El Obispo de Córdoba desempolva en una homilía el discurso reaccionario patriotero de “cruzada nacional” de la Iglesia del 36 (vídeo)

demetrio-fernandez 2

El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, realizó ayer una homilía que nos retrotraía al discurso y la ideología del más casposo y reaccionario nacional-catolicismo de aquellos obispos que en 1936 apoyaron el golpe de Estado fascista y la posterior represión, considerándola, como declaró el obispo de Salamanca, Enrique Pla y Deniel,  “una cruzada por la religión, la patria y la civilización”, y afirmando que Franco era “jefe y salvador de la Patria”.

Durante la Homilía realizada con motivo de la festividad de “los ángeles custodios”, patronos de la policía, a tan sólo 24 horas de la represión extrema generalizada en Catalunya, que ha dejado un saldo final de cerca de novecientos heridos, entre los que con toda seguridad había muchos católicos, para los cuales no ha tenido ni una sola frase de recuerdo y consuelo, tan siquiera fueron mencionados, ni ellos ni el resto de catalanes represaliados, en una clara muestra de lo que este obispo salido de la caverna franquista entiende por “caridad cristiana”, realizó un rancio y extremadamente reaccionario discurso españolista patriotero semejante al de aquella época, con afirmaciones como que “España está en peligro” y llegando a atribuir a “un deterioro de la vida moral” las ansias de libertad del pueblo catalán.

Comenzó su discurso declarando que “el sentimiento patriótico no solo es propio de facción o partidos políticos, sino que el amor a la patria brota del cuarto mandamiento de la ley de Dios (honrarás a tu padre y a tu madre), que nos manda el respeto a los padres e incluye obligaciones con la patria y sus legítimas autoridades”, en referencia obviamente en exclusividad a España y su gobierno, obviando la patria catalana y sus legítimas autoridades.

Continuó afirmando: “Hemos vivido, está en la mente de todos, circunstancias muy dolorosas para todos”, en clara referencia a Cataluña, pero no en el sentido de solidarizarse con su pueblo y las víctimas de la represión, sino que para él lo doloroso era sólo el “pensar y sentir que la patria está en peligro”, y situando las ansias de libertad del pueblo catalán dentro de un contexto de “deterioro de la vida moral y un querer echar a Dios, quitarlo del medio, las consecuencias son éstas y otras que no se ven pero a la larga se sufren y se padecen”.

Demetrio Fernández llega a desear a los policías, en clara referencia a la labor represiva realizada en Catalunya: “que esta festividad sirva para mostraros nuestro apoyo, nuestro cariño, nuestro reconocimiento, a vuestro trabajo en favor del estado de derecho, en favor del orden constitucional, sin el cual esto sería un caos”, continuando insinuando que actúan en nombre de Dios: “vuestro trabajo en favor de la custodia del orden público y de la paz, que siempre es un don de dios, pero que se sirve de colaboradores humanos, para mantener esta paz en la justicia, contad con este apoyo nuestro, como os lo he dicho al principio, del obispo, del Cabildo, de la Iglesia en Córdoba. Estamos muy agradecidos a vuestro servicio. Como patriotas así lo reconocemos”.

Para el final el Obispo reservaba lo mejor.  Termino su discurso, tras pedir encomendarse a Dios, a su madre y, nada más y nada menos que al Apóstol Santiago, aquel conocido por el españolismo como “Santiago matamoros”, volvió a realizar otra insinuación extraída del discurso de “cruzada nacional” del nacional-catolicismo, comparando a los policías represores con los ángeles que cumplían “las órdenes de Dios”: “y pidamos en este día de vuestra fiesta, a los ángeles custodios, que ejecutan con prontitud las órdenes de Dios, pidámosle a Dios, en definitiva, y a su madre santísima, que proteja a España. La patria está en peligro, oremos al Señor”.

Ni que decir tiene que ninguna de las autoridades cordobesas presentes en el acto, no sólo policiales, sino también militares y civiles, mostraron el más mínimo rechazo, ni tan siquiera incomodidad, ni durante el discurso del Obispo ni con posterioridad al mismo.

Os ofrecemos a continuación el vídeo de la desquiciada y ultraderechista homilía completa del Obispo de Córdoba, Demetrio Fernández:

 

La Otra Andalucía

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *