El ejército español podría actuar en Catalunya si se activa la Operación Cota de Malla. Los actos del 12 de octubre costaron 800.000 €

tanque cataluña

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha estado ‘desaparecida’ durante la crisis en Cataluña, pero podría entrar en juego, si el Gobierno decide activar la denominada Operación Cota de Malla (tras la aplicación del 155), un plan de contingencia por el que las Fuerzas Armadas apoyan a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para garantizar la seguridad mediante la protección de determinados objetivos.

Es el mecanismo que se habría aplicado ya en España, si se hubiera decidido aumentar al nivel 5 la alerta terrorista y el que se ha puesto en marcha cuando se han celebrado cumbres o eventos de carácter internacional. Se aplicó tras los atentados del 11-M y con motivo de la boda del ahora Rey Felipe, en 2004.

Si se aplica, el Ejército podría ocuparse, también, de la retirada de obstáculos, como barricadas o vehículos y  facilitar las comunicaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado a través de las redes militares.

«Tengo la casi completa seguridad de que no será necesaria su intervencion, pero tienen la obligación de estar preparadas para defender a su país, bien sea dentro o fuera de sus fronteras, yo creo que esto no será necesario», ha afirmado en declaraciones a RTVE antes del inicio del desfile militar con motivo del 12 de Octubre.

«Las Fuerzas Armadas tienen atribuida la defensa del orden constitucional, de la soberanía nacional y de la integridad territorial de nuestro país, y están dispuestas para hacer lo que sea menester a las órdenes del Gobierno», añadió.

«El Ejército está preparado»

Según ha confirmado el jefe del Estado Mayor de la Defensa, Fernando Alejandre, a El País, el Ejército “está preparado ante cualquier contingencia” y acumula material logístico con los convoyes enviados durante los últimos días a Cataluña.

Su misión consistiría en apoyar a la Guardia Civil y a la Policía Nacional en su tarea de garantizar la seguridad de estos en casos de algaradas, tumultos o disoluciones de manifestaciones, además de sustituir a estos Cuerpos en la vigilancia de objetivos estratégicos, como puertos, aeropuertos

El mecanismo está amparado por la Ley Orgánica de Defensa Nacional 5/2005, que establece que las Fuerzas Armadas, “junto con las instituciones del Estado y las Administraciones Públicas, deben preservar la seguridad y bienestar de los ciudadanos en los supuestos de grave riesgo, catástrofe, calamidad u otras necesidades públicas”.

La norma incluye operaciones de “apoyo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la lucha contra el terrorismo” y la “colaboración con las diferentes Administraciones Públicas en los supuestos de grave riesgo, catástrofe, calamidad u otras necesidades públicas”.

“Somos militares y nos gusta hacer planes y prever”

Durante los últimos días, el Ejército español ha enviado varios convoyes militares a Cataluña “para estar preparado ante cualquier contigencia”, ha afirmado el jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) de España, el teniente general Fernando Alejandre, en declaraciones recogidas por el diario El País.

El alto mando castrense ha aclarado que los convoyes enviados, hasta el momento, no incluyen fuerzas armadas, sino solo están cargados con material logístico. “Somos militares y nos gusta hacer planes y prever”, ha apostillado.

Con ello hace referencia a como, a primeros de este mes, desde Zaragoza han salido 20 vehículos en dirección Barcelona en los que, supuestamente, y dada la especialización de la AALOG41, se enviaría material logístico, así como los soldados necesarios para el apoyo a los más de 10.000 agentes de las fuerzas de seguridad del Estado destacados (ver noticia relacionada).

Estas medidas, agrega Alejandre, son parte de la preparación para respaldar a la Policía Nacional y la Guardia Civil, en caso de que el Gobierno central de España decide llevar a la práctica la llamada Operación Cota de Malla en Cataluña.

El Ejército de España está preparado para entrar en acción en Cataluña, si así lo requiere Madrid, afirma un alto mando militar. “El Ejército no intervendrá en Cataluña si no lo ordena el Gobierno. Lo contrario sería un golpe de Estado”, ha dicho, Pedro Pitarch, un teniente general retirado.

Pero en los últimos meses no sólo se han enviado vehículos de apoyo. El diario La Vanguardia ya informó el pasado mes de marzo del traslado a Cataluña de un centenar de tanques pesados, justificado dentro de un supuesto plan de reorganización del Ejército de Tierra en Cataluña que “implica que el Regimiento contará por primera vez con una unidad blindada sobre cadenas, formada por aproximadamente 100 vehículos, con base en Sant Climent”, en referencia al Regimiento de Cazadores de Montaña Arapiles 62 con base en el Bruc y en Sant Climent Sescebes (Girona).

También la Armada española ha mandado en estos días al puerto de Barcelona tres navíos de guerra, la fragata ‘Navarra’ y los cazaminas ‘Segura’ y ‘Sella’, con el pretexto de participar en el Salón Náutico Internacional, por invitación del mismo, que comenzó el miércoles y se prolongará, en principio, hasta el próximo domingo.  Durante esas fechas permanecerán atracados dichos navíos en el Moll Barcelona (ver también noticia relacionada).

Lo cierto es que el año 2016 la feria se circunscribió a la presencia de los cazaminas, Tambre y Turia. El envío de la fragata es, pues, una novedad, especialmente teniendo en cuenta el momento político actual y el hecho de que se trata de un tipo de barco de grandes dimensiones, con una tripulación de más de 200 personas, incluida una dotación de Infantería de Marina.

Además, su llegada coincide con la comparecencia del president Carles Puigdemont en el Parlament de Catalunya, con la posibilidad de declarar la independencia sobre la mesa y con una importante escalada de la tensión a raíz de la violencia policial desatada el pasado 1 de octubre.

Hay que tener igualmente en cuenta que el Puerto de Barcelona está bajo control directo del Estado y que estos días hay dos cruceros de grandes dimensiones alojando a los millares de policías y guardias civiles que participaron en la represión policial del referéndum del 1-O.

Los gastos de “orgullosos de ser españoles”

Por otro lado, se ha sabido que el presupuesto global del Ministerio de Defensa para los más de 120 actos organizados en toda España con motivo del “Día de la Fiesta Nacional”, que tiene como lema «Orgullosos de ser españoles», es de 800.000 euros (más de 133.000.000 millones de las antiguas pesetas).

De este presupuesto, más de la mitad, unos 420.000 euros (casi 70.000.000 millones de las antiguas pesestas), se han  destinados al desfile central que se celebró en Madrid, presidido por los reyes y con la presencia de las máximas autoridades militares y civiles; estatales, autonómicas (como Susana Díaz) y madrileñas (como la alcaldesa Manuela Carmena).

(Fuentes: El Plural / Hispan – TV / El Nacional.cat)

Noticia Relacionada:

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *