Granada: Dimite el gerente de la Junta tras más de 30 incidentes en el Metro

Francisco Pérez, director gerente de la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía, acaba de dimitir tras las revelaciones de El Confidencial sobre las irregularidades en la gestión y puesta en marcha de Metro Granada, una obra con un coste de 558 millones de euros e inaugurada con un lustro de retraso sobre lo previsto.

La dimisión de Pérez ha sido confirmada por el portavoz del Ejecutivo andaluz, Juan Carlos Blanco, a preguntas de los periodistas en la rueda de prensa posterior a la celebración del Consejo de Gobierno en el Palacio de San Telmo de Sevilla. La nueva sustituta de Pérez es Belén Gualda, ingeniera de caminos, y que ha sido secretaria general de la Consejería de Medio Ambiente, según confirmó la Junta.

El Confidencial lleva publicando desde septiembre de 2016 informaciones exclusivas no sólo sobre los continuos aplazamientos a la fecha de inauguración de una obra plagada de incidencias, incidentes y accidentes (más de 30, incluso con la infraestructura ya estrenada), sino de la crítica selección de personal, con sueldos ínfimos, con conductores que cobran el SMI (Salario Mínimo Interprofesional). IU anunció que la plantilla iba a convertirse en un “coladero” de afines al PSOE y la Junta de Andalucía.

Metro Granada, que cuenta con un sobrecoste anual de 1,5 millones de euros, despidió a la conductora Yolanda Sánchez, la número 4 en antigüedad de la plantilla tras optar a una candidatura de UGT para montar el comité de empresa. Procedía de Metropolitano de Parla y ha sido la encargada del 50% de la formación de sus compañeros. Sánchez explicó a este diario la ‘caza de brujas’ en el Metropolitano granadino: “Tienen a la gente pillada por el miedo. La mayoría de los conductores siguen a prueba y los tienen acojonados y no dicen nada. Yo lo que quería es trabajar para conseguir un convenio digno. Trabajamos sin convenio”, afirmó Sánchez. “Aquí nadie se atreve a abrir la boca”, lamentó.

Un portavoz de la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía llegó a reconocer en declaraciones a este diario que la credibilidad de la agencia “se había ido al garete con las fechas anunciadas” para la puesta en marcha de esta infraestructura de 16 kilómetros, el 83% en superficie, y con 47 cruces.

Pérez no ha querido hablar sobre el gerente Alberto Sánchez López, quien pertenece a la plantilla de la AOPJA y es gerente en Metro Granada, cuyo operador (la mexicana Avanza), se adjudicó el contrato del metropolitano con solo 28 centésimas de ventaja sobre la UTE española formada por CAF-ALSA-GPO. Esta UTE reclamó y a los pocos días, por sorpresa, retiró la reclamación. Sánchez es responsable de todos los contratos de obra civil, al igual que lo ha sido de los contratos de las asistencias técnicas, del contrato de limpieza, del contrato de marquesinas y del contrato de vigilantes de seguridad.

El gerente Alberto Sánchez

Un sobrino de Sánchez López, que es aparejador, ha trabajado en varios contratos de obra civil y marquesinas de Metro Granada, y habría incumplido los p untos número 9 y 11 del código ético de la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía que establece que los miembros del consejo rector y el personal “no pueden participar (…) en procedimientos de licitación, evaluación de ofertas o adjudicación de los citados trabajos que se desarrollen en la agencia y puedan estar relacionados con cualquier entidad relevante con la que tengan directamente, o a través de personas relacionadas, un interés directo o indirecto, o en el que tengan cualquier relación de tipo empresarial o personal que pueda afectar a la independencia”.

Sánchez, que actualmente ejerce funciones de gerente del contrato del servicio de operación y de la coordinación de la seguridad, ha participado en la mesa técnica de varios contratos adjudicados a la francesa Ingerop. Esta empresa ha sido adjudicataria de la redacción del proyecto, la oficina técnica de apoyo al Metro, la asistencia técnica de dirección para la obra de instalaciones, las asistencias técnicas de preexplotación y pruebas (ATTP) 1 y 2, más un contrato menor de transición… La empresa francesa subcontrató a FFGeo Territorio y Movilidad, donde trabajaba como ingeniera la que fue su pareja, M.A.M.M., que paradójicamente, en un correo electrónico al que ha tenido acceso este diario, se despidió el 25 de mayo de 2016 utilizando una cuenta corporativa de Ingerop.

Fuente: www.elconfidencial.com

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *