Miles de personas vuelven a marchar en Francia contra reforma laboral, calificada como retroceso social y de civilización

1Franceses-reforma-laboral

Por segunda vez, miles de franceses marcharon el jueves en numerosas ciudades del Estado para manifestar su rechazo a la reforma laboral impulsada por el gobierno, en la segunda gran jornada de un ciclo de huelgas y movilizaciones que continuará en los próximos días.

La protesta de este jueves incluyó más de 200 acciones en todo el territorio nacional, con la participación de trabajadores, jubilados y estudiantes, pero también de grupos específicos como el sindicato de la cultura y el de las Compañías Republicanas de Seguridad. En este cuerpo que forma parte de la policía nacional, más de dos mil efectivos se ausentaron a sus puestos y presentaron justificación por enfermedad, lo que equivale al 40 por ciento de los que debían trabajar hoy.

En declaraciones a Prensa Latina, el líder de la Confederación General del Trabajo (CGT) en la región parisina, Pascal Joly, aseveró que ‘estamos confrontando a un presidente de la República (Emmanuel Macron) que tiene ambiciones de impulsar un retroceso en materia de derechos laborales como nunca antes se había intentado’.

De acuerdo con el jefe sindical, “no es solo un retroceso de social, sino un gran retroceso de civilización”, por lo cual muchos ciudadanos se están involucrando en el combate. Joly explicó que el principal problema de la reforma es poner la ley laboral en un segundo plano y darle la prioridad a los acuerdos de empresa. “Ello dejaría a los trabajadores muy vulnerables frente a los patrones porque sería una lucha individual en cada empresa. Por eso necesitamos la ley como lo principal, con garantías colectivas que permitan a los empleados defenderse frente al patronado”, aseveró.

Frente a la normativa promovida por el gobierno, agregó, la CGT tiene propuestas alternativas para otro Código de Trabajo ‘que sea favorable a los asalariados, porque el Código no debe servir a los capitalistas, sino proteger a los empleados ante las arbitrariedades que reinan cada vez más en las empresas’.

A las acciones de hoy se sumaron numerosas figuras como el secretario general de la CGT, Philippe Martínez; el líder del movimiento izquierdista Francia Insumisa, Jean-Luc Melenchon; el jefe del Partido Comunista, Pierre Laurent, y el ex candidato presidencial socialista, Benoit Hamon.

La primera manifestación contra la reforma tuvo lugar el 12 de septiembre con la participación de cerca de 500 mil personas, mientras para la semana próxima está previsto un paro de los transportistas y para los primeros días de octubre una huelga de sindicatos del sector público.

1Philippe-Martinez

Reforma laboral es un retroceso inédito en Francia, denuncia el líder de la CGT

De acuerdo con los detractores, el nuevo Código del Trabajo implicará un retroceso notable en materia de derecho laboral, y dejará a los asalariados más vulnerables frente a los dueños y directivos de empresas. En consecuencia, el llamado a las personas a manifestarse busca evitar la aprobación de la normativa, algo que el Ejecutivo pretende hacer por decreto.

El 12 de septiembre tuvo lugar la primera huelga con unas 200 acciones en todo el país, así como la asistencia de cerca de 500 mil ciudadanos. Para los próximos días están además convocados una protesta del movimiento izquierdista Francia Insumisa, un paro general de los sindicatos de transportistas, y una huelga de los trabajadores del sector público.

La reforma laboral impulsada por el gobierno de Emmanuel Macron es un retroceso sin precedentes en materia de derechos sociales en Francia, denunció hoy el líder de la Confederación General del Trabajo (CGT), Philippe Martinez (foto superior adjunta).

En entrevista con Prensa Latina, el jefe sindicalista sostuvo que el nuevo Código es “un ataque directo a los derechos de los asalariados, y por eso estamos saliendo a la calle a protestar”. Philippe, uno de los principales impulsores de la movilización en la nación gala, explicó que “tenemos un presidente (Emmanuel Macron) que fue ministro en el gobierno anterior y desde entonces comenzó a intentar romper el sistema de protección al trabajador”. En aquella ocasión, agregó, “nos movilizamos y no le permitimos ir tan lejos, pero ahora quiere terminar el trabajo”.

El secretario general de la CGT sostuvo que la reforma busca flexibilizar el mercado laboral y ello implica un cuestionamiento a todos los derechos. “Con este Código, el asalariado ya no podrá defenderse, el patrón podrá despedirlo por un motivo abusivo y ya no tendrá posibilidades de recurrir a la justicia. Es además el fin de los contratos de duración indeterminada, que son vitales para dar garantías y estabilidad. En resumen, se nos viene encima una generalización del trabajo precario”, explicó.

Philippe subrayó que en la primera manifestación se logró una amplia participación ciudadana pues más de 500 mil personas se movilizaron en todo el país. “Ese día vimos en las calles a los trabajadores, los jubilados, los estudiantes, una unión intergeneracional que es vital en este combate”, enfatizó.

El líder sindical aseveró que tras la protesta de este jueves, habrá nuevas huelgas para seguir ampliando la movilización en contra del Código, y manifestó su confianza en lograr el objetivo. “Tenemos toda la confianza, porque como decimos en Francia: la única lucha perdida es la que no se emprende”, afirmó.

(Fuente: Prensa Latina)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *