El Estado Español impuesto responde al llamamiento al dialogo catalán activando el mecanismo de aplicación del 155

rajoy-congreso-diputados

El president de la Genealitat de Catalunya, Carles Puigdemont, ha ofrecido diálogo “sin condiciones previas” al gobierno español y ha propuesto un primer encuentro entre dos representantes del Govern catalán y dos del gobierno español con el fin de buscar un mediador para el conflicto.

Justo el día siguiente de la declaración y suspensión de la independencia para abrir un periodo de diálogo, el president ha querido reiterar esta voluntad de negociación del Govern en una entrevista en la cadena de televisión CNN. Puigdemont ha calificado el momento político actual de “máxima importancia” y, por eso, ha asegurado “no pone ninguna condición previa para sentarse y hablar”, aunque ha pedido dialogar en las “condiciones adecuadas”.

Así se ha expresado en declaraciones en esta cadena norteamericana, donde también ha propuesto un encuentro entre dos representantes del gobierno catalán y dos del gobierno español a fin de que nombren a un mediador. “Quizás ayudaría al diálogo si dos personas del gobierno catalán y dos personas del gobierno español sencillamente se pusieran de acuerdo en una cosa simple: nombrar a un mediador”, ha defendido el president.

Sin embargo, las conversaciones, según ha defendido Puigdemont, se tienen que basar en un reconocimiento de la realidad. El president ha pedido no “ignorar” la realidad catalana y ha asegurado “que el diálogo y los debates hipotéticos tienen que partir del reconocimiento de la realidad”. En este sentido, el president ha recordado que “la relación entre Catalunya y España no funciona” y ha asegurado que “hay una mayoría de catalanes que quieren que Catalunya sea un Estado independiente”.

Ahora bien, el president ha matizado que la mayoría de catalanes quiere un Estado independiente, pero que lo quiere hacer “de acuerdo con el Estado español”, por eso, ha pedido “hablar sin condiciones”. “Nos tenemos que sentar y hablar de verdad”, ha añadido.

Esta es la primera declaración pública de Puigdemont después de que este martes compareciera en el Parlament para declarar la independencia, para suspenderla acto seguido y así abrir un periodo de diálogo con el gobierno español.

Rajoy responde iniciando la activación del 155, con el apoyo de PSOE y C´s

El presidente Mariano Rajoy cierra la puerta a la propuesta de diálogo que le hacía el president de la Generalitat Carles Puigdemont, el mismo día en que la Moncloa ha abierto la vía para la aplicación del artículo 155, a través de un requerimiento para que Puigdemont explique si declaró o no la independencia. Rajoy ha sido increpado al respecto por varios grupos este miércoles ante el Congreso, pero ha sentenciado que no había “mediación posible entre la ley democrática y la desobediencia”, dejando la pelota en el tejado del ejecutivo catalán.

“Es la respuesta de Puigdemont lo que marcará los próximos días. Deseo que acierte en su respuesta” ha dicho el presidente a su homólogo catalán sobre el requerimiento por el cual se instará al dirigente de la Generalitat a explicar si la declaración de la nueva República era en firme. El jefe del ejecutivo se ha vuelto entonces afeando que la voluntad de diálogo no habría existido antes: ha citado la consulta del 9-N y las elecciones plebiscitarias del 27-S de 2015, a más de afirmar que el resultado del 1-O estaba previsto con anterioridad.

Rajoy ha dado por muerta la vía de la independencia, pero ha deslizado la oferta de reforma constitucional a que se ha comprometido con Pedro Sánchez, a cambio de que apoyara el 155. La portavoz del PSOE Margarita Robles le ha recogido el guante y ha propuesto un “proyecto de diálogo” donde no tiene que haber más mediadores que los propios diputados, “representantes de la soberanía nacional”, ha dicho. Eso se podría materializar en la comisión de modernización del Estado de las Autonomías, donde Robles ha invitado a Puigdemont a canalizar el conflicto.

El líder de Podemos Pablo Iglesias, en cambio, ha vuelto con la oferta de mediación que le hizo a Rajoy hace unas semanas. Ha recordado que el Govern paró una declaración de independencia porque el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, le hizo un llamamiento. “Ayer Puigdemont dejó de escuchar a Mas y escuchó a Tusk. Hágalo usted también”, le ha pedido. Poer ello, el líder de En comú, Xavier Domènech, ha vuelto sobre la consulta pactada. “Dicen que no dialogarán del derecho a decidir y con eso están poniendo límites al diálogo”, ha lamentado.

Desde Ciudadanos, Albert Rivera ha descartado la propuesta de diálogo con Puigdemont y ha afirmado que el conflicto soberanista y un presunto “problema de convivencia” en Catalunya se solucionaba “parando el golpe, yendo a elecciones y reformando la Constitución con un nuevo interlocutor”, ha expuesto. Por ese motivo, ha celebrado que el gobierno “hubiera decidido defender” la cara magna con el 155. Según el dirigente de la formación naranja, la medida tendría que servir para parar “el golpe mayor a la democracia desde el 23-F” de 1981.

Ante ese escenario, el portavoz de ERC Joan Tardà se ha excluido de la reforma constitucional porque no daba cabida a la demanda soberanista. Tardà ha hablado directamente a Rajoy y le ha preguntado si su proyecto era “encarcelar a los independentistas y esperar que los catalanes que no lo son le aplaudan”, ha denunciado. El dirigente republicano ha insistido sobre la voluntad de negociación y mediación, donde ha advertido que ante la “represión”, no retrocedería un paso “El derecho a decidir no se olvidará. Se añadirá la bandera de la amnistía”, ha zanjado.

Desde el Grupo Mixto, Aitor Esteban (PNV) se ha sumado al diálogo pidiendo a Rajoy que sobrepasara el lema de la Guardia Civil. “Viva España, Viva el Rey, Viva el orden y la ley”, ha recitado. Por eso, ha pedido no aplicar el artículo 155, ha denunciado los ataques de Cs al nacionalismo y ha dudado de las ofertas de reforma constitucional como vía para resolver el conflicto. “Aunque todos los vascos y todos los catalanes quisiéramos cambiar la Constitución aquí ustedes nos dirían que no”, ha asegurado afirmando que Puigdemont no había declarado la independencia, a su parecer.

En el PDeCAT, el portavoz Carles Campuzano ha instado a Rajoy a “aprovechar la oportunidad que le dio Puigdemont” con la oferta de diálogo. En consecuencia, Campuzano también se ha sumado a la denuncia de ERC a las palabras del portavoz del Partido Popular Pablo Casado, quien insinuó que el president podría acabar como Lluís Companys: detenido y aprisionado en 1934. Rajoy ha respondido que sólo necesitaba recibir la notificación de este asegurando que no había declarado la independencia. “Es fácil y de obligada respuesta”, ha zanjado.

El requerimiento de Rajoy a Puigdemont pone como ultimátum el lunes

El requerimiento que el ejecutivo español ha enviado al Govern para que responda, como trámite para empezar a aplicar el artículo 155 de la Constitución, pone como límite para dar la respuesta lunes próximo. El ejecutivo español lo ha enviado por correo digital.

En caso de que el president Carles Puigdemont responda que efectivamente hizo la declaración de independencia, el requerimiento pone como límite el día 19, el jueves de la próxima semana, para que revoque la medida.

Estos trámites son los previstos para aplicar el artículo 155 de la Constitución, antes de que el gobierno español lleve el trámite al Senado, donde tendrá que concretar donde quiere intervenir a la Generalitat.

En concreto, después de una larga exposición, el requerimiento exige que el presidente “confirme si alguna autoridad de la Generalitat de Catalunya ha declarado la independencia” o bien si su declaración de este martes ante el Parlament implica la declaración de independencia, y exige que la respuesta “fehaciente” se produzca antes de las 10 horas del próximo lunes.

Le advierte que en caso de que esta sea afirmativa -o bien que no haya respuesta o no sea clara-, se los requerirá de acuerdo con el artículo 155 de la Constitución, a fin de que revoque la declaración de independencia, y ordene a la presidenta del Parlamento y a la Mesa que hagan lo mismo.

“Comunique de forma fehaciente al Gobierno de la Nación, el cumplimiento íntegro de este requerimiento tanto del Govern de la Generalitat como del Parlament de Catalunya antes de las 10:00 horas del próximo 19 de octubre,” añade.

Finalmente, advierte que en caso, que el presidente no atienda esta orden, el Gobierno español en cumplimiento de sus funciones atribuidas por la Constitución, propondrá al Senado la puesta en marcha del artículo 155.

Puigdemont responde con un lacónico “Enterado”

El president, Carles Puigdemont, ha enviado a través de las redes la respuesta a la intervención del jefe del ejecutivo español, Mariano Rajoy, en el Congreso, donde esta tarde ha cerrado la puerta a la mediación y al diálogo en los términos que propone la Generalitat y ha insistido en activar el artículo 155 de la Constitución si no se corrige la declaración hacha el martes en el Parlament. “Entendido”, ha concluido el president después de reprochar: “Pides diálogo y te responden poniendo el 155 encima de la mesa”.

La respuesta de Puigdemont llega después de que su oferta de diálogo “sin condiciones previas” haya sido respondida con la amenaza de liquidar el autogobierno catalán con la aplicación del artículo 155 de la Constitución española.

Previamente, Puigdemont había propuesto un primer encuentro entre dos representantes del Govern y dos del gobierno español a fin de buscar un mediador para el conflicto en aplicación de la suspensión de la independencia para abrir un periodo de diálogo.

Fuentes del Govern catalán afirman que éste responderá al requerimiento de la Moncloa en cuanto lo reciba y dentro de los plazos previstos, que se tendrían que situar entre 48 horas y cinco días. Esta es la primera respuesta del ejecutivo tan pronto como se ha conocido la decisión del presidente español, Mariano Rajoy, de poner en marcha el proceso que activa la vía del artículo 155 de la Constitución.

(Fuente: El Nacional.cat)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *