El ELN de Colombia ratifica su voluntad de cese el fuego bilateral, dentro del contexto de los diálogos de paz

ELN

El Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia ha ratificó este sábado su compromiso contraído en la mesa de diálogo en Quito de implementar un cese el fuego bilateral a partir del 1 de octubre. “No duden del cese bilateral”, remarca un comunicado entregado a la prensa en esta capital a nombre de la delegación del ELN que pactó con el gobierno colombiano el cese el fuego bilateral el pasado 4 de septiembre.

Precisa la declaración que se trata de 101 días de cese temporal y nacional que deben finalizar el 9 de enero de 2018 y no el 12 de enero, como han expresado algunos voceros gubernamentales. Por esa razón en esta semana se culminarán algunos aspectos logísticos para la entrada en vigencia de la medida, que será verificada por la Iglesia Católica y 50 integrantes de la ONU que se desplegarán por los municipios en donde opera esa guerrilla.

Añade la nota que desde que se tomó la decisión en la capital ecuatoriana, el pasado 4 de septiembre, ha venido trabajando con la delegación del gobierno colombiano en la redacción de los reglamentos de funcionamiento del Mecanismo de Veeduría y Verificación. Asimismo los Protocolos sobre Reglas y Compromisos, Comunicaciones para prevenir incidentes, Seguridad e Información pública.

En un comunicado se indica que desde el 4 de septiembre ha venido trabajando con la delegación del gobierno colombiano en la redacción de los reglamentos de funcionamiento del mecanismo de veeduría y verificación, así como de los protocolos sobre reglas y compromisos, comunicaciones para prevenir incidentes, seguridad e información pública.

Con estas actuaciones, subraya el grupo guerrillero, ambas delegaciones buscan rebajar la intensidad del conflicto con el fin de que la población sea la principal beneficiada de un clima de paz. El objetivo, recalca la guerrilla colombiana, es que el inicio del cese el fuego pueda darse “contando con reglas claras”. Se trata, explica, de rebajar la intensidad del conflicto con el fin de que la población sea la principal beneficiada de un clima de paz.

El comunicado del ELN señala que en este inicio, no hay separación de fuerzas y cada parte mantiene su plena movilidad; contando con la veeduría y verificación de la ONU, la Conferencia Episcopal de Colombia y las organizaciones sociales”.

Como expresión de la voluntad de paz, subraya que los propósitos de la mesa de diálogo son “suscribir un Acuerdo Final para terminar el conflicto armado y acordar transformaciones en la búsqueda de una Colombia en paz y equidad”. El ELN sostiene también que con la tregua se busca que despegue la participación masiva de la sociedad, como sujeto protagónico de los cambios.

Destaca finalmente que uno de los fines de la agenda de conversaciones es erradicar la persecución política y ayudar a frenar la expansión del paramilitarismo, incluidos sus intentos por copar territorios que estaban en manos de las FARC.

El ELN declara que los propósitos de esta mesa de diálogos son “suscribir un Acuerdo Final para terminar el conflicto armado y acordar transformaciones en búsqueda de una Colombia en paz y equidad”, según consta en el Acuerdo de Caracas del 30 de marzo de 2016; por esto durante esta tregua buscamos que despegue la participación masiva de la sociedad, como sujeto protagónico de los cambios.

(Fuentes: Prensa Latina / TeleSur / AVN)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *