Los Independentistas corsos quieren celebrar referéndum de autodeterminación en diez años. Se solidarizan con Catalunya

corsica

Los independentistas de Córcega abogan por celebrar un referéndum de autodeterminación dentro de diez años si los habitantes de la región lo desean, dijo en una entrevista concedida a Sputnik el presidente de la Asamblea de Córcega (Legislativo regional), Jean-Guy Talamoni (foto adjunta).

“En los próximos diez años vamos a construir una economía y hacer lo máximo para obtener un nuevo estatus (de autonomía ampliada para Córcega); al término de esos diez años estaremos en una situación diferente, y es en ese momento cuando los corsos tendrán, si lo desean, la opción de ir más allá, incluyendo a través de un referéndum de autodeterminación”, aseguró Talamoni, miembro del movimiento soberanista Corsica Libera (Córcega Libre).

Explicó que el programa de desarrollo económico y político de la región para los próximos diez años forma parte de un acuerdo entre las facciones independentista y autonomista de Córcega. Luego “nosotros en Corsica Libera como independentistas obviamente abogaremos por la independencia”, pero “esa independencia en ningún caso podría ser impuesta a los corsos” y “todo debe hacerse a través de democracia y sufragio”, destacó.

Según Talamoni, Cataluña “a menudo ha inspirado a Córcega, especialmente por su política lingüística y sus instituciones”. “Pero hoy Cataluña está mucho más avanzada que Córcega”, reconoció, tanto política como económicamente, ya que “tiene un estatus que le da poderes que nosotros no tenemos” y “es una región rica y próspera, lo que lamentablemente no es el caso de Córcega”.

Los independentistas corsos, prosiguió, saben que “los electores se pronuncian a favor de la independencia cuando tienen asegurada la estabilidad material”. La independencia “no es una cuestión planteada hoy en Córcega, sino es una cuestión que se planteará (…) después de ese período de diez años”, concluyó.

Córcega es una isla y colectividad territorial francesa situada en el mar Mediterráneo, que desde 1982 tiene un estatus particular y a partir del 1 de enero de 2018, se convertirá en la “colectividad de Córcega”, que sustituirá a los actuales departamentos de Alta Córcega y Córcega del Sur.

El domingo pasado el Gobierno de Cataluña llamó a unos 5,3 millones de catalanes a participar en el referéndum de autodeterminación. Unos 2,2 millones de catalanes participaron en el referéndum suspendido por el Tribunal Constitucional de España, de los cuales un 90% dijo sí a una Cataluña soberana en forma de república, lo que podría derivar en una proclamación unilateral de independencia en los próximos días.

La Asamblea de Córcega se solidariza con Cataluña

El presidente de la Asamblea de Córcega, Jean-Guy Talamoni, manifestó su apoyo al referéndum de autodeterminación en Cataluña, celebrado el domingo 1 de octubre, y criticó la violencia de la policía española contra los votantes, en una entrevista telefónica concedida a Sputnik.

“Creo que (el referéndum catalán) es legítimo simplemente porque las naciones reconocen desde principios del siglo XX, más o menos, que los pueblos tienen derecho a la libre determinación (…) nosotros pensamos efectivamente que los pueblos tienen derecho a decidir su destino, y es lo que los catalanes hicieron en ese referéndum que será determinante para su futuro”, dijo el jefe del Legislativo unicameral de la región francesa.

Talamoni comentó que la Asamblea votó una resolución en apoyo de la consulta popular y que el 1 de octubre él viajó a Barcelona junto con una delegación corsa para “expresar la solidaridad de las instituciones oficiales corsas” con los “amigos” catalanes. Subrayó que la resolución votada no fue en respaldo al sí o al no a la independencia de Cataluña, sino “a la organización del referéndum”.

En cuanto a los resultados del plebiscito, el parlamentario sostuvo que son “totalmente concluyentes”, ya que “un 90% de los catalanes que fueron a las urnas votaron por la independencia”, en un referéndum que “tuvo lugar pese a la oposición de Madrid y sobre todo pese a las maniobras primero desleales y luego violentas”.

Esa violencia policial fue “totalmente injustificada”, señaló, puesto que los catalanes, “desarmados y pacíficos”, querían “simplemente ir a votar y no pedían nada más”, mientras que la policía “se ensañó contra hombres y mujeres”. “Esas imágenes que circularon en las redes sociales (…) no engrandecen a España”, que “pagará por ese comportamiento en términos de imagen”, advirtió Talamoni.

El líder parlamentario corso manifestó también su apoyo a la huelga general, convocada para este martes por la Mesa por la Democracia, plataforma integrada por distintas organizaciones sociales y asociaciones cívicas catalanes, en respuesta a la represión policial, que según el Departamento de Salud autonómico se saldó con al menos 893 heridos.

“Creo que está bien que los catalanes manifiesten, juntos y unidos por esa huelga, su rechazo a la agresión de la que fueron víctimas (…) nosotros en Córcega habríamos hecho más o menos lo mismo si hubiéramos afrontado una agresión de esa naturaleza y fue lo que hicimos cuando tuvimos ese tipo de dificultades en el pasado”, expresó. “Francia debería, con el peso considerable que tiene, intervenir ante la UE para decirle claramente que debe implicarse”, dijo Talamoni.

Según el líder parlamentario regional, los representantes oficiales de Francia –el presidente Emmanuel Macron, el primer ministro Edouard Philippe y su Gobierno– tendrían que “pronunciarse sobre las víctimas de los abusos policiales del domingo” pasado.

Sin embargo, a su juicio Francia apenas podría ser el único mediador en la crisis entre Barcelona y Madrid, papel que corresponde “más bien a la UE en su globalidad”, expresó. “Pienso que es necesario y que (la UE) está para eso”, subrayó. Talamoni también llamó la atención a que los catalanes son ciudadanos de la UE, que los “abandonó” frente a la “violencia desenfrenada” durante el referéndum.

Calificó de “perturbador” y “deshonroso” el silencio de “la mayoría de los responsables de las instituciones europeas y de los Estados europeos” sobre el uso de la fuerza contra ciudadanos desarmados por parte de la policía española. “A la UE no se le pide que dé la razón al Gobierno catalán contra Madrid, se le pide que por lo menos se implique en la resolución de ese conflicto”, enfatizó.

(Fuente: Sputnik – Mundo)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *