Nasrallah (Hizbullah): A raíz del fracaso de Daesh los enemigos retoman plan de dividir la región y el inicio es el Kurdistán iraquí

nasrala

El secretario general de Hizbullah, Sayyed Hassan Nassrallah, en su discurso la víspera del décimo día del mes islámico de Mouharram, dijo que el referéndum de la región de Kurdistán iraquí no se trata de una consulta ni de la autodeterminación, sino de la división de la región sobre bases étnicas y constituye un hecho que amenaza al Medio Oriente.

De esta manera Nasrallah expresó su rechazo al referéndum separatista del Kurdistán iraquí. Al respecto señaló que lo ocurrido en el norte de Irak en los últimos días -el referéndum kurdo- abre la puerta a la partición total de la región.

“Si la región se desintegra, emergerían países que seguirían luchando entre sí por décadas. Se iniciarán guerras civiles de dimensiones que solo Dios sabe”, advirtió el líder de la Resistencia libanesa.

Recordó que Israel apoya la independencia kurda, por lo que ha vinculado esta iniciativa a un complot estadounidense-israelí para debilitar a la región.

El líder de Hizbulah dejó claro que el problema no es con los kurdos sino con los políticos kurdos que siguen sus proyectos y sus intereses. No obstante, aseguró que los políticos kurdos, al ver el creciente rechazo a su pretensión separatista, volverán a la mesa de diálogo.

Para Nasrallah lo que está pasando en Irak supone una amenaza también para Arabia Saudita,  Estado que tiene mejores condiciones para ser desintegrado y encabeza el proyecto contra la Resistencia.

Por otra parte, Nasrallah se refirió al conflicto sirio, donde miles de combatientes de Hizbulah combaten en apoyo del Ejército sirio contra Daesh. «Daesh está en su fase temrinal. Es una cuestión de tiempo en Irak y Siria», afirmó.

Señaló que los contraataques de los extremistas de los últimos dos días eran previsibles porque el grupo está asediado y es incapaz de recuperar terreno.

Al referirse a los desplazados sirios en El Líbano, dijo que su verdadero interés está en retornar a su país, y señaló que algunas fuerzas políticas libanesas exigen tener prioridad en la reconstrucción de Siria sin estar dispuestos a dialogar con Damasco.

En otro momento de sus declaraciones, Nasrallah subrayó la importancia de preservar la estabilidad política en El Líbano y solucionar las discrepancias a través de los canales democráticos. En tal sentido, advirtió a Riad que no trate de involucrar a El Líbano en trampas de conflictos ni a nivel nacional ni regional.

Nuestro deber legítimo el impedir que Israel alcance sus objetivos en la región

El secretario general de Hezbolá, Sayyed Hassan Nasralá, ha señalado que “el diagnóstico que hemos hecho desde el principio fue que es nuestro deber legítimo y nacional enfrentar el ataque de los takfiris para impedir la consecución de los objetivos de Israel en la región”.

Hablando en la ceremonia de luto de Ashura, dedicada a la conmemoración de la tragedia de Kerbala (en la que el nieto del Profeta Muhammad, el Imam Hussein, fue asesinado por el ejército de Yazid, hijo de Muawiya) Sayyed Hassan Nasralá subrayó: “Desde el principio, nuestra posición fue enfrentar el ataque takfiri llevado a cabo por Al Qaida, el Frente Al Nusra y el Daesh. Grupos takfiris vinieron de las cuatro esquinas del mundo y les ofrecieron todas las facilidades”.

“Al principio, la situación no era clara para algunos, excepto para que los estadounidenses, que, según la admisión de Donald Trump, apoyaron y ofrecieron todo tipo de facilidades a los takfiris”, añadió.

Sayyed Hassan Nasralá se preguntó: “Sin nuestra lucha y resistencia contra este ataque terrorista, ¿cuál hubiera sido el destino de la región? del Líbano? de Iraq? de Siria? de Irán? e incluso de los Estados del Golfo? ¿Quién duda todavía de que EEUU y la entidad sionista están detrás de los grupos terroristas?”

Sayyed Nasralá insistió en que “el deber legítimo y nacional es luchar contra el terrorismo para impedir que Israel obtenga todo lo que quiere en la región”.

En cuanto a Iraq, él indicó que “la fatua del Gran Ayatolá Ali Sistani encaja, precisamente, en esta perspectiva: la de confrontar al grupo terrorista Daesh. Si el pueblo iraquí no hubiera aceptado esta fatua y si no se hubiera comprometido a defender su patria, el Daesh habría ocupado todo Iraq”. “Hoy en día, Iraq está próximo a la victoria y esa liberación total es gracias a la bendición de la victoria de la Justicia”.

En lo que se refiere a la entidad sionista, Sayyed Nasralá subrayó que “si la resistencia no hubiera confrontado al enemigo israelí en aquella situación ¿qué habría sido del Líbano? Nadie duda de que el Líbano habría sido ocupado por colonias israelíes y que una parte del pueblo libanés habría vivido en campos de refugiados, tanto dentro como fuera del país. Las prisiones habrían estado llenas de jóvenes y todo el mundo habría vivido una situación de humillación bajo la ocupación israelí, sin contar con que las riquezas del país habrían sido robadas por la entidad sionista”.

Concluyó diciendo: “Pero una resistencia fue llevada a cabo contra Israel en base a un llamamiento en pro de la lucha por la Justicia, un llamamiento que insiste en el deber de confrontar al enemigo y no esperar la ayuda de nadie en el mundo. Es gracias a este llamamiento que la Resistencia existe y que la victoria fue lograda”.

(Fuentes: Al Mayadeen / Al Manar)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *