos positivos” cometidos por la misma fuerza pública y los ataques a los defensores de derechos humanos y líderes comunitarios a manos de organizaciones criminales.

“Desde comienzos de este año ha habido más asesinatos de defensores de derechos humanos, líderes sociales y comunitarios, en particular en áreas anteriormente ocupadas por las FARC-EP”, aseguró.

(Fuente: Diario Octubre)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *