El Hizbulah iraquí califica al presidente kurdo-iraquí Barzani de traidor. “Lo trataremos exactamente como a Daesh”

hizbullah irak

El portavoz militar de las brigadas iraquíes de Hizbulah (uno de los grupos que conforman las milicias populares iraquíes), Jaafar al Husseini, describió a Massoud Barzani, jefe de la región del Kurdistán de Irak, como traidor y confirmó que las brigadas trataran con él tal como trataron con Daesh.

Según Al Husseini, Barzani se aprovechó de la presencia de Daesh y él es socio en su proyecto.

Al Husseini señaló que las brigadas se encuentran presentes en toda la geografía de Irak, incluida la región del Kurdistán, e hizo hincapié en que el establecimiento de un estado kurdo no es una exigencia kurda, sino el sueño de la familia de Massoud Barzani.

Al Husseini anunció que se trabaja con el pueblo kurdo para prescindir de la hegemonía de la familia Barzani. Asimismo, señaló que el referéndum en la región del Kurdistán es falso y no hay ningún control internacional que confirme los resultados anunciados.

Al Husseini acusó a Barzani de cometer alta traición y de ejercer una dictadura contra el pueblo kurdo. Agregó que este oprimió a sus oponentes dentro y fuera del parlamento kurdo, y lo acusó de utilizar la fuerza militar para controlar a Kirkuk y otras localidades, y consideró que sus intenciones separatistas estaban latentes.

Al Husseini recordó que Barzani duplicó la extensión territorial controlada por el gobierno regional del Kurdistán de Irak en 2007, ya que había garantía de que Barzani no declararía su estado y que el referéndum carecería de valor y que la resistencia tomaría una serie de medidas.

Señaló que entre los primeros objetivos del eje de la resistencia en Irak figura el de mantener la unidad. Apuntó que entre el eje de la resistencia y el gobierno iraquí existen denominadores comunes que permiten impedir la declaración de un estado en la región del Kurdistán.

También indicó  que Bagdad y los partidos iraquíes cedieron mucho a las autoridades de Erbil. Añadió que Barzani vendía ilegalmente petróleo y todas sus acciones en la región son sospechosas.

Al Husseini consideró que la posición del primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, fue tardía e insuficiente, y que es necesario trabajar con seriedad y con una mayor firmeza.

Por otro lado, acusó a las autoridades de Erbil de ser un instrumento estadounidense en Irak y la región, y señaló que Bagdad no tiene control ni mando sobre los aeropuertos y los cruces fronterizos.

Comentó que los estadounidenses y el enemigo sionista están detrás del proyecto de separación de la región del Kurdistán, y consideró que la verdadera postura estadounidense se vislumbrará cuando Bagdad tome medidas serias para afrontar el peligro separatista.

En cuanto al papel turco, Al Husseini dijo: “no vamos a contar con él, somos nosotros quienes vamos a  impedir el establecimiento de un estado en la región del Kurdistán de Irak. Expresó su deseo de que exista sinceridad en la posición de Turquía en relación al rechazo a la separación de la región del Kurdistán. También subrayó que no permitirá ninguna injerencia externa.

Sobre lo que se comenta en cuanto a una cooperación israelí con Barzani, al Husseini señaló: “Lo que tenemos de evidencia y lo que apareció en los medios es suficientes para demostrar la cooperación de Barzani con Israel. Si la entidad sionista no puede protegerse a sí misma, ¿cómo puede entonces proteger el proyecto de Barzani?”

Al Husseini expresó sus deseos de que las brigadas de Hizbulah en Irak no libren una batalla contra la Peshmerga. Al respecto dijo que ellos son diferentes a las pandillas de Barzani.

Finalmente consideró que la posición del presidente iraquí, Fuad Masoum, debería haber sido más clara. Subrayó que el eje de la resistencia hoy en día es fuerte, unido y funciona en el marco de una estrategia clara.

(Fuente: Al Mayadeen)

barzani

Barzani, el amigo de Israel que se ha embolsado 200 millones de dólares con el saqueo del petróleo iraquí

El libanés Nasser Kandil acaba de publicar un artículo sobre el referéndum en el Kurdistán irakí en Al-Binaa (1) que es muy revelador. “Kurdistán ya es independiente”, comienza asegurando Kandil, de donde se deriva la siguiente pregunta de manera necesaria: ¿A qué viene el referéndum entonces?, ¿qué busca Barzani?

El sistema “federal” irakí es una mentira. Kurdistán no tiene con Irak la misma relación que Catalunya con España. Su relación se parece más a la de España con la Unión Europea, escribe Kandil.

Tiene su parlamento, su ejército, su gobierno, su policía, cobra sus rentas de aduanas y del petróleo, no da un céntimo al gobierno central y el ejército de Bagdad no puede entrar en Kurdistán sin un permiso expreso, a pesar de la guerra contra el Califato Islámico, a la que los kurdos parecen ajenos.

La ficción de un Kurdistán autónomo permite que en Bagdad hablen de un Irak unificado y que todos pasen por alto la verdadera división de Irak “de facto” impuesta y garantizada por Estados Unidos.

¿Qué pretende entonces el gobierno regional de Erbil con el referéndum? Tres objetivos, según Kandil. El primero es anexionarse Kirkuk, que es tanto como apoderarse definitivamente de los pozos petrolíferos irakíes.

El segundo es pasar página sobre los 200.000 millones de dólares saqueados en diez años por la venta de dicho petróleo que Barzani se ha metido en sus bolsillos y que no figuran ni en los presupuestos de Irak ni en los de Kurdistán.

El tercero es entregar un feudo a Estados Unidos e Israel desde el cual poder dibujar las nuevas fronteras de Oriente Medio y garantizar la seguridad de Israel, una vez que las guerras yihadistas han fracasado. Los kurdos son su relevo.

Para Kandil el caso de Erdogan es especial. En Ankara nunca imaginaron que tratando de socavar a Siria serían ellos los que acabarían socavados. Ahorqa la pelota ha vuelto al tejado turco. Lo que están en peligro es la integridad territorial de Turquía.

Erdogan no sabía que el “amigo americano” guardaba un as en la manga, Kurdistán, que arrojaría encima de la mesa si le fallaba el otro, el yihadista, aún a costa de enemistarse con su aliado en la OTAN, Turquía, donde no debieron leer aquel artículo escrito por Joe Biden en 2006 en el New York Times, “Unity Through Autonomy in Irak” (2) que empezaba por el principio, como debe ser: hablando de Bosnia.

Erdogan ni siquiera podía sospechar que sus cómplices en el contrabando de petróleo, Barzani y sus peshmergas, les traicionarían como lo han hecho: con un referéndum convocado delante de sus narices y apoyado por los socios de Washington y Tel Aviv.

En Oriente Medio los amigos no siempre son amigos, y lo mismo ocurre con los enemigos: acaban siendo amigos, incluido Irán, la bestia negra del imperialismo desde la revolución de 1979. Ahora el puente aéreo entre Ankara y Teherán funciona a pleno rendimiento. ¡Quién lo iba a decir hace sólo unos meses!

Es algo parecido a la negación de la negación, de la que hablaba Engels, una rapida retorsión de la historia: el Kurdistán iraki nació gracias a una “zona de exclusión aérea” impuesta a Irak y ahora sus vecinos (Turquía e Irán) se la imponen a Kurdistán.

Todo en medio de un concierto bélico cuyo final nadie puede adivinar. El ejército irakí ha tomado militarmente los aeropuertos de las “zonas litigiosas”, es decir, de las que los kurdos se han apoderado a las bravas. Las fronteras se han cerrado. Erdogan amenaza con “la opción militar”. Teherán realiza maniobras militares en la frontera…

(1) http://www.al-binaa.com/archives/article/174782

(2) http://www.nytimes.com/2006/05/01/opinion/01biden.html

(Fuente: Diario Octubre)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *