¿Cómo se percibe el mapa de la distribución de los grupos armados mercenarios takfiríes en Siria? (vídeo)

isis

Después de Astana VI, sus resultados y la disposición de Turquía de enviar tropas a Idlib, se producen nuevos cambios en el mapa de la distribución de los grupos armados en el norte de Siria, especialmente a la luz de los combates entre al Nusrah y DAESH (EI) en el campo norte de Hama; ¿cómo se percibe el mapa de la distribución de estos grupos armados a la luz de los cambios regionales e internacionales respectivos?

Al Joulani también lucha solo en el frente de Idlib y anticipa la acción de la coalición de las facciones turcas del Escudo del Éufrates que buscan aislarlo y combatirlo en el marco del acuerdo de distensión; por lo tanto, al Joulani presenta sus credenciales ante Ankara, entregando a los turcos los puntos de roce con los kurdos en el campo de Alepo, los cuales habían sido controlados por sus militantes armados hacía dos semanas, y los turcos se comprometieron a cambio protegerlos de cualquier ataque kurdo y de no ingresar con su ejército a  Idlib.

Los vehículos turcos se acopian en el cruce de Atma, Ankara insinúa que intervendrá militarmente para erradicar a al Nusrah en Idlib, pero al mismo tiempo recurre a al Nusrah para detener la expansión kurda desde los lados de Alepo e intenta persuadirla para que realice una revisión interna con el fin de quitarse el ropaje de al Qaeda y convertirse en una facción moderada bajo el mando turco.

Las concentraciones turcas en la frontera y los bombardeos rusos que proceden desde los cielos, no le dan mucho tiempo ni opciones a al Joulani; y aunque Turquía prefiere mantener la carta de al Nusrah como un valor de cambio que necesita con todas las partes, frente a los kurdos, sin embargo, no puede esperar mucho para que al Joulani se decida regresar a la casa de la obediencia turca bajo las condiciones y la administración de Ankara.

No hay tregua en las masacres que se producen entre al Nusrah y DAESH (EI) en al Rahjan, al Maslukhiyah, al Andrin y más de trece aldeas en el campo norte de Hama; se han masacrado entre ellos sin misericordia durante las últimas horas, y hay decenas de muertos y heridos entre las dos partes.

Refuerzos militares para apoyar a al Nusrah en un intento para recuperar lo que perdió, a causa de la bofetada recibida al irrumpir cuatrocientos militantes armados de DAESH en la zona.

Al Nusrah no aceptaría menos que la erradicación de DAESH y el corte de las líneas de suministro y de retirada del campo de Hama hacia el campo oriental de Idlib; al Nusrah anticipa una operación militar de DAESH que busca un nuevo baluarte después de sus derrotas en campo de al Selmiya, concentrando más combatientes y pertrecho para colocados en esta batalla de consecuencias no garantizadas.

A un año de la retirada de DAESH de la zona por mediación de al Nusrah y después de sus enfrentamientos con Ahrar al Sham, las columnas regresan otra vez para combatir a al Joulani, en las afuera de Idlib; y las facciones que previamente lo habían apoyado en la liquidación de DAESH, ahora lo han abandonado a su suerte sobre el terreno.

(Fuente: Al Mayadeen)

 

Vídeo:

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *