El enviado especial para Libia de la ONU afirma que Saif Al-Islam Gaddafi podría ser candidato en las próximas elecciones

said

El enviado especial de la ONU a Libia, Ghassan Salame, ha dicho que Saif Al-Islam Gaddafi, hijo del difunto Gadadafi, podría presentarse como candidato en las próximas elecciones parlamentarias y presidenciales. Salame dijo al canal France 24 el viernes que los partidarios y leales al antiguo régimen pueden participar en el proceso político, incluido Saif Al-Islam Gaddafi.

“Las elecciones deben estar abiertas a todos”, insistió el enviado. “No quiero que el acuerdo político sea la propiedad privada de un lado u otro. Podría incluir al hijo [de Muammar Gaddafi] y partidarios del antiguo régimen a quien abiertamente acepto en mi oficina”, afirmó.

Cuando se le preguntó si eso incluye a los islamistas, Salame explicó que son una parte importante de la lucha actual y por lo tanto serán parte del proceso político. “Sin embargo”, señaló, “los grupos que abogan por la violencia no están interesados ​​en el proceso democrático “.

Salame, que asumió el cargo en julio, presentó la semana pasada un plan para Libia que incluye varios pasos antes de las elecciones generales, que espera que se celebren el próximo verano. “Debemos crear las condiciones para estas elecciones, y debemos saber cómo elegir a un presidente y qué autoridad le daremos”, explicó. El funcionario de la ONU advirtió contra cualquier iniciativa no anunciada por parte de estados extranjeros, y dijo que cualquier movimiento debe hacerse bajo el paraguas de la ONU.

Los círculos libios recibieron los comentarios de Salame con cierta sorpresa. Según el diputado Abu Qasim Qazit, el enviado debe evaluar la situación y corregir lo que había dicho antes de perder su credibilidad. “Damos la bienvenida a los partidarios del ex régimen y los leales, pero Saif Al-Islam Gaddafi está buscado por crímenes internacionales, y por los tribunales libios también”, dijo a Asharq Al-Awsat.

El fiscal general del Ministerio de Justicia del gobierno provisional libio (el situado en Tobruk y que lidera el General Jalifa Hafta) , Issa Al-Saghir, decretó el pasado mes de mayo la liberación de Saif Al-Islam Gaddafi, hijo del difunto general Gaddafi, en base al “imperio de la ley”.

“Después de revisar los documentos del acusado Saif Al-Islam Muammar Gaddafi, y refiriéndose a la citada ley de amnistía, y al estudio de los casos excluidos de la aplicación de esta ley, se ha demostrado que estos casos no le son de aplicación a él”, declaró.

Saghir pidió la liberación del hijo del ex dictador Gaddafi al batallón de Abu Bakr Al-Siddiq, que actualmente lo custodia en prisión. Al Saghir confirmó que el batallón estaba custodiando a Gaddafi en un lugar seguro para su integridad física, alejado de los grupos que desean verlo muerto como a su padre.

El diputado del Ministerio de Justicia en el gobierno provisional destacó la necesidad de liberar al hijo de Gadafi en virtud de la ley de amnistía de 2015 emitida por el poder legislativo del parlamento.

Una carta a la institución de reforma y rehabilitación de las prisiones de Zintan fue enviada para activar la ley de amnistía y liberar a Gadafi y permitir su libre circulación dentro de Libia y en el extranjero.

Prohíben entrada de ciudadanos de EEUU como respuesta a medidas de Trump

El gobierno provisional libio con sede en Tobruk, que domina el este del país y está apoyado por el general Jalifa Haftar, declaró el miércoles 27 de septiembre en un comunicado que, en represalia por la prohibición de entrada de los ciudadanos libios en EEUU, los ciudadanos de este último país no podrán tampoco entrar en territorio libio.

“Vamos a responder seriamente al decreto del presidente de EEUU, Donald Trump, que prohíbe a los ciudadanos libios entrar en EEUU”, dijo en un comunicado difundido por el gobierno interino de Libia en su sitio web oficial.

El Gobierno Provisional de Libia, aunque criticó fuertemente la decisión de Trump y lamentó que el presidente de EEUU considere a los ciudadanos libios como terroristas, mientras ellos, en realidad, están luchando contra el terrorismo.

“A la luz de las circunstancias, el gobierno libio no tiene otra opción que aplicar su derecho a la reciprocidad”, agregó el gobierno libio.

A principios de marzo, Trump firmó un decreto de migración que prohíbe la entrada en EEUU de nacionales de 6 países de mayoría musulmana. El martes 26 de septiembre, la Casa Blanca anunció en una declaración que el presidente Trump había firmado un nuevo decreto que limitaba los viajes a EEUU de nacionales de ciertos países.

Las nuevas restricciones impuestas a los ciudadanos países en relación a la entrada en EEUU entrarán en vigor el 18 de octubre, reemplazando así a la norma que prohibía la emisión de visados.

Fuentes: Monitor de Oriente / Al Manar)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *